La principal excusa de quienes no hacen ejercicio regular suele ser la falta de tiempo. Es cierto que cuando comenzamos nuestra rutina diaria entramos en una vorágine que nos lleva de aquí a allá hasta que sin darnos cuenta llega la noche. Así dejamos pasar los días y luego nuestro cuerpo empieza a sufrir. No nos encontramos igual.

Seguramente has escuchado por ahí que se recomienda hacer por lo menos 30 minutos de actividad física cada día para mejorar la salud. Nada más cierto que eso. Si no dispones del tiempo necesario para practicar ejercicio, prueba a hacerlo temprano a la mañana. Comenzarás tu día de otra manera, te lo aseguramos.

Sabemos que no resulta sencillo levantarse de la cama y ponerse la ropa para hacer ejercicio, en esas horas en las que la ciudad y el mundo aún están parados, pero no te arrepentirás cuando comiences a notar los beneficios en tu cuerpo, y en tu estado anímico. Una vez que te acostumbres a esta rutina de ejercicio matutino, a caminar o trotar, conseguirás una notable mejoría.

¿Aún no hay nada que te anime? Sigue leyendo para que descubras 5 beneficios de salir al aire libre y hacer ejercicio cada mañana. Querrás levantarte temprano y poner tu cuerpo en movimiento.

1- Recibirás una dosis de energía

Recibirás una dosis de energía / Foto: Jacob Postuma

Recibirás una dosis de energía / Foto: Jacob Postuma

El ejercicio tiene el poder de recargar nuestras baterías. Cuando salimos a primera hora de la mañana a disfrutar del aire libre entraremos en contacto con la naturaleza —si estás en una ciudad trata de realizar tu ejercicio en algún parque— y sentiremos una fuerza vigorizante en el interior.

No hay nada más estimulante que comenzar el día respirando aire fresco y presenciando los espectáculos que regala el amanecer. Intenta levantarte de la cama temprano para que experimentes la sensación de libertad cuando se hacen ejercicios al comenzar el día.

2- Estarás más despierto durante el resto del día




Uno de los sonidos que más aborrecemos es el despertador recordándonos cada mañana que tenemos que abandonar nuestra cama caliente cuando seguimos adormecidos. Esto hace que nos llenemos de mala energía desde temprano, lo que se traduce en una mala actitud por el resto del día.

En cambio, con el ejercicio podemos revertir esos sentimientos y disminuir sus efectos. Nuestro cuerpo se despertará correctamente y estaremos en alerta y enfocados ante cualquier situación.

3- Superarás el estrés laboral

Foto: Emma Simpson

Foto: Emma Simpson

El estrés laboral se ha convertido en uno de los males de la sociedad actual, porque tantas responsabilidades nos saturan la mente. Salir al aire libre y hacer ejercicio cada mañana ayuda a reducir los efectos del estrés antes de llegar a tu puesto de trabajo.

Gracias al ejercicio matutino, el cuerpo liberará endorfinas que aumentan la sensación de bienestar general; reducen el dolor y mejoran el estado de ánimo. Además de olvidarnos del estrés, encontraremos una vía efectiva de superar la depresión y la ansiedad.

4- Ganarás mucha tranquilidad

En las mañanas, antes de que la gente comience sus quehaceres, la ciudad aún se encuentra en silencio. ¿No te agrada la idea de que otros sigan durmiendo mientras tú estás ya sudando haciendo ejercicio? Piensa que salir a ejercitarnos nos regala una oportunidad única para sentirnos tranquilos sin el bullicio que nos impide conectarnos con la paz interior.

Esa tranquilidad aumentará si decidimos hacer el recorrido por un sendero montañoso donde podamos escuchar el canto de las aves, oler la frescura de las flores y sentir la brisa. Si no tienes esa oportunidad, seguro que tu ciudad cuenta con algún parque cercano.

 

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook