Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.




Un autobús escolar se ha convertido en la pequeña casa en la que un par de amigos planea una aventura a favor del planeta. La travesía, que durará dos años, comenzará en Alaska y tiene como destino Argentina, atravesando el continente americano de norte a sur.

¿Por qué alguien querría pasar tanto tiempo sobre ruedas en un autobús? Esta iniciativa persigue conseguir disminuir el impacto negativo del hombre sobre el medio ambiente.

Un “skoolie” ecoamigable

Existe la tendencia de transformar autobuses escolares en casas móviles destinadas a la recreación y la aventura. Dichas construcciones se conocen como “skoolies”. Este Bluebird 2001, en particular, se caracteriza porque ha sido elaborado con materiales reciclados amigables con el planeta.

Un “skoolie” ecoamigable / Foto: Sustainabus

Un “skoolie” ecoamigable / Foto: Sustainabus

El proyecto se denomina ‘Sustainabus‘. Sus creadores han estado diseñando una pieza minimalista impulsada por biodiesel, en la que se pueden encontrar paneles solares, paletas de madera, un inodoro de compostaje y otros materiales reciclables destinados a cubrir las necesidades básicas.

Erik y Michael se unieron con la finalidad de crear conciencia a través de viajes sostenibles. Enseñarán y aconsejarán sobre qué hacer para reducir nuestro impacto al medioambiente, todo ello mientras viajan. Su viaje durará dos años y durante este tiempo tendrán solo la compañía de sus mascotas

Ambos aseguran que con esta pequeña casa sobre ruedas tendrán la libertad de viajar a los lugares que deseen y de parar cuando lo consideren necesario. El espacio les ofrece la oportunidad de suplir sus necesidades primarias, pues podrán cocinar, dormir y usar el baño sin tener que bajarse del vehículo. Serán una ‘familia feliz’ que va de viaje con sus dos perros.

En apoyo al planeta




El ‘Sustainabus’ demostrará que es posible vivir en armonía con el ambiente mientras se disfruta de unas vacaciones. A través de las redes sociales del proyecto, los seguidores podrán ver de primera mano todo el progreso de la aventura junto con textos, fotografías y videos sobre las técnicas para llevar una vida de manera más sostenible.

Erik y Michael saben soñar en grande y se muestran optimistas. Quieren inspirar a otras personas, para que —como ellos— traten con amor al planeta desarrollando viajes responsables y aplicando en sus rutinas diarias conductas sostenibles.

Erik y Michael saben soñar en grande y se muestran optimistas / Foto: Sustainabus

Erik y Michael saben soñar en grande y se muestran optimistas / Foto: Sustainabus

Asimismo, tratarán de dar voz, describir y mostrar aquellas acciones que impactan negativamente en la naturaleza. Según los propios aventureros, el ‘Sustainabus’ enseñará a llevar una vida sin tanto derroche material, más minimalista, usando solo lo que de verdad se necesita para disfrutar del a vida.

El par de aventureros se adentrará en la naturaleza y disfrutarán de los beneficios de la vida al aire libre. Al mismo tiempo esperan inspirar a que más personas den un cambio positivo: comenzar a vivir con menos pertenencias y asumir nuevas aventuras.

¿Por qué desde Alaska hasta Argentina?

La ruta Alaska-Argentina fue establecida por Erik y Michael pensando en los lugares por donde pasarán y la duración coherente de su viaje.

Partiendo desde el norte de América, irán pasando por latitudes diferentes del centro hasta llegar al extremo sur de Suramérica en Argentina. Serán meses de aventuras inigualables, en contacto con culturas totalmente distintas.

Tendrán la oportunidad de conocer costumbres, modos de vida, sistemas políticos diversos, paisajes y un sinfín de maravillas naturales. Ellos no se preocupan por todo el tiempo que pasarán en carretera y por lo desconocido. Por el contrario, están seguros que en su “skoolie” vivirán cómodamente con todo lo que necesiten.

 

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook

No Hay Más Artículos