Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

1. Introducción

2. Puesta a punto

– Cuándo ir

– Cómo llegar

– Qué ver

– Dónde dormir

3. Indispensables

4. Valle de Tena de un vistazo

– Sallent de Gállego

– Panticosa

– Formigal

– Biescas

– Tramacastilla

5. Rutas y paseos para viajeros

– Balneario de Panticosa (vuelta al Balneario, Mirador de la Reina)

– Ibón de Piedrafita

– Barranco de Aguas Limpias

– Camino de Panticosa al Pueyo de Tena

– Ibón de los Asnos, Sabocos y Rincón del Verde

– Ibones de Anayet

– Ibones de Bachimaña y Azules

– Ibón de Respomuso

6. Ascensiones y rutas

– Pico Balaitús (3144 m), por la Brecha de Latour, por la Gran Diagonal

– Pico de la Gran Facha (3005 m), desde Respomuso

– Pico de Garmo Negro (3051 m)

– Picos del Infierno (3082)

– Anayet (2545 m)

– Peña Telera (2764 m)

– Pico de Tendereña (2853 m)

– GR 11 Transpirenaica

7. Otras actividades en el Valle de Tena

– Senderismo

– Barranquismo

– BTT

– Esquí alpino, de fondo, esquí de montaña

– Piragua, parapente y espeleología

8. Información de interés

 

1. Introducción

Situado en la comarca aragonesa del Alto Gállego, el Valle de Tena es un valle situado en los Pirineos que está recorrido de norte a sur por el río Gállego, y es el más extenso y poblado del Pirineo Aragonés. Su extensión alcanza unos 400 kilómetros cuadrados de superficie y su altitud varía entre los 600 metros y poco más de 3000 metros. Además, cuenta con dos grandes embalses: el de Lanuza y el de Búbal.

La belleza inigualable del Valle de Tena reside en el contraste y variedad de paisajes, con sus bosques, sus lagos, sus impresionantes picos, y una arquitectura típica pirenaica que se mimetiza completamente con el ambiente, y que harán de la visita una experiencia inolvidable. Visitar el Valle de Tena permite también realizar muchas actividades y deportes, como el senderismo, hacer rutas de mountain bike, realizar ascensiones a los picos más altos, esquiar… dejando tiempo también para el relax y la contemplación de la rica y variada flora y fauna del lugar.

Entre la oferta cultural que se puede disfrutar en el Valle de Tena destacan los conciertos y espectáculos musicales, como el Festival Internacional de Las Culturas, y museos con exposiciones permanentes. Además, existe a partir de Biescas una ruta donde poder apreciar la belleza de un conjunto de 14 iglesias de estilo mozárabe y románico de los siglos X y XI. ¡Ven y atrévete a conocer el Valle de Tena!

2. Puesta a punto

– Cuándo ir

Para visitar el Valle de Tena primero deberás trazar un plan de actividades que te gustaría realizar, puesto que actividades como el esquí solo están disponibles en la época de invierno y de nevadas. Sin embargo, para el resto de actividades cualquier época del año es buena para visitarlo, aunque bien es cierto que en verano, debido a la suavidad de las temperaturas, puede ser la más apropiada.

– Cómo llegar

El Valle de Tena se sitúa en el centro del Pirineo Aragonés, lo que facilita la llegada al mismo por varias rutas. Se puede acceder bien por España, o si se prefiere también por Francia, pues se encuentra ubicado en la frontera francesa a través de Portalet d’Aneu.

Una de las posibles rutas para llegar en coche es partiendo de Huesca. El camino más rápido y lineal tiene una duración de una hora, aproximadamente. Tendrías que coger la carretera A-23 desde la N-330, hasta tomar la desviación, a unos 50 kilómetros, N-260. Sigue por la N-260 hacia la carretera Huesca-Francia/A-136. Finalmente, pasa el pueblo de Biescas y llegarás a tu destino.

Igualmente, hay un sinfín de conexiones y también existen servicios de autobús y tren para llegar al Valle de Tena. Una vez que decidas qué medio de transporte usar, puedes consultar las distintas rutas y horarios en la página oficial del Valle de Tena.

– Qué ver

Diversas son las actividades que puedes realizar en el Valle de Tena y lugares que ver. Algunas de las propuestas son:

Hacer senderismo por los diversos caminos del Valle de Tena.

Realizar turismo de aventura en el parque multiaventura “Biescas Aventuras”, donde podrás realizar varios circuitos con tirolina.

Practicar actividades náuticas en el embarcadero de Lanuza.

Subir en el tren turístico que recorre Tramacastilla.

Deleitarse con la flora y fauna del Parque Faunístico Lacuniacha.

Relajarse en el Balneario de Panticosa o en los circuitos de agua del Spa Aguas Limpias o en La Paul en Panticosa.

Conocer y caminar por los pueblos y contemplar sus casas, fachadas y monumentos arquitectónicos.

– Dónde dormir

El alojamiento en el Valle de Tena o en sus inmediaciones es una de las opciones más acertadas a la hora de planificar las vacaciones. Existe una gran variedad de ellos, al gusto de cada uno. Hoteles, hostales, albergues, apartamentos, aparthoteles y campings, todos equipados con todas las comodidades posibles para ofrecer al visitante una estancia agradable. Además, reservar en estos establecimientos te reportará descuentos aplicables en las distintas actividades que realices en tus vacaciones.

Por ejemplo, si decides alojarte en el Camping del Valle de Tena, debes saber que cuenta con 30 000 metros cuadrados de superficie, unas 200 parcelas muy amplias y un total de 27 bungalows de estilo pirenaico. Cuenta con instalaciones de agua caliente, electricidad, y toma de vertido de aguas sucias. Además, también disponen de instalaciones deportivas y zonas de recreo y restauración.

Otros alojamientos como hoteles, apartamentos y casas rurales se encuentran situados en: Biescas, Gavín, El Pueyo de Jaca, Escarrilla, Sandiniés, Senegüé, Tramacastilla de Tena, Panticosa, Lanuza, Formigal, y en la carretera Biescas-Formigal. Todos ellos con cómodas instalaciones con todos los servicios y en un entorno natural y relajado.

3. Indispensables del lugar para el viajero

Existen numeras actividades y rutas para realizar en el Valle de Tena, sin embargo, los indispensables que debes realizar y visitar son:

Observar el arco de Piedrafita, un arco natural de Partacua.

Un paseo entre osos, linces, bisontes y ciervos en el Parque Faunístico de Lacuniacha, en Piedrafita de Jaca.

Visitar la antigua Estación de Tren Internacional de Canfrac, construida en estilo palacial francés, está cerca de la frontera francesa y el objetivo era unir ambos países. Fue inaugurada por Alfonso XIII en 1928.

Visitar el Monasterio de San Juan de la Peña. De estilo románico es el monumento más destacado del Aragón de la Edad Media. Está situado bajo una roca y en él fueron sepultados un gran número de reyes aragoneses.

Ruta de las Iglesias de Serrablo, un conjunto de 14 iglesias de estilo mozárabe y medieval que se sitúan en paralelo al río Alto Gállego.

Visitar Jaca y su casco histórico que cuenta con la primera catedral románica de España datada en el siglo XI, junto a la ciutadella.

En definitiva, reserva varios días porque la riqueza paisajística y cultural del Valle de Tena ofrece un sinfín de opciones para llevar a cabo y convertir tus vacaciones en una experiencia que jamás olvidarás.

4. Valle de Tena de un vistazo

– Sallent de Gállego

​Situado a 1305 metros de altitud Sallent de Gállego es un pueblo típico del Pirineo Aragonés. Se encuentra bajo las faldas de la Peña Foratata y a la cola del embalse de Lanuza. Antiguamente, y junto a Lanuza, formaba parte de los tres territorios históricos en los que se fraccionaba el valle administrativamente.

Entre sus monumentos más destacados se encuentra una iglesia del siglo XVI de estilo barroco y con un retablo renacentista en su interior, un puente medieval, y escudos, puertas y ventanas en la denominada plaza del Triple Arco Mentidero de distintas épocas artísticas. También en este pueblo del Valle de Tena se encuentra el Spa Aguas Limpias, un balneario urbano, y distintas instalaciones deportivas como piscinas, pistas de tenis, rocódromos…

Y para los amantes de la música, reseñar que durante la segunda quincena del mes de julio se celebra el Festival Internacional de las Culturas; se trata de una de las muestras musicales más importantes bajo el nombre de músicas del mundo.

– Panticosa

Panticosa es considerada como una Villa ya que comprende los municipios de El Pueyo de Jaca, Panticosa y El Balneario de Panticosa. Está situada a unos 1184 metros de altura, rodeada de picos de más de 3000 metros de altitud, y en la confluencia de los ríos Bolática y Caldarés.

Entre los monumentos arquitectónicos presentes en Panticosa destacan: la Iglesia de El Salvador del Siglo XIX y la gran exposición que posee de escudos, la Iglesia de la Asunción y su retablo mayor del siglo XVI, la fuente Lucas, el puente medieval del siglo XVI y la casa Solariegas.

En cuanto a las festividades más destacadas se encuentra la Feria Medieval que se celebra durante dos días el primer fin de semana de julio, y durante cuatro días en agosto la Festividad de María, que arranca el día 15 del mes.

– Formigal

​Formigal está situada a 1550 metros de altitud, a escasos kilómetros de la frontera francesa del Portalet y en las faldas de la estación de esquí de Formigal, catalogada como uno de los centros internacionales más importantes para la práctica de este deporte.

Entre los monumentos más destacados de Formigal se encuentran: una iglesia prerrománica que data del siglo XI y que pertenece al grupo de las iglesias del Serrablo, en la que su belleza radica en la posesión de varios elementos artísticos como: una pila bautismal procedente de Ruesta del siglo XII; una pila de agua bendita procede de Cillas del siglo XVII; una pintura del siglo XIV procedente de la Ermita de Basarán del siglo XIV y de estilo de transición entre el románico y el gótico; y un crismón de estilo románico que fue incorporado al tímpano. También, una iglesia románica del siglo XII.

– Biescas

​Considerada también una villa, Biescas se sitúa a 875 metros de altura sobre un valle glaciar antiguo y que se extiende a ambos lados del río Gállego. Su extensión comprende el pueblo de Gavín, el de Sobremonte, la tierra de Biescas, y los agregados de Espierre, Barbenuta, Javierre del Obispo y Pedrafita de Jaca, integrado este en el propio Valle de Tena.

Entre sus monumentos más destacados se encuentran el Santuario y fuerte de Santa Elena, que data del siglo XVIII; la iglesia de San Pedro, y la Torraza de Acín, del siglo XVI; Y la iglesia de San Salvador, también del siglo XVI.

Su posición geográfica se ve reflejada en sus calles, pues fue ruta comercial y real. Sus calzadas son de estilo romano y cuenta con un único puente que antiguamente hacía posible el paso del Valle de Tena al Valle de Ara.

– Tramacastilla de Tena

​Tramascastilla de Tena está situada a 1224 metros de altitud y se encuentra al abrigo de montículos de robledales, prados y pinares, y del pantano de Búbal.

Las casas de madera y piedra y las calles de este pintoresco pueblo pirenaico están adornadas con muros de flores, balcones y ventanas de estilo románico. Su atracción turística más relevante es la excursión en tren turístico y entre sus monumentos destaca la iglesia de San Martín, del siglo XVI.

Como curiosidad, en la celebración de sus fiestas, en la primera semana de octubre, se conserva la tradición de “La Ronda”, un recorrido por todas las casas del pueblo donde los mozos del típico “paloteao” danzan al son de la música tradicional.

5. Rutas y paseos para viajeros

– Balneario de Panticosa (vuelta al balneario, Mirador de la Reina)

Esta ruta senderista la podrás hacer sin problemas, pues la dificultad del camino es baja. Su duración aproximada es de una hora, y las vistas durante el camino son impresionantes. El sendero parte del aparcamiento del balneario, tendrás que subir unas escaleras hasta llegar a la fuente de San Agustín. Deberás seguir subiendo escaleras hasta llegar al templo de San Agustín. Cruza el puente y aprecia las distintas fuentes, una de las más emblemáticas se sitúa al lado de la conocida casa del Reloj.

A unos 300 metros deberás tomar una desviación hacia la derecha, dirección a la fuente de la Belleza, con unas vistas impresionantes. Deberás regresar al camino principal y continuar pasando por los muros de contención y, tras pasarlos, el camino se desvía a la derecha. Este prosigue por un sendero por el cual pasan unos tubos de transporte de agua. A escasos metros, deberás continuar por la izquierda para llegar al mirador del Pino.

A este mirador se le conoce como “La ventana”, por sus vistas increíbles al río Caldarés y al Balneario. Regresa al camino principal hasta llegar al puente que cruza el río. A la derecha del Caldarés llegarás al Mirador de la Reina. Desde su impresionante balcón deberás continuar el camino siguiendo las marcas blancas y rojas, hasta llegar al refugio llamado Casa de Piedra, donde se da por terminada esta ruta.

– Ibón de Piedrafita

​Esta ruta, de dificultad baja, tiene una duración aproximada de unas dos horas. En el suroeste del Valle de Tena se accede al sendero desde la población de Piedrafita de Jaca, en el pequeño puente a la entrada del pueblo. Coge rumbo hacia la pista forestal de la derecha hasta encontrar unas granjas de ganado a un kilómetro y medio, continúa el camino hasta llegar a una pequeña pista al lado del río donde podrás dejar el coche.

El Ibón de Piedrafita está ubicado en los pies de Peña Telera, uno de los picos más altos de la sierra de La Partacua con 2762 metros de altura.

Si vas a realizar la ruta en invierno, es indispensable que vayas equipado con raquetas para la nieve. Cuando ya lleves unos 45 minutos caminando por el sendero, llegarás a un torrente llamado Barranco del Boj, y deberás tomar la senda que sube en paralelo al barranco, dejando a la derecha el Refugio de Las Planas. A unos 800 metros, llegarás al Ibón de Piedrafita.

– Barranco de Aguas Limpias

Aunque no es uno de los más visitados, el Barranco de Aguas Limpias es uno de los más clásicos y emblemáticos del Valle de Tena. Está enclavado dentro de las rutas de descenso y barranquismo, así que deberás ir con neopreno y escarpines, y llevar dos cuerdas de unos 20 metros y lo necesario para instalarlas. Para llegar a la Garganta del río Aguas Limpias deberás dejar el coche en el parking del embalse de La Sarra.

En primer lugar, deberás coger el sendero de la GR 11 dirección Ref. de Respomuso, tras una hora caminando aproximadamente llegarás al “paso del Onso”, donde hay una barandilla que deberás atravesar hasta “llano Cheto”, el punto de partida del descenso. En total el recorrido es de unas tres o cuatro horas. Finalmente, desde el “llano de Tornadizas” se abandona el río y deberás tomar la GR 11, en unos 20 minutos llegarás al coche.

– Camino de Panticosa al Pueyo de Tena

Esta ruta también es de una dificultad baja ya que cuenta con un desnivel de entre 30 y 110 metros de altura. La duración de la misma es de aproximadamente una hora y el punto de partida es el aparcamiento de la estación de esquí.

Deberás tomar el itinerario marcado como PR-HU 106, pasando los puentes de los ríos Bolatica y Caldarés. Antes de llegar al puente de Las Palizas, el camino se bifurca hacia la izquierda, lo identificarás porque discurre entre hayas, bojes y abedules. Continúa el camino y cruza el barranco Yandel, hasta llegar al río Caldarés, que deberás cruzar por el puente. Finalmente, llegarás al Pueyo de Jaca, donde acaba la ruta.

– Ibón de los Asnos, Sabocos y Rincón del Verde

Los Ibones de Asnos y Sabocos están situados en las inmediaciones de la estación de esquí de Panticosa. El acceso es fácil tomando el telecabina de Panticosa, convirtiéndose así en un lugar muy visitado por familias con niños y turistas. Se puede llegar a pie desde Panticosa o desde Hoz de Jaca usando las pistas para bicicletas que suben hasta la estación de esquí, o bien usando el servicio de telecabina, aunque este solo está disponible durante los meses de julio y agosto.

Una vez hayas llegado al Ibón de Sabocos podrás coger una vereda al oeste que sube a los altos del Ibón y desde donde las vistas son alucinantes. Esta senda se conoce como Rincón del Verde. Posteriormente, toma la bajada en este caso junto al Ibón de los asnos (está señalizado correctamente), que te llevará directamente al parking y donde finaliza la ruta.

– Ibones de Anayet

​Cerca de la frontera francesa y la estación de esquí de Formigal comienza esta bonita excursión. Es recomendable realizarla en verano, de lo contrario deberás ir con equipo para la nieve. Para comenzar, puedes aparcar el coche en una pequeña explanada al borde de la carretera hacia Portalet.

La ruta está marcada por el GR 11 y parte de la estación de esquí, donde continuarás caminando por la derecha. Junto al camino discurre el torrente de agua del Barranco de Culibillas, y deberás seguir en paralelo a este. No tiene pérdida, te llevará directamente a los ibones. El Pico de Anayet es el más alto de la ruta con 2545 metros de altitud, también podrás observar desde ahí el Midi D’Osseau de 2884 metros y que ya pertenece a tierras francesas. para descender, deberás tomar la misma ruta de vuelta.

– Ibones de Bachimaña y Azules.

Al término de la pradera situada en el Balneario de Panticosa se sitúa el refugio Casa de Piedra, desde allí podrás tomar la ruta GR 11 de la Senda Pirenaica. La vereda asciende por la rocosa dejando a la derecha el río Caldarés y varias cascadas de agua.

Puedes hacer un alto en el camino al llegar al Mirador de la Reina, pero deberás continuar la subida hacia la Pradera del Bozuelo, donde puedes descansar para afrontar la subida final hacia Bachimaña, donde podrás observar el Ibón Baxo de Bachimaña y el refugio del mismo nombre.

Si quieres, puedes proseguir la ascensión hasta los Ibones Azules. En ese caso, deberás continuar por el valle hasta la presa del Ibón Alto de Bachimaña, al final de este gran lago de montaña surge un sendero a la derecha bordeando el ibón, si giras a la izquierda el camino prosigue hacia el Puerto de Marcadau y los ibones de Gramatuero. A la izquierda llegarás al barranco de los Azules. Desde ahí deberás continuar ascendiendo hasta llegar a los Ibones Azules a 2380 metros de altitud.

– Ibón de Respomuso

​Este sendero pertenece también a la marcada ruta GR 11 y se encuentra balizado en todo su recorrido, que sigue el curso del río Aguas Limpias. El punto de partida es el Embalse de Sarra, al final de este encontrarás un aparcamiento junto a una zona de recreo, donde podrás dejar el coche.

Para iniciar el camino deberás bordear la pista dejando el aparcamiento a la izquierda, al final deberás cruzar el río y remontarlo por el lado derecho por un sendero que asciende hasta los prados de Tornadizas. Enseguida te adentrarás en el bosque de hayas y te encontrarás con varias cascadas, que vierten sus aguas procedentes de los barrancos de Balsaroleta y Garmo Negro, al río Aguas Limpias.

Deberás atravesar el Valle del Onso hasta Llano Cheto, donde cruzarás el torrente de Arriel, tras el que deberás tomar una vereda más empinada llamada “Cuesta del pino” hasta alcanzar la cima de la bonita cascada que crea el río Aguas Limpias. Tras dos horas en total de subida, llegarás al Embalse de Respomuso y al Ibón de Respomuso.

6. Ascensiones y rutas

– Pico Balaitús (3144 m), por la Brecha de Latour, por la Gran Diagonal

El punto de partida de esta ruta ascendente hacia el Pico de Balaitús es el aparcamiento de la Sarra, a la salida de Formigal. Es recomendable realizar esta ruta haciendo una parada en el refugio de Respomuso, así puedes dividir la ruta completa en dos días. Hasta el refugio son unas dos horas cuarenta minutos, sin paradas, por un camino perfectamente señalizado.

El siguiente tramo está comprendido entre el refugio y la Brecha de Latour y es de unas tres horas de duración, sin paradas, ten en cuenta que al tratarse de una ascensión montañosa deberás ir colocando los arneses donde sea debido e ir quitando y poniendo crampones, esto también lleva su tiempo. Tardarás una media hora en subir la Brecha de Latour y otros 30 minutos en alcanzar la cima.

– Pico de la Gran Facha (3005 m), desde Respomuso

​Tomando el mismo camino que el anterior recorrido hasta llegar al Refugio de Respomuso, deberás tomar el camino dirección el Coll de Facha y bordearlo. La ascensión al pico es recomendable realizarla por la Arista o Cresta Norte.

– Pico de Garmo Negro (3051 m).

Para realizar esta ascensión deberás partir del refugio de Bachimaña. Esta ruta no está señalada, aunque la senda es bastante visible, pero es recomendable llevar un mapa. También es recomendable reservar dos días para realizar esta ruta.

– Picos del Infierno (3082)

Esta ruta circular comienza en el refugio Casa de Piedra y tiene una duración de dos días. El primer día caminarás por los embalses de Bachimaña y los Ibones Azules, haciendo noche en el Ibón Azul Superior. El segundo día lo puedes emplear para subir hasta el collado del Infierno, donde deberás cruzar la Marmolera, pasar por el Garmo Blanco y, finalmente, coronar los tres Picos de los Infiernos por la espectacular cresta.

– Anayet (2545 m)

La ruta se inicia en el parking de la estación de esquí de Formigal. El primer tramo discurre por asfalto una media hora hasta el parking de Anayet. Deberás tomar el sendero GR 11, siguiendo el curso del río hacia las faldas del Pico Culibillas. A partir de ahí es una subida en línea recta hasta el Ibón de Anayet. Ahí divisarás el Pico de Anayet, al que podrás subir por un sendero por la derecha, sin dificultad.

– Pico de Tendereña (2853 m)

El punto de partida de esta ruta es el Refugio de Bajaruelo, en el puente de Los Navarros, en la carretera que va hacia Ordesa. Detrás del refugio deberás cruzar el puente medieval y tomar el camino hacia el Valle de Otal, donde verás unas cabañas que tendrás que bordear y retomar las señales del GR 11. Llegarás a la faja Basarán donde ya podrás divisar Tendereña, el camino no tiene pérdida.

GR 11 Transpirenaica

Esta Gran Senda Pirenaica de largo recorrido atraviesa algo más de 400 kilómetros desde el mar Cantábrico hasta el mar Mediterráneo, bordeando la península ibérica, Francia y Andorra. En total tiene unas 44 etapas con diferentes caminos, a cada cuál más espectacular para los montañistas.

7. Otras actividades en el Valle de Tena: deporte aventura

– BTT

Existen en total unos 29 recorridos BTT en el Valle de Tena, con más de 500 kilómetros de sendas. Por lo general son rutas circulares, todas señalizadas y con diferentes niveles de dificultad debidamente marcadas por una escala de colores.

– Esquí alpino, de fondo, esquí de montaña

Las actividades en invierno son numerosas. El esquí es la más popular, pero también está el esquí de travesía, aventura en motos de nieve, construcción de iglús, dormir en la nieve, y excursiones con raquetas de nieve.

– Piragua, parapente y espeleología

Entre las actividades que se pueden realizar en el parque, cabe destacar la espeleología, para descubrir las cuevas y subterráneos del Valle de Tena; las actividades acuáticas como el piragüismo o el paseo en kayak por los lagos de Lanuza, o realizar salto en parapente desde alguna de sus cimas, para apreciar desde lo alto la grandiosidad de su paisaje.

8. Información de interés

Existen cuatro oficinas de información en el Valle de Tena y en sus inmediaciones. En concreto: en Sallent de Gállego (974488012), Panticosa (974487314), Biescas (974485222), y Asociación Turística Valle de Tena (974490196).

La compañía de autobuses que opera en la zona es Alosa (902210700) y los centros médicos se encuentran en Sallent de Gállego, Panticosa, Biescas y Escarrilla.
imagen