Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.




Ir de excursión al aire libre es una maravilla, sin embargo, a muchos dueños de mascotas les duele dejar a sus compañeros en casa esperando. Las dudas acerca de llevarlo o dejarlo son angustiosas para algunos: ¿podría venir? ¿está preparado?

Pero la buena noticia es que el senderismo con perros es una gran idea tanto para el animal como para su dueño. De esta forma, juntos pueden disfrutar de la naturaleza, ejercitarse y lo más importante, fortalecer sus vínculos.

Si bien es una actividad beneficiosa y segura, todavía son muchas las dudas que se tienen acerca de ella. Por ello a continuación se responderán las preguntas más frecuentes, así como consejos y trucos a tener en cuenta para hacer de esta actividad una experiencia inolvidable.

¿Qué llevar?

Senderismo con perros / Foto: Filippo Andolfatto

Senderismo con perros / Foto: Filippo Andolfatto

Una de las cosas básicas que hay que llevar al aventurarse en el senderismo es una mochila, en ella se lleva todo el equipo necesario. En el caso de los perros no es muy diferente, tu perro podría llevar su propia backpack. La misma debe ser pequeña y pensada de acuerdo al tamaño (no más del 25 por ciento de su propio peso corporal) y edad del perro.

Al contrario de lo que muchos creen, esta no hará daño al perro, ni lo obligará a cargar con un peso que no puede. Pero sí es de gran importancia acostumbrar a la mascota a cargar con el paquete antes del viaje, así como asegurarse de que calce a la perfección en su cuerpo, y por supuesto, cerciorarse de que las correas estén bien atadas al iniciar el recorrido.

El equipaje debería contener los siguientes elementos:

Botiquín de primeros auxilios: Un botiquín de primeros auxilios es indispensable. Y así como solemos llevar medicinas para el consumo humano, hay que hacer una consulta con el veterinario para conocer qué medicamentos y artículos necesita el perro en las circunstancias que puedan presentarse.

Cama para perros: si vamos a estar en ruta varios días, para el descanso de la mascota también es necesario brindarle un sitio cómodo para dormir. Se puede hacer una cómoda cama para perros con un edredón pequeño (del tamaño de una cuna) y un pedazo de espuma de celda cerrada.

Agua: Es esencial mantener al perro bien hidratado durante todo el trayecto, por eso es obligatorio llevar consigo un contenedor de agua de gran capacidad. Para servir al perro se puede usar un plato ligero y plegable, y verter el agua allí.

Botines: Para la protección de las patas del animal de espinas o rocas afiladas muchas veces son necesarios los botines. Pero también son necesarios los repuestos, puesto que el animal los suelta.

Toalla y cortaúñas: estos artículos te serán necesarios si vas a hacer noche en tienda de campaña. Para mantener la limpieza dentro de la tienda del paso de las patas de un perro son necesarios una toalla (para la limpieza del lodo de las patas) y un cortaúñas (para evitar que las uñas rompan la tela de la tienda).

Abrigo de perro: En caso de estar en una zona fría, hay que abrigar de modo correcto al perro en las temperaturas bajas, sobre todo nocturnas. Esto tiene más importancia cuando el perro no tiene un pelaje grueso que le proteja del frio.

Luz de seguridad: Cuando caiga la noche hay que tener mucho cuidado con no perder de vista a la mascota, es por esto que una luz de seguridad ayuda a ubicarlo con más facilidad cuando el sol se oculte. Por otro lado, existen brazaletes reflectantes, que aumentan la visibilidad del animal.

Consejos a tener en cuenta




Existen varios consejos a considerar si se desea practicar con éxito el senderismo en compañía de una mascota. Estos son algunos:

Acostumbrar al perro a los nuevos ‘elementos’ del senderismo

Algunas de las prácticas que se realizarán durante el viaje pueden resultar extrañas para el animal. Por eso hay que acostumbrarle en casa. Por ejemplo, para familiarizarlo con su backpack se le puede hacer caminar con esta vacía primero por algunos días, y luego ir ingresando peso.
O cuando se trata de botines, se le pueden colacar al perro en casa para que se adapte a la sensación de tenerlos.

Senderismo en parques naturales y reservas

Los parques naturales y reservas son ideales para practicar el senderismo. Se trata de lugares seguros y protegidos donde una mascota puede estar tranquila y cubierta contra algún incidente.
No obstante, se debe asegurar primero de que el sitio permita a perros, ya que en muchos parques y reservas no lo está.

Limpia los desechos del perro

Es necesario limpiar los desechos del perro sin importar qué. No solo porque sea una práctica habitual, sino porque otros excursionistas visitaran ese mismo sitio y se debe prevenir la propagación de enfermedades.
Hay que llevar bolsas de plásticos pequeñas para esto. Si se puede tratar de bolsas dobles, mucho mejor.

Senderismo con perros / Foto: Patrick Hendry

Senderismo con perros / Foto: Patrick Hendry

Trucos y otros datos




Somételo a un régimen de entrenamiento durante las semanas previas a la excursión. Es necesario que el animal esté acostumbrado a la clase de ejercicio que realizará durante el viaje. Por eso con caminatas cortas diarias, que vayan aumentando su duración, las patas del perro se fortalecerán.

Si se es de noche, se puede deshacer de los desperdicios del perro cavando con una pequeña pala un hoyo y depositándolos allí. Lo recomendado es que mida al menos medio pie de profundidad.

Los botines para perros pueden estar hechos con calcetines de lana viejos. Solo debes fijarlos a las patas con cinta adhesiva.

Si tienes previsto dormir en algún refugio guardado, entérate antes de si se permite la estancia de perros. Hoy en día existen muchos refugios y hoteles en los que se permite a las mascotas, pero aún hoy en día esto no es lo normal.

La seguridad durante el senderismo

La seguridad es un tema que debe ser prioridad a la hora de tratar sobre el senderismo con perros. Por eso hay que preguntarse si la mascota necesita medicamentos preventivos o vacunas específicas para el viaje.

Para una mayor prevención y seguridad hay que realizar una visita al veterinario, donde el mismo le explique las enfermedades a las que estará expuesto y las medicinas o medidas que debe llevar o practicar. Lo mismo ocurrirá con las vacunas y el sistema inmunológico del perro.

Por otra parte, hay que estar consciente de las regulaciones del sitio que fue escogido como destino. Se necesita conocer sobre las normas del parque que se estará visitando. Por ejemplo, en algunas reservas un perro no puede estar sin correa, en otros ni siquiera podrá estar.

También debemos ser capaces de controlar controlar al perro en todos los aspectos. No basta con mantenerlo con una correa, sino que obedezca las indicaciones que se le den, para así evitar problemas con el resto de los senderistas y otras mascotas y animales salvajes.

No Hay Más Artículos