Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.





La Transpirenaica es la ruta que une los 800 km que separan los mares Cantábrico y Mediterráneo atravesando los Pirineos por el sur. Se encuentra en el top 10 de las mejores rutas de aventura en moto del mundo. Aquí puedes ver las recomendaciones para recorrer la transpirenaica en moto, lo que tiene algunas peculiaridades respecto a hacerlo en otros medios de transporte. Durante el viaje te encontrarás con algunas de las reservas naturales más espectaculares de Europa. También te toparás con lugares históricos, senderos pintorescos donde podrás hacer fotos de ensueño y, sobre todo, unas montañas y unos bosques increíbles.

 

Aspectos a tener en cuenta antes de lanzarte a la aventura




1. Época del año

El mejor momento para recorrer la transpirenaica en moto empieza en mayo y termina a finales de septiembre. Es lógico que sea la época estival la más indicada para lanzarse a la aventura, ya que pasas por cotas muy elevadas que durante el resto del año suelen estar nevadas. Aun así, te aconsejo que todos los días mires el parte meteorológico antes de meterte en la montaña, ya que puede haber tormentas eléctricas, granizadas o fuertes lluvias que suelen ser frecuentes en los Pirineos.

2. Planificación de las jornadas

Te aconsejo que cada día tengas claro los kilómetros que vas a realizar y el lugar donde te vas a hospedar. Es cierto que a lo largo del camino puedes aparcar la moto, caminar a pie por un sendero, darte un chapuzón en un lago o subir una montaña. Pero te recomiendo que no hagas más de 250 kilómetros diarios. Y respecto a los alojamientos, ya sean albergues, hostales u hoteles donde vas pasar las distintas noches, te recomiendo que reserves en España. Principalmente porque son más económicos y, además, si te surgiera cualquier problema o necesidad van a poder atenderte mejor.

Carretil a Urkiaga en la última etapa de #transpyroad

Una publicación compartida de David Suárez (@david_suarobin) el

3. Los imprescindibles

Hay una serie de lugares que no te puedes perder al hacer la transpirenaica en moto. En el centro de los Pirineos está el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca), un lugar para perderse y pasar una jornada entera. Si te gusta la montaña, entonces reserva un día para subir al Aneto, donde encontrarás unas vistas espectaculares de los Pirineos. También en la provincia de Huesca se encuentran Los Mallos de Riglos, que es una parada obligada para los amantes de la escalada. Si te gustan las cascadas, entonces debes reservarte un hueco para la cascada de Gavarnie, que es la más alta de Francia y la segunda de Europa. En cuanto a los ibones, hay varios. Los mejores de los Pirineos son los de Plan, Armeña y Anayet.

4. Una aventura que te marca

Recorrer la transpirenaica en moto es una aventura que deja huella. Hacer kilómetros en moto por la montaña, atravesando los Pirineos con esos paisajes tan bonitos, es algo imposible de olvidar. Para empezar te sentirás mucho más unido a la naturaleza después de varios días rodeado de bosques, ríos, montañas, flora y fauna salvaje. Si te gustan los retos, este es sin duda uno muy importante, con todo tipo de adversidades que afrontar. Si vas acompañado te servirá para sentirte mucho más unido al grupo de moteros y compartir tus experiencias. Por último, te ayudará a desconectar totalmente de tu vida cotidiana y urbana sumergiéndote en un gran oasis de paz y bienestar.

Mi recomendación es que no te lo pienses demasiado; debes fijar una fecha con tus colegas para lanzarte a esta aventura y disfrutar a tope de la misma. También te aconsejo que contactes a través de las redes sociales con otros moteros que hayan realizado la transpirenaica en moto para que resuelvan tus posibles dudas previas.

No Hay Más Artículos