Desde www.outdooractual.com || Fotografía  @jonanderrabadan

” Desde 1980 hasta hoy hemos visto desaparecer una cuarta parte de la superficie glaciar que existía en la vertiente sur de los Pirineos. (…)”

“La disminución de esta superficie helada es alarmante si atendemos a los casos de las mayores masas de hielo de la cordillera: en el glaciar de La Paúl en Posets ha desaparecido en estos últimos 35 años el 75 por ciento de lo que antes existía, en el de Aneto la pérdida glaciar ha sido del 54 por ciento, y en el Monte Perdido, aunque la merma no ha sido tanto en superficie helada –un 24 por ciento-, sí que ha sido muy notable en volumen y espesor. En concreto, en el año 2012 sobreviven 8 heleros y 10 glaciares que alcanzan una extensión total de 160,4 hectáreas. (…)”

 

“En este mismo periodo, los glaciares de los Alpes, a una latitud más norteña y con altitudes por encima de los 4.000 metros, solo habrían perdido en torno a un 40 por ciento. Son diferencias que muestran la gran sensibilidad de los glaciares pirenaicos al calentamiento global y su situación límite en el contexto geográfico de la cordillera (…)”.

 

En el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, es donde el Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC) realiza mediciones anuales mediante técnica de láser escáner. (…) Se confirma una rápida degradación del glaciar, con una pérdida media de espesor de 3 metros, alcanzándose puntualmente pérdidas que exceden los 7 metros. (…)”

 

“A todo eso también hay que añadir que ya en las últimas décadas han desaparecido aparatos que estaban catalogados o cartografiados como “glaciares” hasta las décadas de 1970-80. Las principales bajas serían los glaciares y heleros de las vertientes meridionales de Balaitús, Vignemale y Perdiguero-Cabrioules, Cregüeña, Llosás o Coronas.”

 


El resto del artículo, AQUÍ.


 

 

Opt In Image
Guía para hacer la Senda Pirenaica

¡Descárgate gratis! la guía rápida con todo lo que debes saber antes de acometer la Senda Pirenaica-GR11