Si vas a salir a acampar, a pescar, a hacer senderismo o cualquier actividad al aire libre, tus aparatos electrónicos pueden correr más riesgos que de costumbre; si quieres evitar algún daño, aquí te presentamos algunas recomendaciones básicas para mantener tus dispositivos seguros y funcionales.

Considera aparatos resistentes

Quizás la más obvia de las recomendaciones, pero que te podría ser de utilidad reconsiderar debido a la rapidez de los avances tecnológicos, es optar por dispositivos con mayor capacidad de resistencia.

Si te gusta salir al aire libre con frecuencia, te será de utilidad optar por aparatos con protección especial, hoy en día existe una gran variedad de certificaciones que demuestran con precisión el nivel de resistencia; algunos dispositivos pueden ser resistentes al polvo, o también al agua, lo cual serán siempre alternativas más seguras.

Aunque no te equivoques, si tu reproductor de audio o smartwatch afirma ser resistente al agua, no te olvides que existen varios tipos de certificación, algunos sólo protegerán en caso de lluvia o incluso si lo metes a la ducha; aunque otros sí ofrecen un mayor nivel de resistencia que te permite sumergirlos en el mar o una piscina, lo cual normalmente se indica puntualizando los metros de profundidad que resiste.

Ziplocks o bolsas estancas

Si dispositivos extra resistentes no son una opción, la alternativa más económica y a la mano son las bolsas ziplock; de las cuales te será de utilidad portar al menos una para cada dispositivo electrónico. La gran ventaja es que la mayoría de dispositivos se puede también manipular en buena medida estando en el interior; por ejemplo si es un smartphone, generalmente podrás utilizar la pantalla táctil.

Esto te permitirá proteger tu dispositivo de las condiciones del clima y de otro tipo de posibles accidentes; tu mochila podría rodar ladera abajo y caer dentro de un lago o tu cantimplora podría derramarse dentro de la misma; en estas situaciones las ziplock serán una oportuna salvación.

Estuches suaves

Ziplocks o bolsas estancas

Ziplocks o bolsas estancas

Recuerda que en realidad las ziplock están diseñadas para proteger la comida de la intemperie, por lo cual, si quieres protección más completa y mejor adaptada para dispositivos electrónicos, los estuches suaves son una mejor opción, ya que poseen una mayor capacidad para evitar la entrada de líquidos y humedad.

De igual forma puedes tener el control de botones y pantallas internas sin necesidad de sacar el dispositivo, aunque de igual forma resulta una limitante si quieres realizar vídeos o fotografías; por lo tanto, para este tipo de objetivos, mientras más transparente sea el estuche, más útil te será para obtener también buenas imágenes. Algunos incluso cuentan con entradas especiales —por ejemplo para auriculares—, para así tener una mayor libertad y conexión al exterior.

Carcasas para smartphones

Carcasas para smartphones

Carcasas para smartphones

Actualmente puedes adquirir carcasas protectoras para prácticamente cualquier tipo de smartphone; esto, aunque tiene un costo mayor, resulta en una alternativa más eficiente, pues están diseñados a la medida para una obstrucción mínima en los lentes y botones del dispositivo.

Esto, además de protegerlo de condiciones climáticas, también será de gran ayuda para amortiguar impactos; uno de los principales motivos de daños en aparatos electrónicos, lo cual es aún más probable si se trata de una aventura intrépida donde pueda estar de por medio la velocidad o terrenos escarpados, en cuyo caso será gran idea mantener tus dispositivos protegidos a través de carcasas a medida. Al respecto, también existen algunas alternativas genéricas para cámaras fotográficas.

Estuches rígidos

Estuches rígidos

Estuches rígidos

Si se trata de otro tipo de aparatos electrónicos que no cuentan con carcasas especiales de protección, también puedes echar mano de estuches rígidos, los cuales son estupendos para protegerlos de todo tipo de condiciones climáticas que podemos encontrarnos en el outdoor.

Además también son una gran alternativa para mayor protección en caso de impactos; por ejemplo si quieres proteger dispositivos para viajar en avión, o si será un viaje con bastante golpeteo, este tipo de estuches pueden representar una gran ventaja.

La desventaja es que será complicado que puedas usar los dispositivos estando en el interior, siendo más una forma segura de almacenamiento y transporte.

Cuidado con el sol




No sólo de la nieve, el polvo y la lluvia debes proteger los aparatos electrónicos en el outdoor, no te olvides que el sol apuntando directamente, incluso si tus objetos están en el interior de una mochila, puede generar altas temperaturas que provoquen severos daños a tu equipo.

En este sentido resultan de utilidad los estuches opacos, aunque siempre se recomienda tratar de mantener este tipo de dispositivos a la sombra.

Guárdalos en un lugar sin humedad

Otro de los motivos por los cuales te pueden ser de utilidad los sistemas de protección mencionados, es debido a la humedad, por lo cual se recomienda que al descansar o instalarte, este tipo de dispositivos permanezcan seguros al interior de este tipo de protección si te encuentras en zonas abiertas y a la intemperie.

Considera también que muy temprano en la mañana o al caer la noche, puede caer rocío o una mayor humedad, lo cual puede estropear tus dispositivos; por ejemplo, si querías hacer un timelapse de noche, lo mejor será que uses algún tipo de protección para tu cámara, pues será mala idea dejarla por un largo periodo al aire libre bajo altas condiciones de humedad.

De igual forma se puede generar humedad peligrosa para aparatos electrónicos cuando se registran cambios bruscos de temperatura; por ejemplo si te encuentras en la habitación de tu hotel con el aire acondicionado encendido, y de repente sales al aire libre bajo condiciones de calor tropical intenso, esto podrá provocar una vaporización que podría empañar tus dispositivos electrónicos, alterando así su funcionamiento.

Lo que debes hacer en caso de daño

Si el daño ya está hecho, y tu gadget ha caído al agua, o se ha mojado de forma excesiva, no se te ocurra revisar si sigue funcionando, pues podrías quemar circuitos y provocar daños permanentes; lo primero que debes hacer es retirar la batería y dejarlo secar; si es posible separa las piezas y colócalas en el interior de granos de arroz o de gel de sílice absorbente durante varias horas, si es necesario un día entero o más.

En caso de que la el problema sea debido al polvo o la arena, la alternativa será usar aire comprimido para remover esos pequeños granos, y así evitar daños mayores en tus dispositivos electrónicos. Este puede ser un gran problema para lentes de cámaras fotográficas.

Con un poco de cuidado y las previsiones necesarias, verás que es seguro —y desde luego útil, práctico, y divertido— llevar tus dispositivos electrónicos a tus aventuras al aire libre.

 

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook