Si eres de esas personas que aman practicar deportes de outdoor, como escalar, hacer senderismo o mountain bike, tanto el mapa como la brújula son un par de herramientas necesarias de orientación y guía. Es por ello necesario aprender a usar el mapa y la brújula, ya que es vital para aquellos que desean comenzar una aventura de montaña.

Algunos términos que se utilizan en estas herramientas, como latitud, longitud y grados son de gran importancia y se debe conocer su significado. La latitud y la longitud son coordenadas geográficas que son comparadas con dos líneas imaginarias que atraviesan el globo terrestre —es decir, la tierra—, los cuales son: la línea del ecuador y la línea del meridiano de grados o mejor conocido como el meridiano de Greenwich.

Conceptos básicos en el uso del mapa en el outdoor

Todos los mapas topográficos llevan impreso un sistema de coordenadas, específico, y que tiene como fin, ayudar a ubicarse desde cualquier parte del planeta. Es preciso entender términos tales como:

La latitud, es el ángulo que la línea vertical de un punto de la superficie terrestre forma justo al juntarse con el punto central del plano del Ecuador. Puede variar de 0º grados a 90º grados. Es importante recordar que los puntos que están en el hemisferio norte del planeta tienen latitud norte o positiva, y los puntos situados en el hemisferio sur del mundo tienen latitud sur o negativa.

Para poder tener la posición correcta en una lectura de un mapa se debe partir de la longitud, se descubre usando las fracciones de medida de los meridianos, los cuales son como líneas imaginarias que van de un polo a otro de la esfera terrestre, del norte a sur, y del sur al norte.

Para poder comenzar a usar un mapa, debes descubrir en qué punto exacto te encuentras, para luego ubicarlo en el mapa y poder saber hacia dónde dirigirse.

Lo primero de todo será orientar el mapa conforme el terreno, es decir que se harán coincidir las imágenes del mapa con los elementos del paisaje alrededor, y hay que recordar siempre que los mapas indican en su parte superior cual es el Norte.

Conceptos básicos en el uso de la brúgula en el outdoor

Otra herramienta, la brújula, el más popular instrumento de orientación. Nos servirá entre otras cosas para orientar el mapa —como hemos comentado anteriormente, la parte superior del mapa se orienta hacia el norte—.

Existen diferentes tipos de brújulas, en la actualidad se han diseñado muchos tipos para diferentes actividades, como para excursiones, para deportes y ocio, etc.

Saber el rumbo y la dirección exacta de un espacio o terreno es sencillo. Solo es necesario situarse primero en un punto determinado que se puede denominar “A”, y mirar en la brújula a qué dirección, denominada “B” se quiere llegar. Ojo, sin descuidar ni perder de vista el punto “B” se debe girar la brújula hasta que la punta imantada, que generalmente en todas las brújulas es roja, y la cola de la misma, logren coincidir exactamente en la misma marca del norte del meridiano. Así leeremos el rumbo en grados.

 

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook