La Comarca del Alto Gállego es de los sitios más bonitos y representativos de toda Huesca y de su zona pirenaica. Este lugar tiene tango que ofrecer que no sabrás por dónde empezar. Esta zona es mágica, tanto por sus paisajes como por sus tradiciones y su gente.

Una de las maravillas de la zona es la peculiar arquitectura, visible tanto en las casas de los conciudadanos como en casi cualquier edificio cercano al Pirineo Aragonés. La comarca la forman numerosos municipios, entre los que se encuentran Yebra, Panticosa, Sabiñánigo o Sallent de Gállego.

Si alguna vez te decides a visitar este precioso paraje, ten en cuenta que no te puedes perder las preciosas iglesias mozárabes que pueblan toda la comarca, las cuales datan del medievo y te contarán a través de su presente todo lo que ocurrió en el pasado. Esta zona de España tuvo una influencia árabe realmente presente durante mucho tiempo, por lo que no te puedes perder visitas como las de las Iglesias de San Pedro Lárrede, Susín y Satué.

Si además eres aficionado al senderismo o a la simple naturaleza de altura, saldrás especialmente satisfecho, ya que podrás practicar deportes como el senderismo, el rafting o el ciclismo en casi cualquier lugar que visites. La flora de toda la región es maravillosa, y te sentirás como si estuvieras leyendo un cuento mientras recorres sus maravillas escondidas.

Por último, no puedes perderte los numerosos festivales que pueblan el lugar en casi cualquier época del año. No se puede dudar de que toda la región sea muy variopinta, y da igual lo que desees conocer, ya que todo el mundo encontrará un pequeño trozo de paraíso en la Comarca de Alto Gállego.

 

LEE TAMBIÉN: