Antiguamente, se creía que las salamandras nacían del fuego. Nada más lejos de la realidad…

Antiguamente, se creía que las salamandras nacían del fuego. Nada más lejos de la realidad…