Tres destinos para disfrutar de la naturaleza en tiempos de la COVID-19

Tres destinos para disfrutar de la naturaleza en tiempos de la COVID-19

Suscríbete a la newsletter, aires de altura en boletín semanal.

Desde que se abrieron las fronteras, la gente ha empezado a viajar con precauciones. Los números del turismo no son los mismos que antes, pero todos tenemos ganas de airearnos después de los meses de encierro. Además, es mucho más difícil contraer el coronavirus al aire libre. Si no tienes claro adónde ir, puedes consultar el Open Travel Index de Omio, seleccionar el país en el que te encuentras y ver la lista de lugares a los que puedes viajar de manera segura. Nosotros tenemos tres recomendaciones:

1. Alentejo, Portugal

Esta región en el sur del país vecino ha sido una de las menos afectadas por la COVID-19, así que es una zona bastante segura. Además, sus playas son enormes, en concreto la de Comporta que se extiende hasta 40 km. Con tanto espacio, no hay problema para mantener la distancia de seguridad en todo momento, incluso cuando te des un baño en el Atlántico. La proximidad de las playas con Lisboa hacen que sea muy fácil llegar en tren, autobús o coche. Portugal ha lanzado la iniciativa Safe and Clean, que garantiza que los alojamientos cuentan con las medidas de seguridad necesarias.

 2. Arcachon, Francia

La bahía de Arcachon se encuentra en la región de Aquitania, muy cerca de su capital, la ciudad de Burdeos. Desde el pueblo Arcachon puedes visitar alguna de las muchas playas que se extienden por la bahía hasta el Cap Ferret. Nuestra favorita es la de Pyla-sur-Mer, que tiene una de las dunas más altas de Europa. Este es un plan ideal para ir con niños, y dejar que jueguen en la duna como si fuera un tobogán gigante. El tamaño de las playas y la baja densidad de población de la zona hacen que sea una opción bastante segura para disfrutar de unas vacaciones.

 
3. Camino de Santiago

Preparación física para recorrer el Camino de Santiago / Foto: Jorge Luis Ojeda
Camino de Santiago / Foto: Jorge Luis Ojeda

Si llevabas tiempo pensando en atreverte, este es el año ideal. Al ir a pie por caminos extensos y cordilleras, puedes desplazarte durante horas sin ver a nadie, y hacer cámping por las noches bajo las estrellas. Si prefieres parar en alguno de los muchos albergues del Camino, te gustará saber que todos cumplen con las medidas de seguridad necesarias desde que volvieron a abrir el 1 de julio. Es recomendable reservar con antelación, ya que en muchos casos el aforo en los alojamientos es reducido.

No Comments Yet

Comments are closed