La gran belleza natural que inunda la provincia de Huesca es muchas veces destacada por la gran cantidad de turistas que la visitan cada año. Esto es una gran verdad, ya que la riqueza histórica y arquitectónica que podrá observar está fuera de lo común, y comprende un rango de edades muy significativo.

Si tuviera que destacar una localización de toda Huesca, me quedaría con la Estación Internacional de Canfranc. Su inauguración en 1928, hace ya casi cien años, significó el comienzo de una era en la que ha ido deleitando a todo el que la visita con una arquitectura francesa muy hermosa, que tiene su origen en el S. XIX. Aunque se trata solo de un edificio, aúna diferentes estilos dependiendo de dónde te encuentres, ya que hay una gran diferencia entre todos los espacios que componen esta maravilla. Su primer piso, por ejemplo, contiene una gran cantidad de marquesinas sobre columnas y pilares metálicos, siendo la sujeción del segundo piso toda una obra de arte.

El edificio ha ido sufriendo una gran disminución en sus visitas desde el año 1970 tras el cierre del tráfico internacional por Francia, aunque todas las maravillas de este lugar siguen completamente intactas. Es por eso que podrás disfrutar de una manera más tranquila de la preciosidad de cada detalle que esconde este edificio.

Tras el cierre completo de toda la edificación, se fue restaurando y rehabilitando para conseguir que su grandeza y belleza no se perdieran, obviamente sin cambiar en ningún momento su estilo de construcción ni su arte interno. Lo único que se hizo fue intercambiar algunas partes de la edificación, en concreto su estructura metálica, por otra de hierro forjado, lo cual permitiría una mejor conservación sin necesidad de variar el espacio. También se hicieron ligeros cambios en su arquitectura geométrica.

Esta estación ferroviaria, tras la desolación sufrida, volvió a abrir sus puertas en el año 2007, para que turistas de diferentes partes del mundo pudiesen conocer la genial historia que se esconde en su interior. Cada uno de los destinos a los que conducen las vías representan historias de conexión con otras culturas, y permiten incluso el teorizar con cada uno de los propios destinos.

Actualmente se proyecto en el edificio un hotel de lujo, con 5 estrellas, que se prevé esté listo para 2021.

Es indispensable que visite esta maravillosa estación de Canfranc, ya que no solo conocerá un pedacito de historia de nuestro país, sino que quedará maravillado con esta obra maestra de la arquitectura y con su gran belleza artística interior.

LEE TAMBIÉN: