En matemáticas enseñan que atreves de un solo punto pueden pasar un sinfín de líneas, entre dos puntos una recta, y sumar otros puntos crearía distintas figuras geométricas. Y si hablamos de la Tierra y una gran recta, os vamos a decir que la más larga de las rectas ocupa 13.589,31 km de distancia, una distancia que podemos considerar imposible de caminar. Pero existen personas que se están planteando caminarla. Obviamente, el primero en lograrlo, pondrá su nombre en la historia, pero lo complicado no es solo su caminata.

Desde Liberia hasta la china, una sola ruta.

La lista de países que atraviesa esta caminata en orden son:

Liberia, Côte d’Ivoire, Burkina Faso, Ghana, Burkina Faso otra vez, Níger, Chad, Libia, Egipto, Israel, Cisjordania, Jordania, Irak, Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán, Afganistán, Tayikistán de nuevo y terminando en las costas de China.

Uno de los riesgos más importantes para realizar esta caminata es la cantidad de países que podemos considerar “peligrosos de pisar”.

El descubrimiento de la ruta más larga de todas.




Hace ya una década, Guy Bruneau se percató de este interesante hecho, al notar como existía una hipotética línea recta ininterrumpida entre tanto países (se menciona que es “Hipotética” porque no es recta, es curva, por el simple hecho de que el plante no es planto, es redondo). Cubriendo un total de 9 zonas horarias, diferentes climas, peligros naturales, riesgos humanos, entre otros aspectos. Se afirma que cualquier persona que intente realizar esta aventura debe tener dos cosas en la cabeza, deseos inmensos de pasar a la historia y un cierto punto de locura.

Interesante esta gran línea recta en nuestro mundo, nos queda esperar ver si alguien se anima a marcar su nombre en la historia y caminarla.
SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook



No Hay Más Artículos