miércoles, septiembre 28, 2022
InicioEcología / Medio ambienteLa sabiduría de Obama: proteger la naturaleza

La sabiduría de Obama: proteger la naturaleza

El ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, apareció recientemente en Netflix como narrador de la nueva docu-serie, Our Great National Parks. En él, visita algunos de los parques nacionales más bellos y remotos del mundo, donde la naturaleza vuelve a ser la protagonista. Aproximadamente el 15% de la tierra del mundo es ahora una reserva natural protegida. La mayoría de estos parques se fundaron durante los años de Obama en el mundo, dice en la serie. En la serie, Obama subraya la importancia de preservar estos espacios naturales, para la Tierra, los animales y, desde luego, también para las personas. Muchos de los parques nacionales son, en cierta medida, accesibles para el ser humano y merece la pena visitarlos.  Antes de planificar un viaje, es importante tener en cuenta si tiene un ESTA Estados Unidos para el país en el que se encuentra el parque.

Dos hipopótamos descansando al sol en la arena. / Foto: Don Orchard (Pixabay)
Dos hipopótamos descansando al sol en la arena. / Foto: Don Orchard (Pixabay)

La naturaleza sigue sorprendiendo

Por muy loco y maravilloso que podamos inventar algo, hay algún lugar en el mundo donde la naturaleza ya lo ha inventado. Por ejemplo, hay hipopótamos surfistas en la costa de Gabón, en el océano Atlántico. Por la noche, cambian el agua dulce por las agitadas olas saladas y se dejan llevar hasta encontrar un lugar ideal para pastar toda la noche. «Sus cuerpos de 3.000 kg se sienten más ligeros en el agua salada del mar», dice Obama. Es uno de los pocos lugares en los que la selva tropical limita directamente con la playa y el mar. Otros animales, como los elefantes de la selva, los gorilas, los cerdos del río Rojo y los leopardos, también salen a veces de la selva y dejan sus huellas en la extensa playa del Parque Nacional de Loango. «Como ven, la naturaleza puede seguir sorprendiéndonos siempre que le demos espacio para florecer», concluye Obama. 

También han tenido que aprender por la vía dura en Hawái. Durante años, Hanauma Bay fue la playa turística más popular de Hawai. Cuanto más popular se hizo, más empezó a sufrir la zona por la gran cantidad de turistas. En 1967, fue declarada reserva natural protegida y parque subacuático, y la atención pasó a centrarse en la restauración y conservación de esta reserva natural. Una parte importante de esto es limitar el número de turistas, pero sobre todo intentan enseñar a las personas que visitan la zona más sobre los animales y la naturaleza de la zona, y cómo contribuir a una sociedad pacífica entre el hombre y la naturaleza. Los viajeros de fuera de EE.UU. que quieran viajar a Hawái necesitan un ESTA. El ESTA es un permiso de viaje que le permite permanecer en Hawai hasta 90 días sin necesidad de visado.

La bahia de Hanauma uno de los principales lugares turísticos de Hawai pero que es una zona protegida. / Foto: Samantha Sophia (Unsplash)
La bahia de Hanauma uno de los principales lugares turísticos de Hawai pero que es una zona protegida. / Foto: Samantha Sophia (Unsplash)

La naturaleza libre, lo más bello que existe

La mayor diferencia entre los humanos y la mayoría de las demás especies es que preferimos adaptar nuestro entorno a nuestros deseos, en lugar de adaptarnos nosotros al entorno. Nuestro ingenio nos aporta muchas comodidades en la vida cotidiana, pero no debemos dejarnos llevar a costa de otros animales. Afortunadamente, el número de espacios naturales protegidos sigue creciendo y esto da sus frutos. 

En Nuestros grandes parques nacionales, la voz de Obama nos lleva a lugares remotos más extraordinarios. El Parque Nacional de Yakushima es una isla situada en el sur de Japón. Como la naturaleza protegida de las islas tiene tanta libertad para florecer, también se encuentran aquí las plantas autóctonas más bellas. Los animales también se desarrollan de forma especial cuando se les permite hacer lo que les plazca, y a menudo incluso se producen colaboraciones entre especies. En esta zona viven pocos grandes depredadores, lo que significa que el tamaño medio de los animales, por ejemplo el ciervo sika, es menor aquí que en cualquier otro lugar. Con sólo 90 cm de altura, el ciervo recorre el suelo en busca de hojas en descomposición, pero éstas no satisfacen su apetito. Es muy goloso. Desgraciadamente, no puede subirse a los árboles para disfrutar de la dulzura del bosque. Por ello, suele esperar tranquilamente bajo los árboles cuando los macacos japoneses empiezan a comer la fruta desde lo alto de los árboles. Estos comensales descuidados dejan caer regularmente algo, que es entonces un festín para los ciervos. 

En el Parque Nacional de Tsavo, en Kenia, las mangostas y los cálaos también colaboran estrechamente. Las mangostas recorren el suelo en busca de insectos y los sacan para ellas y los cálaos. Mientras tanto, los pájaros vuelan alrededor, atentos a un posible peligro que se acerca. Estas asociaciones son esenciales para sobrevivir en las difíciles condiciones de la naturaleza virgen. Especialmente en casos extremos de sequía. En cuanto a la naturaleza, Kenia es un hermoso país para visitar. Para ello se necesita un visado Kenia, que se puede solicitar fácilmente por Internet.

Innumerables beneficios

El principal mensaje del ex Presidente de los Estados Unidos en esta docuserie es que la preservación de «nuestra» naturaleza es de vital importancia para los seres humanos y los animales. Una parte indispensable de toda la medicina proviene de los espacios naturales ahora protegidos. Los perezosos del Parque Nacional de Manuel Antonio, en Costa Rica, por ejemplo, son «pequeñas fábricas farmacéuticas», como las llama Obama. Los hongos de su pelaje producen una sustancia que puede utilizarse contra enfermedades como la malaria y el cáncer. Las algas y el coral de varias bahías ayudan a reducir el dióxido de carbono mucho más que los bosques en tierra. 

Además, para muchos países también hay beneficios económicos. El llamado ecoturismo es una buena fuente de ingresos para los países con espacios naturales protegidos. Al regular el flujo de turistas en estas zonas, éstas también permanecen protegidas, pero los viajeros pueden seguir disfrutando de las maravillas de la naturaleza. 

- Advertisment -

Más popular