domingo, julio 24, 2022
InicioLiteratura / librosLos 10 mejores libros de montaña: literatura pirenaica

Los 10 mejores libros de montaña: literatura pirenaica

Esta semana os traemos una cuidada selección de libros de montaña ambientados en los Pirineos. Diez ejemplares que no pueden faltar en tu biblioteca pirineista.

Como podrás comprobar, se han quedado fuera las grandes obras de la novela histórica, que bien merecen una categoría propia y algún día la tendran. En esta ocasión, nos queríamos centrar en otro tipo de novela, en historias personales, unas de ficción y otras reales, y entre todo, dejar un huequecito para los peques. Al final de nuestro particular listado hemos incluido dos libros de cuentos para los futuros pirineistas.

Pero antes de entrar en materia hay dos obras que queríamos destacar. La primera es sobradamente conocida, la ganadora de la VII edición del Premio Desnivel: «El Monstruo de Artouste», de Alberto Martinez Embid, recientemente fallecido (9 noviembre 2021) a la edad de 59 años. Como muchos sabréis, el montañero y escritor zaragozano era un investigador nato del Pirineo, con 25 libros publicados y un sinfín de artículos de temática pirenaica. Una gran pérdida para toda la familia pirineista.

El segundo libro que nos gustaría destacar es de un autor bastante más desconocido: Edu. G. Brocal. Os lo recomendamos especialmente si os gusta la montaña invernal. «Un paseo por los Pirineos» reune de una manera muy cercana las aventuras de su autor en nuestros cercanos y salvajes Pirineos. Si os va la marcha, seguro que os sentiréis identificados en más de una ocasión.

Y sin más dilación, estos son los 10 elegidos:

«Refugio», de Pedro Sáez Serrano

Finalista Premio Desnivel 2020

Después de siete años trabajando como guía de montaña en el Nepal, David Abós regresa al pueblo familiar de Asomo, en el Pirineo, donde inicia una nueva vida al frente de un pequeño refugio de montaña. Durante sus años en Asia, David se ha convertido en un escalador de primer nivel, cumpliendo de ese modo sus más acuciantes sueños juveniles. Sin embargo, oscuras razones parecen empujarle ahora a rechazar cualquier ambición deportiva, y refugiarse como un ermitaño.

A lo largo de la historia se van revelando las causas que han provocado en él esta transformación, entre las que se encuentran desgarros personales pero también la evidencia de que el alpinismo, a diferencia de lo que David sostenía en sus años ingenuos, no es un ámbito ajeno a la creciente mercantilización de la vida y el mundo. La vuelta al hogar, a una posible vida amable y retirada, lejos de ser una solución a su desencanto, supone la prolongación de conflictos equivalentes a los dejados atrás, cuyo inesperado enconamiento empujarán a David a tomar decisiones arriesgadas.

Un libro de montaña y aventura, también una reflexión sobre las funciones que tanto el alpinismo como la literatura pueden jugar en nuestro mundo, alejado quizá para siempre de cualquier noción de refugio. Y un canto apasionado a las montañas, los Pirineos y los sueños de la infancia que permanecen para siempre en el alma.

«El tiempo del vacío», de Jokin Azketa

En algunos lugares característicos que todos los montañeros conocen y por los que caminan cientos de senderistas comienzan a producirse sucesos peculiares. Un directivo de la FEDME desconfía de que sean simplemente accidentes y, aunque nadie le hace caso, comienza a indagar con ayuda de un investigador privado, con quien entabla una curiosa relación. Los grupos de rescate se movilizan en muchas ocasiones, que algunas veces resultan ser falsas alarmas, pero que siembran el desconcierto y el temor entre los montañeros.

Mientras se desarrolla la acción el federativo lleva a cabo un concienzudo trabajo recopilando datos acerca del Conde Russell, uno de los padres del pirineísmo. Las dos tramas acaban por conectarse contribuyendo a fijar la idea de que la verdad es algo difícil de precisar.

Los hechos de una y otra época suceden en paisajes de una impactante belleza evidenciando una gran preocupación por la protección de la naturaleza que en uno de los protagonistas es, a veces, algo enfermiza.

«El Monstruo de Artouste», de Alberto Martinez Embid

Novela ganadora del VII Premio Desnivel de Literatura de Montaña, Viajes y Aventuras.

Es el año 1921 y Europa lucha todavía por olvidar la pesadilla de la primera guerra mundial, hecatombe humana jamás antes conocida. Con la intención de enarbolar una vez más la bandera del progreso del viejo continente, La Compagnie du Midi francesa se propone llevar a las alturas pirenaicas los últimos avances en ingeniería hidráulica y desarrolla planes de construcción de la gran presa de Artouste.

Joseph Armand, un ingeniero galo, montañero con cierta experiencia alpina y ex combatiente en el frente de la Gran Guerra, lleva varios años intentado ahogar sus penas en el alcohol. Cuando es nombrado director de las obras de construcción del tren de Artouste -instalación al servicio de la futura gran presa-, se le abre una perspectiva de redención profesional y personal. Joseph llega al pequeño pueblo pirenaico de Gabas lleno de ilusión, pero… muy pronto se da cuenta de que los habitantes del valle de Ossau, tanto los franceses como los españoles, no siempre participan de las ideas del progreso que el señor ingeniero trae de la metrópoli. También le inquieta el hecho de que su antecesor en el puesto murió víctima de un fatal accidente, que algunos atribuyen a la voracidad de los osos de la zona, y otros, al misterioso Loup-garou, el hombre lobo de las leyendas locales… Cuando descubre huellas de más muertes, Joseph Armand inicia una arriesgada investigación, en la cual se ayuda de la belleza de las montañas osalesas y… el tórrido romance con María Cristina Abadía, hija del capataz.

En esta original novela, galardonada con el VII Premio Desnivel de Literatura de Montaña, Viajes y Aventuras, el autor nos regala una excelente ambientación histórica y montañera, sobre cuyo trasfondo se desarrolla una trama de crímenes, de misterio y de amor, con un desenlace inesperado.

«Viento Salvaje: Cronica de una tragedia en los Pirineos», de Jordi Cruz

Premio Jacint Verdaguer 2019.
Mejor libro de narrativa de montaña en lengua catalana.

Viento salvaje es la crónica intensa del episodio de ventisca que asoló los Pirineos, de forma brutal y repentina, durante los últimos días del año 2000: de los excursionistas que se vieron atrapados alrededor de la cima del Balandrau y de los equipos que intentaron su rescate. El viento, la nieve y una bajada brusca de las temperaturas provocaron la tragedia de montaña más importante que se recuerda en el Pirineo catalán.

Jordi Cruz, meteorólogo, investigó aquellos sucesos años después en las hemerotecas y entrevistó a quienes fueron sus protagonistas, familiares o amigos. A través de su testimonio logra tejer el relato, hora por hora, de aquellos días y sus noches. El resultado no es solo un libro de montaña sino, sobre todo, la historia de carne y hueso de quienes padecieron aquel «Trágico fin de milenio en la montaña».

«Un paseo por los Pirineos», de Edu G.Brocal

Una excitante experiencia, por ejemplo, practicar alpinismo en los Pirineos y en invierno, cuando hasta las más sencillas ascensiones pueden convertirse en una emocionante aventura. En este libro, Edu G. Brocal, escalador y alpinista, nos narra los días que estuvo en esta zona del Norte de España haciendo recorridos y escalando sobre roca y hielo. Lo que ocurre, lo que siente y lo que significa, sacar la voluntad, la fuerza y la pasión a flote para conseguir las metas y las cumbres. G. Brocal nos abre la puerta de estos días que transcurren casi al borde del límite. Unas vivencias extremas condicionadas por las bajas temperaturas que se dan en invierno, en un marco ideal para la práctica del alpinismo en cualquiera de las estaciones. Este libro, ameno y de lectura fluida, nos transportará a los más bellos rincones de la cordillera, donde queda un lugar para vivir fantásticas experiencias.

«¡Qué bonito son los Pirineos!», de Hipólito Maeso Rueda

Este libro es el relato de un peregrinaje inédito por las más altas cumbres del Pirineo. Durante 34 días del verano de 1999, el autor ascendió a todas las cimas catalogadas con una altura igual o superior a los 3000 metros. Buscando el Sol, fueron enlazados y culminados de una manera sencilla y natural todos y cada uno de los 212 tresmiles de la cordillera, sin más asistencia exterior que los albergues y refugios donde encontraba compañía, comida y lecho.

Las peripecias e incertidumbres, los recuerdos de antes y después, fluyen a través de este diario de pireneísta, que sólo pretende hacer partícipe al lector de las vivencias y sensaciones que acompañaron su particular periplo.

«Viaje a los Pirineos y los Alpes», de Victor Hugo

Los Pirineos y los Alpes han sido cantados por cientos de escritores, historiadores y naturalistas desde que Polibio reseñara, con notables dosis de imaginación, la travesía de Aníbal por la segunda de esas dos grandes cordilleras europeas. Pocos, sin embargo, lo han hecho con la calidad literaria y la penetrante mirada de Víctor Hugo, quien, siendo ya una figura consagrada, los recorrió, y subió a alguna de sus cumbres, cuando guardaban intacto su formidable tesoro natural, ahora restringido por la presión humana y las consecuencias del cambio climático.
Este libro recoge el relato de su viaje por los Pirineos en 1843 y del que realizó por los Alpes cuatro años antes. En ambas crónicas, el autor dio rienda suelta a su pulsión romántica describiendo no solo la magnificiencia de la naturaleza, sino también sus cambiantes estados de ánimo y las leyendas históricas y circunstancias políticas de los sitios por los que pasaba, casi siempre sustentando tesis revolucionarias para la época.
Además, su trayecto hacia los Pirineos tuvo un significado especial al volver a localidades en las que se había alojado en su niñez camino de Madrid. Viaje a los Pirineos y los Alpes demuestra la indiscutible maestría como narrador de viajes de un Víctor Hugo que, según confiesa en sus páginas, pasaba la vida «entre un punto de admiración y un punto de interrogación».

«Las nieves del Aneto», de Nanou Saint-Lèbe

Las Nieves del Aneto es una novela sobre la conquista de la cima más alta de los Pirineos, pero también una novela protagonizada por mujeres y hombres de Benasque y de Luchon, unos ficticios y otros reales. Junto a ellos la autora sitúa a montañeros apasionados por los Pirineos y procedentes de otros lugares, como Cataluña o Irlanda. Por encima de las pasiones, los temores y las tragedias, el Aneto es el verdadero héroe de esta aventura cautivadora. Su ritmo atrapará al lector de novelas históricas y al montañero que alguna vez ha caminado por los heleros de los Montes Malditos.

«Cuentos del Pirineo para niños y adultos», de Rafael Andolz

En el Pirineo, el cuento se escanciaba en las largas veladas de invierno. El contador, narrador, cuentacuentos.. Era el abuelo. El clímax llegaba con el chisporroteo del fuego, el silbido del viento en lo alto de la chimenea, la nieve en el alféizar y la luz en el candil. El auditorio: niños pequeños y grandes, pastores, criados, jornaleros, que bebían las palabras del viejo para, llegado su momento, repetirlas a la siguiente generación.

«Tina en los Carros de Foc», de Araceli Segarra

En esta gran aventura Tina recorre los nueve refugios del circuito de la Carros de Foc, que se encuentra en el Parc Nacional d’Aiguestortes i Estany de Sant Maurici. En su viaje Tina descubrirá los secretos que esconden sus lagos, revelará misterios y leyendas, y conocerá personajes mágicos, curiosos y entrañables. Una nueva historia creada y vivida por la alpinista Araceli Segarra, autora de los textos e ilustraciones.

- Advertisment -

Más popular