Durante años, las empresas u organizaciones buscan la conformación de equipos de muy alto nivel o team building, con habilidades y competencias específicas, para ir mejorando los procesos; sin embargo, conseguirlo suele ser una tarea cuesta arriba, por lo que ya cada vez son más las compañías en todo el mundo que han visto en la técnica “Outdoor Training” un método eficaz, sencillo y hasta divertido de lograr el objetivo.

Su traducción al español es “entrenamiento al aire libre” y, como su nombre lo indica, es la formación de un grupo —imaginemos en torno a 15 personas—, miembros de una misma empresa, que a través de actividades físicas en medio de la naturaleza deberá aplicar habilidades para resolver situaciones nunca antes presentadas, lo que incidiría en un mejor rendimiento laboral. Cómo nos desenvolvemos en el outdoor como un aprendizaje.

Las actividades son divertidas y ayudan a relajar al grupo y potenciar el sentimiento de equipo. Pero pueden ir más allá, cómo nos desenvolvemos en las mismas puede ser evaluado por monitores para analizar capacidad de liderazgo, relación entre personas, trabajo en equipo, toma de decisiones, comunicación, entre otras habilidades que, por lo general, no son aprendidas dentro de cuatro paredes.

“Outdoor Training” un método eficaz, sencillo y hasta divertido de lograr el objetivo / Foto (cc): Margarida Csilva

“Outdoor Training” un método eficaz, sencillo y hasta divertido de lograr el objetivo / Foto (cc): Margarida Csilva

Entre las actividades que se utilizar en el outdoor training podemos encontrar el rappel, orientación, espeleología, construcción de balsas, construcción de puentes y muchas otras relacionadas con la supervivencia, que ponen a prueba, además de la condición física, las aptitudes de cada participante para ir adaptándose a cada una de las situaciones que se presentan y el medio en el que se desenvuelve.

Un punto importante es que también se hace necesario conocer al compañero fuera de la oficina, haciendo una actividad distendida, más allá de las cuatro paredes del puesto de trabajo. Asimismo, estas actividades son un incentivo, nos lo pasamos bien, se hace equipo, se crea, se logra reforzar el team building: un equipo de alto nivel dispuestos y capaces de conseguir los mejores resultados a nivel corporativo motivando al resto de los integrantes.

Outdoor training en toda su extensión. Una actividad bien diseñada y programada.





¿Qué necesita una organización? ¿desarrollar las habilidades de su equipo? ¿incentivar? ¿crear equipo? De todo dependerá las actividades que realicemos. Un programa de outdoor training debe orientado a una finalidad y tener unas fases bien claras.

1.- ¿Cuales son las necesidades de la organización? Todo pasa por analizar al equipo y la organización. Es el personal de recursos humanos quien conoce la cultura de la empresa y particularidades de cada integrante de ella. Se analizan los problemas y es necesario saber la percepción que tiene el trabajador de sí mismo y del resto de sus compañeros.

2.- A continuación el diseño del programa Outdoor Training en función de las conclusiones sacadas en la fase anterior, qué queremos mejorar en nuestro equipo. De esta forma escogeremos a unos facilitadores y unas actividades a realizar. Es importante tener en cuenta que cada actividad en el entorno natural nos aparta algo. En algún caso nos podrá reforzar personalmente, nuestra capacidad de liderazgo, pero en otros reforzará nuestro trabajo como equipo.

3.- La presentación es un paso de vital importancia, pues se da a conocer al grupo resultados del diagnóstico, para que sepa su percepción de si mismo y con el entorno. También se da a conocer el programa.

4.- Ahora nos toca divertirnos realizando las actividades y ejercicios diseñados. Aquí se pone en juego las capacidades de cada participante en función de los retos a resolver. Cada reto está condicionado a los resultados esperados. Las actividades serán analizadas para conseguir un feed back de las mismas, y reflexionar sobre ello. No debemos olvidar que el objetivo es el aprendizaje y las conclusiones que nos aportan los ejercicios y actividades en el outdoor.


5.- Pero no se queda todo en la actividad, se buscará crear una plan de cambio en función de las reflexiones y conclusiones, las cuales deberán ser aplicadas en la organización. Es de esta manera como el trabajador multiplicará los conocimientos adquiridos durante el programa de outdoor training.

6.- Y no nos tenemos que olvidar del seguimiento, lo que acarrea que transcurridas varias semanas surjan reuniones con los participantes para conocer la evolución de lo aprendido en las actividades Outdoor Training. Aquí se analiza el progreso y como se aplica el plan de cambio fruto de las reflexiones y aprendizajes.

 

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook



No Hay Más Artículos