Las Badinas del Vero están en una de las villas turísticamente más activas de la provincia de Huesca, Alquézar, cerca del Cañón del río Vero.

Una vez aparcado nuestro automóvil en el centro de esta pequeña villa, tendrás que entrar en el mismo pueblo hasta la Plaza Mayor, desde donde cogeremos a la izquierda hasta encontrarnos de frente con un cartel que nos indicará qué debemos hacer para poder llegar al puente de Villacantal.

La etapa comenzará de forma muy suave gracias a un ligero descenso que nos conducirá al barranco de Puyuela. Desde aquí empezaremos a subir hasta el Collado de San Lucas. Dejándolo atrás, volveremos a bajar, esta vez para pasar por el lado del cañón del Vero, siguiendo después por el puente de Villacantal y, 50 minutos más tarde, avistaremos el río Vero y el puente de Villacantal, para desde aquí ponernos nuestro traje de baño y continuar nuestra ruta mojando nuestros cuerpos en las siempre frescas aguas del río. Tras esta parte nos toparemos con un montón de piedras que nos impedirán pasar, y podrás tomar un respiro junto al puente.

Cuando os sintáis preparados continuad la expedición en dirección al cauce del río, recorriendo siempre que se pueda el camino diseñado para ello. Cuando lleguéis al barranco de la Fuente, tendréis que coger el camino que os llevará a Alquézar.

LEE TAMBIÉN: