El colosal Cañón de Añisclo es considerado como uno de los paisajes más espectaculares y enormes de toda la región del Pirineo de Aragón. Recibe un constante flujo de visitantes que se desplazan al poblado colindante, Escalona, que se encuentra en la comarca del Sobrarbe. Se trata de un accidente geográfico de gran profundidad que destaca por su gran cantidad de saltos de agua y su particular flora. Sin lugar a dudas es un regalo de la naturaleza para tus ojos.

Sin embargo, el gran problema es cómo llegar hasta este espectacular monumento. Pues bien, se debe ir hacia la comarca de Somontano, concretamente a Barbastro, desde donde deberá coger camino de Bielsa. Una vez haya visto la bifurcación hacia el pueblo que estamos buscando, Escalona, deberá coger dicho camino.

Ya camino de Escalona, deberá tomar una sinuosa carretera que está pegada al río Bellós, siendo este un camino realmente bonito, por lo que no se sorprendan si deciden hacer una parada para admirar el precioso paisaje y tomar algunas fotos.

Desde un determinado punto, el camino les obligará a aparcar y continuar el recorrido andando. El punto donde deberá dejar su automóvil es San Úrbez. Deberá andar unas dos horas antes de llegar a la Ripareta, pequeño claro en el gran bosque que lo rodea donde desemboca el barranco de la Pardina. Tras más de cinco horas de un recorrido por preciosas sendas podrá por fin vislumbrar Fon Blanca, lugar de culto para los amantes de los toboganes y de las cascadas.

Una vez aquí, no olvidéis parar para admirar la naturaleza que os rodea y su flora tan característica llamada la “Selva Plana” y que se debe a las particulares condiciones climatológicas de este espacio.

Si creéis que todavía os sobra tiempo, podéis dedicarlo a conocer mejor la cultura visitando, por ejemplo, la Ermita de San Úrbez, la cual data del siglo VIII y tiene una estructura muy particular de cueva santuario. Se asemeja mucho a un pequeño cobijo artificial en la montaña.

El Cañón de Añisclo tiene todas las cualidades que hacen que sea un lugar que realmente merece ser visitado, aparte de, por supuesto, ser colindante con el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

LEE TAMBIÉN:

 

Opt In Image
Revista especial Ordesa
¡Descárgate gratis! la revista especial Ordesa e inspira tu próxima escapada