‘Cholitas escaladoras’ llegan a lo más alto de la reivindicación

Cholitas escaladoras. / Foto: Documental "Cholitas" de Arena Comunicación Audiovisual

Suscríbete a la newsletter, aires de altura en boletín semanal.

Lidia Huayllas Estrada y sus compañeras han estado siempre en las alturas; sin embargo eran obligadas a mantenerse al límite, acompañar a los escaladores y montañistas hasta un punto, hacer comida y estar a disposición de sus solicitudes. Pero, Huayllas Estrada quería remplazar los fogones por la cima.

En diciembre de 2015, 10 mujeres bolivianas decidieron reivindicarse frente a las críticas recibidas por ser indígenas o por ser mujeres. Sin prestar atención al “es imposible” o “ese es un deporte para hombres”, ellas subieron el nevado Huayna Potosí de 6.088 metros de altura, ubicado a 25 km de La Paz, capital de Bolivia.

De ese logro inició una historia que aún permanece, estas “cholitas escaladoras” son un grupo de mujeres que han decido escalar las montañas más altas de Latinoamérica, incluso, en entrevistas, han nombrado al Monte Everest como un futuro destino.

“Hay que darlo todo. Y es al llegar al límite cuando comienzas a descubrir cosas nuevas. Ni yo misma sabía de qué cosas era capaz. No hay que ponerse límites”, ha declarado Liita, una de las cholitas más jóvenes.

Las faldas (polleras) y mantas son lo más característico de su vestimenta. / Foto: @cholitasescaladoras (Instagram)
Las faldas (polleras) y mantas son lo más característico de su vestimenta. / Foto: @cholitasescaladoras (Instagram)

El nombre del grupo viene de “chola”, un término que se utiliza para nombrar a las mujeres indígenas y mestizas, aquellas que solo están hechas para “lavar y cocinar”. Este término, a veces usado de forma denigrante, también está muy relacionado con movimientos culturales de la región, por ejemplo, una de las características típicas de las cholitas es el uso de un traje típico compuesto, entre las piezas básicas, por su falda (pollera), manta, sombrero, prendedor y grandes zarcillos. Todo muy artesanal.

Las cholitas que recorren el mundo

Al alcanzar el Huayna Potosí no quedó duda en estas mujeres: eran capaces de subir eso y todas las montañas en el mundo. Luego de 2015 el grupos de las Cholitas se fue ampliando y recorriendo otras zonas montañosas.

Su trabajo ha sido reseñado por múltiples medios de comunicación de fama mundial, su mensaje está llegando cada vez más a las personas que como ellas son denigradas o para otros que solo necesitan un testimonio para entender que hasta lo que parece imposible se puede lograr.

Justo de ese tema hablan en la TEDx de SantaCruzdelaSierraWomen titulada Querer es Poder. Para una de ellas el sueño era tocar el cielo y estar en la cima, sueño que se puede cumplir en el alpinismo, llegar hasta lo más alto de una montaña y ver el cielo muy de cerca.

En los últimos años han logrado escalar diferentes montañas, pero su logro más destacado ocurrió en la montaña Aconcagua, la más alta de Latinoamérica, ubicada en el departamento Las Heras, en la provincia de Mendoza, al oeste de la República Argentina.

Las Cholitas el documental

El viaje realizado en 2019 por las cholita al sur del continente americano fue filmado y titulado Cholitas. Sus directores Pablo Iraburu y Jaime Murciego Tagarro, recorrieron con las cinco cholitas, de 24 a 50 años de edad,  este camino de 6.962 metros de altura.  La producción general fue de Arena Comunicación Audiovisual.

Lidia, de nuevo, fue una de las que emprendió la travesía. Junto a ella estuvo Cecilia, Elena, Liita y Dora.

La sinopsis del documental es la siguiente: “Cinco mujeres indígenas bolivianas protagonizan una expedición única. Como símbolo de liberación y empoderamiento se proponen escalar la montana más alta de América. Su imagen es sorprendente: escalan vistiendo su falda tradicional. Son algo más que escaladoras, son mujeres valientes que encuentran en la montana un espacio para sentirse libres, felices y vivas. Su aventura mostrará al mundo una manera inspiradora de ser mujer, de vivir la tradición y de relacionarse con la madre naturaleza”.

Y es así, en los 80 minutos que dura el documental se puede ver los diferentes procesos que tuvieron que vivir estas mujeres para lograr llegar a esta nueva cima. Entre las diferentes etapas no todo es alegría ni optimismo, el camino tiene también tristezas y miedos; el miedo a no saber qué es lo que vale llegar hasta el final.

Arena Comunicación y Pablo Iraburu  se han dedicado en los últimos años a documentar situaciones en América, por lo que han llegado a visitar Guatemala, Argentina,Nicaragua, Ecuador, Perú, Brasil y Estados Unidos.

Actualmente Cholitas está disponible en Movistar+



Primero alpinistas, luego esposas

Antes de diciembre de 2015, cuando por primera vez escalaron la montaña hasta el final, estas mujeres no eran más que las esposas de los guías de la zona. Y claro que esa unión sigue estando, simplemente que ahora se han dado cuenta que su título puede ir más allá que el de esposa o indígena. De las cinco mujeres que conforman el documental, cuatro eran esposas mientras que la única soltera era hija, también de un guía.

En 2017, después de subir el Huayna Potosí pero antes del Aconcagua, las Cholitas escalaron el Illimani de 6.462 metro de altura. Esta es la montaña más emblemática de la capital boliviana y fue superada en tres días.

Además de la experiencia que les ofrece el alpinismo en sí, este grupo se ha dedicado también a la tarea de guiar turistas en montañas cercanas a La Paz y El Alto, ambas ciudades de Bolivia. En la actualidad pertenecen a la Asociación de Guías (AAPTAM), como coordinadora y representante del grupo figura Lidia Huayllas.

A través de sus redes sociales las Cholitas han publicado recientemente información sobre su trabajo, por lo que si se va de escalada a Bolivia –cuando el contexto global lo permita- no estaría mal contactarlas.


Lo que queda al final de este material o cualquier otro documento que muestre la historia de las Cholitas es la reivindicación, el romper estereotipos. Como lo dice Lidia Huayllas Estrada: “A nosotras nos han discriminado por ser aimaras y por ser mujeres. Aquí́ la mujer siempre está cocinando o lavando. Pero las mujeres también podemos escalar. En la montana no tengo ningún pensamiento, sólo estar en la libertad”.

Cholitas escaladoras. / Foto portada: Documental “Cholitas” de Arena Comunicación Audiovisual

--

¿Te ha gustado el artículo? Invítanos a un cafe. ☕ Tu contribución es esencial. Por qué apoyar a Travesía.

No Comments Yet

Comments are closed