Si eres un amante de las localizaciones bellas y hermosas pero apacibles, es imprescindible que visite la localidad de Jaca, la cual está situada en la provincia de Huesca. Este municipio, ubicado en la pequeña y perdida aunque de gran belleza comarca de La Jacetania, está formada por numerosos barrios, los cuales voy a enumerar ahora: Guasa, Guasillo, Ipás, Jarlata, Larrosa, Lastiesas Altas, Osia, Ullé, Villanovilla y Yosa de Garcipollera Lastiesas Bajas Abay, Abena, Acín, Ara, Araguás del Solano, Ascara, , Bescós de Garcipollera, Binué, Botaya, Caniás, Espuéndolas, Fraginal, Gracionépel, , Martillué, Navasa, Navasilla, Asieso, Astún, Atarés, Badaguás, Banaguás, Baraguás, Barós, Bataraguá, Bergosa, Bernués Novés y Orante. Todos estos barrios conforman el hogar de más de trece millares de habitantes, los cuales son siempre muy hospitalarios y estarán dispuestos a hacer de su estancia una de las mejores.

Lo más mágico de Jaca es la abundante historia que encontrarás en todos sus rincones, ya que contiene momentos desde dos siglos antes del nacimiento de Cristo. Es tan exuberante que contiene indicios del Imperio Romano, de las posteriores conquistas godas, de los cristianos que se tuvieron que refugiar aquí con la llegada de los árabes, y muchísimos más sucesos que cambiaron por completo la historia de nuestro país. Aquí tuvo lugar la construcción de una pequeña localidad, construida por órdenes directas de Felipe II, y también fue una aliada muy importante para el bando de Felipe V en la Guerra de Sucesión. Fue un lugar clave en la Guerra de Rosellón, e incluso la Guerra de Independencia y las Guerras Carlistas sucedieron bajo la atenta mirada de esta histórica población.

Toda esta gran historia se complementa con innumerables monumentos artísticos e históricos que pueblan cada rincón, como pueden ser la enorme Catedral de San Pedro, el genial y extenso Museo de Miniaturas Militares, e incluso el Fuerte de Rapitán, estando este último en la punta norte de la población.

Podemos también visitar la Casa Consistorial, fundada hace más de quinientos años, el Monasterios de las Benedictinas, el Parque Viejo o la exuberante y hermosa Iglesia de Santiago. El Monasterio de San Juan de la Peña, también cargado de historia, se encuentra cercano a esta ciudad, lo que completa una localización cargada de sucesos que debes conocer.

Por último, lo que termina de redondear una experiencia que ya de por si es bastante completa, son las alegres y hospitalarias festividades de Jaca, como pueden ser el Festival Folclórico de los Pirineos o la Fiesta del Primer Viernes de Mayo. Si tienes cualquier otra actividad preferida, es muy posible que la encuentre en la ciudad de Jaca, ya que deslumbra en tantos aspectos que es una visita obligada para cualquiera que quiera experimentar un pedazo de historia española.

LEE TAMBIÉN: