¿Eres de las personas a las que les gusta visitar parajes emocionantes, cargados de historias, pero también te gusta la buena gastronomía? ¿Todavía no te has decidido por un destino para tus deseadas vacaciones? Tenemos la solución, es más, una gran escapada: Ansó, en Jacetania, una comarca que se ubica en la provincia oscense.

Es imprescindible que disfrutes de la paz que transmiten los ríos Veral y Subordán, además de los altos picos que invitan a largas caminatas, como pueden ser Peña Forca o Petrechema.

Podrás observar animales maravillosos, como los huidizos ciervos, además de marmotas y martas. Probablemente, lo más atractivo en cuanto a animales sea la gran cantidad de especies de pájaros que habitan las inmediaciones. Podrás ver como despliega las alas una gran águila real, o incluso podrás ver arvejos europeos, pero esto es solo una pequeña porción de todo lo que descubrirás en este pequeño trozo de naturaleza pura.

Si viajas a Ansó, es probable que descubras su interesante historia, la cual podrás ver expresada en las calles, en los edificios… Una de estas maravillas de la arquitectura es la Iglesia Parroquial de San Pedro, en concreto el órgano que está en su interior. Además, podrás aprender en numerosos museos como el etnológico o el de arte sacro. Otros ejemplos de construcciones alucinantes son el propio ayuntamiento y la Casa Morené, aunque realmente toda la parte antigua de la ciudad es una obra de arte en sí misma.

Los deportes de invierno son otro atractivo de las inmediaciones, ya que la práctica de esquí en varias modalidades es muy habitual en Linza.

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook



No Hay Más Artículos