Técnicas de progresión en glaciar y encordamiento: lo que necesitas saber

Técnicas de progresión con crampones / Foto: Asoggetti

Conocer perfectamente las técnicas de progresión en glaciar es indispensable para desplazarse por este tipo de terrenos. Debido a la presencia de grietas, se requiere de un buen equipo para mejorar un poco la experiencia. Uno de los aspectos más importantes al momento de hacer caminatas sobre glaciares es el encordamiento, pues este les permite a todos los montañistas estar unidos para no perderse y sobre todo, para no dar pasos en falso. Ya que el guía se encarga de revisar el terreno y de señalarles a todos por dónde deben pasar.

Aparte de esto, para ejecutar correctamente las técnicas de progresión en glaciar se asume que todos los alpinistas llevarán crampones y al menos un piolet. Estos ayudan a que el montañista se desplace un mayor facilidad y sobre todo, lo proteger de accidentes. Así que si aún no tienes este equipo ve a conseguirlo lo más pronto posible.

De igual manera, el encordamiento les permite a los montañistas ayudarse en caso de que se presente algún  accidente durante el ascenso o descenso de montañas. Así que si aún tienes dudas sobre cómo hacer un buen encordamiento te invitamos a echar un vistazo a la información que te presentamos a continuación.




Técnicas de progresión en glaciar y encordamiento: factores a considerar

  • En primer lugar, se debe tener presente que 3 personas son las ideales para hacer un encordamiento eficaz, pues mientras que una de ellas puede ocuparse del aseguramiento, el otro compañero podría asistir en el autorrescate. Sin embargo, es posible encordarse con seguridad siendo solo dos personas.
  • En segundo lugar,  está la medida y el grosor de la cuerda, ya que a partir de esto se puede tener una idea de la resistencia de esta y de este modo elegir un número de personas. Por lo general, los expertos recomiendan conseguir una cuerda que tenga un largo mínimo de 40 metros y un grosor de 9 milímetros para que el encordamiento sea más seguro.
  • En tercer lugar, se necesita contar con una buena cantidad de material extra para auxiliar a otros compañeros en caso de caídas o accidentes. Los elementos más importantes en este punto son los mosquetones y las cuerdas para hacer el autobloqueo o el nudo machard.


Técnicas de progresión en glaciar y encordamiento: cómo hacer de forma apropiada un encordamiento

Este proceso indica qué se debe hacer para encordar a un equipo de 2 personas. Al final de esta sección, explicaremos cómo añadir un compañero a la cordada. 



Divide la cuerda en 3 partes

Para empezar, necesitas tomar la cuerda, colocarla sobre el suelo formando una Z, con un compañero en cada curva de la cuerda. Estos serán los lugares de encordamiento.

Luego necesitas asegurarte de que la cuerda tiene en sus extremos la misma longitud y de que sea un poco más larga que la parte central. Después puedes puedes proceder a tomar las partes donde se formen curvas para empezar a hacer los nudos y unir a los participantes.

Únete a la cuerda con un nudo en 8

Estos deben ser nudos de 8 que irán sujetos al mosquetón del anillo ventral. Procura que este mosquetón tengan seguro; de lo contrario, tendrás que usar 2 mosquetones contrapeados. 

Ten presente que la distancia entre una persona y otra debe ser de al menos 12 metros, pues los participantes se podrán desplazar con mayor libertad, y en caso de que se vean en la obligación de unir a otro participante habrá suficiente espacio para hacerlo.

Haz el nudo autobloqueador

Después, se tiene que proceder a realizar los nudos autobloqueadores. Para esto necesitas tomar un cordino para hacer un nudo machard y sujetarlo a un segundo mosquetón con bloqueo unido al anillo ventral.

Para hacer este nudo necesitarás un cordino de unos 50-70 centímetros de largo. La ventaja que ofrece este nudo es que el cordino podrá desplazarse por la cuerda de encordamiento sin inconvenientes, pero en caso de una caída, el tirón bloqueará el nudo y este no seguirá deslizándose por la cuerda de encordamiento. 

Este nudo será muy importante si se presenta alguna caída, ya que se encontrará inmediatamente con el primer nudo que se hizo para el anillo ventral. Así se creará el bloqueo para que el cuerpo quede asegurado y los participantes puedan rescatar con mayor facilidad al compañero.

Enrolla la cuerda sobrante

Una vez los 2 compañeros tengan su autobloqueo y estén sujetos a la cuerda, cada uno podrá enrollar el sobrante de la cuerda y llevarla en la mochila o en bandolera.

Para enrollar la cuerda, sujeta una parte de la cuerda con una mano a la altura de tu cintura y, con la mano libre, pásala por detrás de tu cuello, luego por tu otra mano y repite el procedimiento hasta enrollar toda la cuerda libre. Finalmente, haz un nudo para que la cuerda de mantenga bien enrollada y se pueda utilizar rápidamente en caso de emergencia.

Si te decides a llevar la cuerda en bandolera, la debes poner después de cargar la mochila. 

¿Qué hacer si la cordada es de 3 personas?

Si la cordada es de 2 personas, el proceso ya ha terminado; si es de 3 personas, entonces queda incorporar al compañero a la cordada. Este tercer compañero se encordaría justo en la mitad de la cuerda de encordamiento. 

Para incorporar a un alpinista más a la cordada, hay 2 opciones:

  • con la misma cuerda de encordamiento, hacer un nudo en 8 de 20-25 centímetros y unir la parte libre del nudo al mosquetón del anillo ventral del nuevo compañero.
  • con un cordino, hacer un nudo prusik. Este nudo es autobloqueante y la parte libre se debe unir al mosquetón del anillo ventral del compañero.

En ambos casos, el tercer compañero puede moverse sin obstruir ni tensar la cuerda de encordamiento, dando a los alpinistas restantes la cuerda necesaria para superar los obstáculos que se presenten. 


Técnicas de progresión en glaciar y encordamiento: otros factores a considerar

  • Para empezar, asegurate de que al caminar la cuerda tenga una cierta tensión, pero no demasiada. Bajo ningún concepto, la cuerda debe arrastrarse en la nieve, pero no debe tener la tensión suficiente como para dificultar el movimiento de cada miembro del equipo.
  • Es necesario mantener una cierta distancia entre los miembros de la cordada. Si esta está compuesta por 2 personas, entonces la distancia que debe haber entre cada uno debe ser 10-15 metros; si es de 3 personas, entonces debe ser 10-12 metros.
  • Una de las técnicas de progresión en glaciar que resultan esenciales es cómo preparar el salto de una grieta. Siempre es necesario salvar este obstáculo de forma perpendicular. Esto puede significar desplazar la cordada lateralmente para estar en la mejor posición para salvar este obstáculo. El objetivo de esta medida de seguridad es que un compañero tenga que realizar la menor fuerza posible si necesita parar la caída de quien está cruzando la grieta.


Cómo encordarse: el encordamiento como técnica de seguridad en montaña

Saber cómo encordarse correctamente es una de las principales y fundamentales técnicas de seguridad para travesías sobre glaciares. Por lo general, los glaciares no son terrenos en los cuales es difícil avanzar; el problema que presentan paara los alpinistas es que hay grietas en las cuales es posible caer.

La situación más comprometida se presenta cuando un alpinista, sin querer, rompe un puente de hielo y cae por una grieta. Sin embargo, si el grupo se ha encordado correctamente, entonces los compañeros podrán llevar a cabo una maniobra de rescate.

En este artículo presentaremos algunas nociones fundamentales para un encordamiento correcto y seguro.


Cómo encordarse:  nociones básicas para una cordada de 2 personas

Al momento de preparar una cordada, es fundamental que la cuerda que separe a ambos alpinistas sea de una distancia adecuada. Esto dependerá del tipo de terreno y de grietas. Sin embargo, si la separación entre ambos alpinistas es muy corta y uno de ellos cae en una grieta, el otro compañero también se verá arrastrado en la caída.

Ahora bien, lo importante es que la cuerda que une a los miembros de la cordada tenga una longitud  menor a la cuerda sobrante. La razón para ello es simple: si el compañero cayó en una grieta y necesita ser rescatado, esa cuerda sobrante será la que estará disponible para llevar a cabo el rescate, mediante la preparación de un polipasto que permita elevar al alpinista caído.

Para la progresión en terreno glaciar, hay varios sistemas de encordamiento disponibles. Ahora bien, sin importar el tipo de sistema utilizado para la cordada, la tracción debe recaer sobre el nudo del anillo ventral, no sobre el hombro ni sobre el tronco

Como tercer factor fundamental a la hora de realizar una cordada para dos personas, se encuentra el nivel de tensión de la cuerda utilizada. Generalmente esta deberá estar siempre elevada, de forma que no esté arrastrándose sobre la nieve y, si un compañero cae en una grieta, la tensión de la cuerda limite la pérdida de nivel. Esto también reducirá el tiempo y esfuerzo que será necesario invertir para la reincorporación del alpinista caído.


Cómo encordarse: preparación para una travesía sobre glaciar

A continuación, vamos a describir cómo cada alpinista debe unirse a la cuerda usada para el encordamiento. El primer paso consiste en hacer un nudo en ocho en uno de los extremos de la cuerda y este nudo lo debes unir a tu arnés con un mosquetón con seguro.

Solamente hay que tener 2 precauciones con respecto a este nudo:

  • En primer lugar, la apertura del nudo deberá ser de un tamaño completamente reducido.
  • La cantidad de cuerda sobrante deberá ser preferiblemente de una distancia mayor a cuatro dedos. Esto es necesario para que, incluso si la cuerda recibiera un tirón violento, el nudo no llegará a deshacerse.


Cómo encordarse: el nudo autobloqueante

Como una preparación para una posible caída de nuestro compañero, es necesario unir el arnés a la cuerda de encordamiento valiéndose de un cordino. El cordino debe fijarse a la cuerda con un nudo autobloqueante y al arnés a través de un mosquetón con seguro.

Este tipo de nudo es una excelente herramienta de seguridad de los alpinistas, pues si recibe un tirón muy fuerte, como el que produciría una caída, se cerraría de una manera súbita. El nudo recomendado es un Machard bidireccional. Se dice que este es un nudo bidireccional porque al tirar en cualquiera de los dos sentidos, adelante o atrás, el nudo puede bloquearse.

Este cordino debe quedar flojo siempre durante nuestros desplazamientos, con el objetivo de que luego podamos usarlo para transferir carga hacia él en el momento de hacer una maniobra de rescate del compañero.


Cómo encordarse: técnicas de encordamiento en montaña para cordadas de 3 personas

Las travesías que ameritan la inclusión de un mayor número de alpinistas entrenados poseerán mayores probabilidades a ser más seguras y estables para la supervivencia del equipo. De esta forma, una cordada de 3 personas es más segura que una cordada de dos porque, si un alpinista cae en una grieta, el segundo compañero puede dedicarse a realizar el aseguramiento y el tercero puede asistir en la maniobra de rescate. Esto puede ser más importante si durante la caída el compañero caído no puede colaborar porque se ha golpeado y ha quedado inconsciente.

La normativa general para este tipo de casos se basa en la distancia que separará a un miembro del equipo de otro que deberá tener, en caso de una cordada de 3 personas, una distancia superior a los 10 metros.

En este caso, aplican algunos de los mismos principios delineados más arriba:

  • la distancia entre cada miembro de la cordada no puede ser demasiado corta para evitar arrastrar a los compañeros en caso de una caída
  • la distancia de cuerda sobrante en ambos extremos debe ser mayor a la distancia existente entre los alpinistas en los extremos de la cordada.

Para una cordada de 3 personas, es necesario seguir las mismas pautas que para una cordada de 2 alpinistas. El tercer miembro del equipo se incorpora después en el centro de la cuerda. Se une a la cuerda de encordamiento con un cordino y un nudo pusik bidireccional. De esta forma, puede avanzar hacia adelante o hacia atrás, sin obstaculizar las maniobras de los compañeros de la cordada ubicados en los extremos.


Otras precauciones para el encordamiento y travesías en glaciares

  • Es necesario insistir en el mismo punto: siempre que realices una travesía en una montaña con nieve o hielo, debes llevar siempre piolets y crampones; son equipos indispensables para una progresión segura.
  • Aparte del cordino, la cuerda y los mosquetones con los que nos aseguraremos a la cuerda, es necesario llevar tornillos de hielo, bloqueadores y otros mosquetones. Estos materiales adicionales los podríamos necesitar para la ejecución de una maniobra de rescate si algún compañero llegara a caer en una grieta.


No Comments Yet

Comments are closed