sábado, octubre 16, 2021
InicioMontañaVías ferratasVías Ferrata: iniciación y todo lo que tienes que saber para la...

Vías Ferrata: iniciación y todo lo que tienes que saber para la progresión en vías ferrata

De primeras, la vía ferrata es una actividad de aventura que permite disfrutar de las alturas, con un grado de compromiso menor que en rutas de escalada clásica —ello dependerá de la dificultad de la ferrata, que las hay muy “acongojantes”—.

Quiero hacer un repaso general que sirva de guía para iniciados en la actividad. Os dejo aquí algún atajo, para que podáis ir a la sección que os interese: Equipo / Técnica / Grados dificultad / Rutas en España.

¿Qué es una Vía Ferrata?

  • Como Vía Ferrata se conoce al conjunto de instalaciones artificiales que se han colocado en una pared rocosa o en un itinerario horizontal, para poder subir bajo cierta seguridad una ruta, sea de senderismo o de montañismo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una caída de una vía ferrata puede ser muy peligrosa si no se siguen al pie de la letra las normas de seguridad. 
  • Los materiales que suelen usarse en las vías ferratas son clavos, pasamanos, cadenas, grapas, tirolinas y presas, entre otros. Las vías ferratas más clásicas se encuentran en los Alpes italianos, Francia, Suiza, Alemania y España.
  • En los lugares escarpados, sin la presencia del equipamiento propio de la vía ferrata, la progresión por ese sitio requeriría el conocimiento de técnicas de escalada con cuerda, propios del alpinismo.

Un poco de historia: ¿Cuándo surgen las vías ferrata?

La montaña Hoher Dachstein, en Austria, con sus 2.995 metros de altura, fue la que vio nacer la primera Vía Ferrata en 1843. Para 1869, también en Austria, se equipó una vía ferrata en el monte Grossglockner y en 1903 en Las Dolomitas.

(TE PUEDE INTERESAR: Vías Ferratas de los Dolomitas Italianos)

Via Ferrata en Brenta / Foto: Justin Clements [CC-BY-2.0]
Via Ferrata en Brenta / Foto: Justin Clements [CC-BY-2.0]

Ya para fines del siglo XIX, muchas zona montañosas de Europa contaban con vías ferratas, pero el mayor auge de ellas surgió durante la guerra, ya que los soldados las utilizaban par llegar a los puestos de avanzada en las zonas de más difícil acceso de los Alpes.

Para el fin de las guerras, estos enclaves utilizados en su momento con fines militares, se convirtieron en senderos aprovechados por los aficionados al senderismo y al montañismo, dedicándose al tiempo de ocio y a la recreación.   

Entre estos caminos, antaño militares, destacan la Ferrata de las Trincheras en la Marmolada, la Ferrata Ivano Dibona, en el Monte Cristallo, el Camino de los Alpinos en las Dolomitas de Sesto y la Ferrata Lipella en Tofane.

Equipo y material necesario: ¿Qué se necesita para hacer una vía ferrata?

(TE PUEDE INTERESAR: Equipo y material básico para las vías ferrata)

¿Cuál es el equipamiento principal para vía ferrata? (os incluyo una elección de producto para cada categoría de material)

  • Elemento de amarre con absorbedor de energía (Edelrid – Kit Ultralite 5.0). ¿Por qué un elemento de amarre específico para vía ferrata? Se trata de un disipador de la energía en caso de caída. Si utilizamos una simple baga el factor de caída será enorme y corremos el riesgo de rotura de la misma o de lesiones en nuestro cuerpo. Los diferentes sistemas de disipación harán que una caída no represente riesgo. Atención: No enganchar nunca una cinta del elemento de amarre al arnés (impide el despliegue del absorbedor de energía)
  • Casco (PETZL Borea).
  • Aparato para asegurar, descendedor, cuerda, mosquetones (Edelrid HMS), cintas exprés, cintas (SALEWA Dyneema Sling). Estamos en territorio vertical y dependiendo de la exposición deberemos de contar con equipamiento para asegurar alguna sección o bien para descender de la vía.
  • Arnés. (Black Diamond Technician / Mujer / Hombre) Es recomendable que el arnés sea regulable en las piernas.
  • Guantes (Black Diamond Crag). Aunque no es indispensable el uso de guantes en las vías ferratas, si es recomendable llevarlos, ya que protegerán las manos de ampollas, callos y otras heridas.
  • Calzado (SALEWA Wildfire Edge GTX) y ropa montaña.
  • Gafas y frontal (PETZL Tikka).
  • Mochila (Black Diamond Blitz 20)

Técnica de progresión en una vía ferrata

Es necesario avanzar con calma y midiendo cada paso. A menudo percibida como una actividad de fácil iniciación, la vía ferrata es una actividad con riesgo que requiere una formación, como cualquier otra actividad en el medio vertical.

Recopilamos una selección de consejos técnicos para la progresión en vía ferrata con elementos de amarre. (RECOMIENDO echar un vistazo a las ilustraciones que acompañan los artículos técnicos que PETZL tienen al respecto, pincha AQUÍ. No sustituyen una formación pero ayudan a reforzar los conceptos.)

  • Regla básica: siempre estar asegurado al cable. Mantenga siempre como mínimo una cinta conectada al cable de seguridad

En general, para avanzar por las vías ferratas se usa el método de progresión en “Y”. Este  consiste en que los dos cabos de anclaje procedan de una misma cuerda que posee un extremo bífido, al que los mosquetones son acoplados. En el otro extremo de la cuerda está el disipador y se une al arnés.

Para iniciar la progresión, con los dos cabos de anclaje sujetos al cable de seguridad, se irán sorteando los anclajes fijos pasando los mosquetones de uno en uno. La idea es que siempre haya un mosquetón asegurado al cable y que se pueda realizar la progresión con uno de los cabos asegurado al cable en todo momento.

  • Una sola persona por tramo de cable. En cada tramo o distancia entre cada anclaje, sólo debe haber una persona y siempre habrá que mantener al menos una distancia de cuatro metros entre un escalador y otro.

En caso de cansancio: Posición de reposo.

  • Para descansar, es posible buscar un lugar al que anclarse.
  • Mosquetón fijado al punto de reposo y operativo. En este caso, será de utilidad el tercer mosquetón, que suele tener la posibilidad de amarrar al disipador para utilizar como punto de reposo.
  • Relaja los brazos siempre que sientas la necesidad de hacerlo
  • También es conveniente chequear que los otros escaladores se encuentren bien situados antes de ponerse a descansar.

¿Cuándo utilizar la cuerda?

  • En cualquier situación, además del elemento absorbedor de energía,
  • también es recomendable asegurar con una cuerda.
  • Para utilizar una cuerda, la cordada debe organizarse de la misma forma que en escalada, con un primero de cordada con conocimientos suficientes para asegurar a los segundos.

Atención: los elementos de amarre para vía ferrata no están diseñados para las personas de menos de 40 kg y de más de 120 kg.

¿Cómo se clasifican las vías ferrata? ¿Cómo se mide la dificultad de una vía ferrata?

Se rige por la nueva escala Hüsler, que te ayudará a no confundirte: K1 (fácil) , K2 (poco difícil) , K3 (algo difícil) , K4(difícil) , K5 (muy difícil) y K6 (extremadamente difícil).

(TE PUEDE INTERESAR: Sistema de graduación de las vías ferratas)

Las vías ferrata más famosas de España

Os hago una selección de 7 ferratas. Están repartidas por toda la geografía española. A la breve descripción se le añade el grado-dificultad y un tiempo orientativo de ferrata, a la actividad habrá que añadirle el tiempo de aproximación y regreso.

  • La vía ferrata La Hermida (K3, 1h30′ ferrata), tiene el honor de considerarse la más larga de España. Se encuentra en Cantabria, municipio de Peñarrubia, el desfiladero del río deba, a medio camino de la costa a Picos de Europa. Gestionada por empresa, acceso libre, pero debemos registrarnos.
  • La vía ferrata Baumes Corcades (K4, 2 h25′ ferrata) en Centelles (Barcelona) es de las más populares, tendrás que reservar entrada para acceder. Pasos laterales, puente nepalí de 68 metros, hacen de la vía un itinerario deportivo que nos pondrá a prueba.
  • La vía ferrata Sant Feliu de Guíxols o Cala del Molí (K3, 1h30′ de ferrata) es una clásica en la Costa Brava. Discurre junto al mar, con lo que te puedes hacer una idea de lo frecuentada que es. Elige temporada baja o entresemana.
  • En el corazón del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se encuentra la vía ferrata de la Cascada del Sorrosal (K3, 1h30′ de ferrata), concretamente al pie del pueblo de Broto. El itinerario salva la pared de la cascada por su izquierda. Un puente, varias escaleras y un pequeño tunel la hacen muy variada y entretenida. Cerrada durante el invierno.
  • La vía ferrata Hoces de Priego o de Las Buitreras (K4, 1h30′ ferrata)se encuentra en Cuenca, entre las poblaciones de Cañamares y Priego en Cuenca, sobre el río Escabas. El primer tramo es muy vertical, salvado este tendremos una travesía horizontal. Se pueden ver muchas buitreras y aves, hecho que hace que por restricciones en épocas de nidificación se encuentre cerrada. Consultar antes de ir.
  • La vía ferrata del Tajo de Ronda o La Sevillana (K2) , enclavada en un lugar privilegiado, ideal para iniciación, fácil pero muy emocionante. La Vía ferrata del Tajo de Ronda se utilizó por los obreros de la Sevillana en los años 20 para sujetar los tajos con muros de mampostería, con los que proteger los Molinos y las acequias de agua de la zona.
  • La vía ferrata del Ventano del Diablo se encuentra a los pies del conocido mirador natural del Ventano del Diablo, en el pueblo de Villalba de la Sierra, a tan sólo 21km de Cuenca ciudad. Dos recorridos (K3 y K4).

(Si estás buscando una vía ferrata en particular, TE RECOMIENDO que visites el catálogo de itinerarios reseñados en deandar.com (pincha AQUÍ).

- Advertisment -

Más popular