Astún, paraíso del snow

Estación de Astún / Foto: Luistxo eta Marije [CC BY-SA 2.0]

Astún tiene una situación privilegiada, en un valle transversal al eje pirenaico, bien protegido de las corrientes de viento, lo que le garantiza el sol y la existencia de nieve casi desde el principio hasta el final de cada temporada. Por su configuración, todos los descensos confluyen en el amplio espacio que forma el núcleo de la estación, donde están también los hoteles, apartamentos, bares y restaurantes.

De Astún son mis primeros recuerdos sobre unos esquís. Es la estación más joven del Pirineo aragonés, abrió sus puertas en 1976 y allí íbamos casi todos los estudiantes de Jaca, los fines de semana con el club Escolapios y las semanas blancas con los compañeros de clase. Cómo olvidar aquellas viejas botas de cordones que alquilábamos, los larguísimos esquís que medíamos estirando la mano a lo alto y las escapadas del instituto a media mañana para subir ‘a dedo’ y aprovechar las pistas casi vacías entre semana. Los monitores solían decir entonces que todos los de Jaca esquiábamos igual de mal. Habíamos aprendido sin monitor, por supuesto.

Además de esquiar por La Raca o Truchas, a Astún se viene a disfrutar del paisaje. No te pierdas las espectaculares vistas al salir de los remontes de Águilas y Canal Roya, con el pico Anayet (2.559 m) de frente y el Balaitús (3.061 m) a la izquierda.

Los amantes del snowboard pueden descender por cualquiera de las pistas de Astún, pero además la estación tiene una zona de Half Pipe y un Snow Park. Y en la zona de Sarrios hay un espacio dedicado en exclusiva a la práctica del snowboard y el free style.


Datos útiles

  • Km esquiables: 42.
  • Pistas: 54 (10 negras, 21 rojas, 18 azules y 5 verdes).
  • Remontes: 15, 5 de ellos telesillas.
  • Cota máxima: 2.300 m (La Raca).
  • Cota mínima: 1.658 m.
  • Precio forfait día: 37 euros (medio día, a partir de 13.00 h: 24,50 euros).
  • Cómo llegar: desde Jaca, por la N-330, 33 km.


No Comments Yet

Comments are closed