Bardenas Reales: el “Death Valley” navarro

Bardenas Reales / Foto: Bernard ermant (unsplash)

Las Bardenas Reales es uno de los parajes naturales más singulares de zona norte, una zona semidesértica en pleno corazón de Navarra que ofrece a sus visitantes paisajes y rincones sobrecogedores. Además, son muchas las rutas de senderismo que se pueden realizar para conocer los rincones de la zona.

Las Bardenas Reales de Navarra podría definirse como un enorme tapiz en el que barrancos, mesetas, desiertos y bosques se entremezclan dando lugar a uno de los parques naturales más singulares y espectaculares de toda la Península Ibérica. Su variedad en hábitats, riqueza faunística y florística hacen del parque un destino imprescindible para cualquier amante del turismo rural o ecoturismo. Además, se pueden practicar numerosas actividades y deportes al aire libre, desde barranquismo a rutas en segway, una de las formas más originales para conocer en profundidad todas las áreas en las que se dividen las bardenas. 

Las Bardenas Reales de Navarra se dividen en dos áreas principales: la Bardena Blanca y la Negra. La primera destaca por la presencia de sales y yeso en el terreno que le dan as la zona ese color blanco tan característico, dividiéndose al mismo tiempo en dos zonas: la Blanca Alta y la Baja. En la Bardena Negra, zona limítrofe con Aragón, destaca el paisaje de Caídas de la Negra, la mejor zona para el avistamiento de aves donde los ornitólogos podrán contemplar desde aves rapaces como el buitre a aves como la avutarda.

Otro de los rincones emblemáticos de las Bardenas Reales es El Plano, una pequeña meseta que se halla a poco más de cien metros de altura sobre el resto del terreno. Por último, debemos señalar el paraje del Rincón del Bú, el cerro o “cabezo” de la Virgen de Nuestra Señora del Yugo y el Vedado de Peñaflor, una zona de bosque y que podría considerarse el oasis de las Bardenas Reales.


Guía práctica

  • Ciudad de referencia: Tudela
  • Accesos: uno de los accesos al Parque es a través de pista asfaltada que parte desde la gasolinera a la salida de Arguedas. Otro de los accesos es una pista tierra desde la carretera de Carcastillo-Figarol (el Paso) y, y que llega a la pista que circunda el polígono.


Rutas y paseos en las Bardenas Reales

Rutas con niños en las Bardenas Reales:

Podéis ir a ver Castildeterra y dar un paseo por los barrancos alrededor. El “Barranco de las Cortinas” es un pequeño paseo circular muy ameno y que merece la pena para adentrarse en los entresijos de la erosión que ha ido moldeando el lugar.

Otro paseo interesante es acceder al Cabezo de las Cortinillas, un mirador al que llegamos a través de escalones de hormigón que resisten los embiste de la naturaleza. Podremos apreciar la morfología característica de la Bardena en todo su esplendor.

Hay que tener en cuenta que, salvo las rutas señalizadas y habilitadas, no es posible transitar por otros senderos. También está delimitada la zona militar.


No Comments Yet

Comments are closed