Camino de Santiago con perro

camino-de-santiago-con-perro
Caminata / Pixabay

Si estás interesado en hacer la peregrinación a Compostela y no deseas dejar sola a tu mascota, debes saber que, sí es posible hacer el Camino de Santiago con perro, solo hay que estar atento a una serie de recomendaciones que se deben considerar antes de emprender el viaje y durante el recorrido de la ruta que hayas elegido.

Índice

Consejos antes de emprender el viaje

Los principales aspectos que tienes que atender previo a emprender el Camino de Santiago con perro, son los siguientes:

Preparación física

Igual que el dueño, tu perro también necesita tener un buen estado físico previo, ya que el Camino de Santiago será muy duro para ambos.

Lo recomendable es que un par de meses antes de emprender el Camino de Santiago lleves al perro a hacer largos paseos a paso rápido, tratando de que haga aproximadamente 20 kilómetros al día, entre mañana y tarde.

Se sugiere alternar entre caminos de tierra, piedra o calzadas con el fin de fortalecer sus almohadillas. También se encuentran disponibles productos que se aplican en las patas para su endurecimiento y evitar así posteriores lesiones y magulladuras.

Otro consejo es el de desparasitar interna y externamente al animal. Por dentro se puede usar una pastilla anti-parásitos y por fuera se debe aplicar una pipeta contra pulgas y garrapatas. Es importante mantener durante todas las etapas al perro con su collar anti-garrapatas, puesto que pasará por zonas donde abundan estos insectos y además es posible encontrarse con otros perros durante todo el Camino.

Preparación de la Mochila

En esta ocasión, además de lo que básico que debes llevar en la mochila, tienes que tomar en cuenta todo lo necesario para el perro. Dentro de los objetos que tu mascota requerirá se encuentran:

  • Documentación del animal. El certificado veterinario de salud y el documento donde se demuestre que ha sido vacunado contra la rabia.
  • Correa y arnés. Se recomienda el empleo de este accesorio porque mucho tiempo atado al collar puede causarle daños.
  • Chubasquero canino.
  • Toalla de secado rápido. Se sugiere llevar una que sea específica para el perro.
  • Bebederos plegables. Fabricados en tela impermeable, son muy útiles debido a su poco peso y tamaño.
  • Se aconseja llevar más o menos dos kilos de pienso distribuidos en bolsitas de ración.
  • Es útil para mezclar el pienso con otros alimentos.
  • Bolsas para deposiciones. Debido a que vamos a pasar por algunos núcleos urbanos en los que se deben recoger los desechos de la mascota.
  • Calzado perruno. Con el fin de darle protección a las almohadillas del perro.
  • Crema para almohadillas.
  • En caso que el animal tenga que pasar una noche por fuera.

Credencial Canina

A partir del año 2018, los perros que finalizan la peregrinación hacia Santiago de Compostela, pueden obtener, igual que su dueño, la Credencial o Compostela Canina, llamada también la Perregrina.

Funciona de igual modo que la Credencial del Peregrino convencional. Es decir, debe ser sellada en el transcurso del Camino y en Santiago, se debe coordinar su entrega con una persona responsable de la Asociación Protectora de Animais do Camiño (APACA).

Cuál es la mejor ruta para hacer el Camino de Santiago con perro

Aunque la gran mayoría de las rutas se puede hacer con el perro, la más recomendada es la de Sarria, por la facilidad de acceso y por la presencia de alojamientos que permiten el ingreso de animales.

Cómo llegar a Sarria con mascota para hacer el Camino de Santiago

Para llegar a Sarria con el fin de hacer el Camino de Santiago con perro, existen varias opciones, las cuales se describen a continuación:

Por tren

  • Si estás en las cercanías, este es el único medio de transporte público que te permite viajar con tu perro sin que importe su tamaño. Las exigencias son que vaya atado y si tiene más 10 kilos que lleve bozal. Otro aspecto a favor de este medio de transporte es que el perro viaja de forma gratuita.
  • En casos de media y larga distancia únicamente los perros que pesen menos de 10 kilos podrán viajar en estos trenes. Deben ir en un transportín de dimensiones 60x35x35 cm. En la mayoría de estos trenes hay que pagar algo adicional por llevar a tu mascota.

En autobús

Si no se trata de un perro guía, tu mascota debe viajar en bodega dentro de un transportín, lo cual no parece muy conveniente, ya que irá sin comodidades y recibiendo golpes del equipaje de los demás pasajeros en toda la travesía.

En avión

En las compañías de bajo coste no se permite viajar con perros de ninguna forma. En otras compañías, los perros muy chicos pueden viajar en cabina dentro de un transportín (máximo de 8 kilos y previa autorización). El resto de perros podrán viajar en bodega pagando un extra del billete.

En coche

Usar el coche privado para trasladarse al comienzo del Camino es la solución más cómoda. En caso de no contar con esta opción, es posible alquilar un vehículo o contratar un viaje mediante empresas especializadas.

Consejos durante el Camino de Santiago

Si ya estás en el Camino de Santiago con perro, y el mismo está preparado a nivel físico y de equipamiento, hay que considerar ciertos aspectos a fin de evitar inconvenientes:

Dejarlo suelto o con correa

Se recomienda alternar estas dos opciones, ya que durante el Camino de Santiago habrá zonas donde el perro puede correr tranquilamente suelto y en otros tramos hay que caminar cerca de carreteras donde tiene que ser controlado.

Otro asunto importante es la adaptación a las largas distancias de las etapas. Los primeros días hay que estar más atento a atarlo debido a que puede correr sin control y cansarse pronto, después de unas etapas, el mismo animal dosificará sus energías.

Alimentación

Se recomienda no modificar su dieta, sí se tiene que aumentar la ración diaria de comida, ya que el esfuerzo físico del perro va a ser mayor que cualquiera realizado hasta ahora.

Si durante alguna etapa el perro no quiere comer nada, una solución adecuada es suministrarle algún refuerzo alimenticio. Al final de la etapa se le debe proporcionar su ración diaria de comida.

Hidratación

Es básico que al perro se le permita tomar la cantidad suficiente de agua. Es esencial llevar una botella propia para ir llenando su bebedero, además de poder controlar el agua que bebe. Hay que darle progresivamente el agua para no desperdiciarla, debido a que necesita estar hidratado.

Cuidado de las almohadillas

Es importante que las almohadillas de estos perros se mantengan hidratadas. Para ello, por las noches antes de dormir hay que aplicarle unas cremas específicas para esto. Así descansarán mientras el ungüento actúa y por la mañana estarán listos para emprender una nueva etapa.

Si se decide usar calzado para animales, es importante utilizarlo cuando se pase por tramos pavimentados, como asfalto u hormigón. Este tipo de acabados dañan las almohadillas del perro. Cuando se trata de distancias largas hay que ponerle las botas al final, ya que las almohadillas se irritan y se ablandan, volviéndose más delicadas.