¿Cuál es el equipo imprescindible para irse de camping?

Suscríbete a la newsletter, aires de altura en boletín semanal.

Disfrutar de una aventura de acampada dependerá en gran medida del equipamiento básico que nos acompañará, el cual dependerá del lugar de destino, del clima y del perfil del campista, al haber personas que necesitan más o menos elementos para disfrutar de unos días de acampada.

Acampar suele ser sinónimo de aventura, de estar en contacto con la naturaleza y de alejarse del habitual entorno de ruidos de la ciudad. La acampada puede hacerse con familia o con amigos, en entornos de playa o de montaña, pero en cualquier caso necesitamos preparar esta acampada con cierto tiempo y teniendo claro qué equipamiento necesitaremos de acuerdo con nuestras necesidades, a la duración de nuestra estancia en el camping y a la zona en la que vayamos a estar de camping. El éxito de estos días dependerá del equipamiento y en este enlace podemos encontrar y comparar los elementos imprescindibles a llevar en nuestros días de acampada.

A continuación, vamos a mostrarte algunos elementos básicos que deberás llevar en tus días de acampada. Son los imprescindibles; a partir de ellos podrás ampliar en función de tus necesidades. Salvo que usemos una caravana, el primer elemento imprescindible es contar con una buena tienda de campaña, pues ésta será nuestra casa durante el tiempo de camping. Y decimos que es imprescindible porque, a la hora de acampar, la tienda nos servirá de protección del sol o lluvia durante el día y la noche, ya que será el sitio donde recuperaremos fuerzas. En función del sitio adonde vayamos, deberemos elegir una tienda de campaña adecuada para el sol o la lluvia, así como a si vamos andando, en coche o en bicicleta, pues deberemos cargar con ella durante la travesía y el peso será un elemento para considerar en tanta importancia como el material con el que nos protegeremos.

Saco de dormir y linterna

A la misma altura de importancia está el saco de dormir. Es otro elemento imprescindible en nuestros días de acampada. De la misma manera que sucede con la tienda, el saco de dormir lo debemos elegir en función de nuestras características físicas y del terreno y clima del sitio en el que acampemos. Fundamentalmente debe reunir dos condiciones: debe ser cómodo y protegernos de las inclemencias meteorológicas. Para los más expertos, y personas menos acostumbradas a la acampada, recomendamos añadir una especie de colchón que sirvan de aislante respecto al suelo y que nos sirva de complemento para conseguir un mejor descanso. La almohada es otro elemento que podemos sumar para acondicionar nuestra ‘cama’ durante estos días de camping.

Conocidos estos dos elementos imprescindibles en todo buen campista, pasemos a los utensilios básicos del día a día. La mochila no puede faltar, tanto para moverse de una zona a otra como para realizar excursiones en las cercanías de nuestro camping. La silla de camping para descansar tanto dentro como fuera de nuestra tienda de campaña es otro elemento necesario. ¿La mejor opción? Una silla que sea pequeña, plegable, ligera y cómoda, y así podremos transportarla fácilmente y disfrutarla durante nuestra estancia en el camping.

Otro elemento fundamental es la botella de agua, puesto que mantenerse hidratado en prioritario en cualquier excursión. A ser posible debemos decantarnos por una botella que permita mantener el agua fresca. Otras características son que esté fabricada en aluminio o acero inoxidable; y en la medida que sea posible debemos desechar botellas de plástico. No conservan bien el agua ni pueden reutilizarse, además de ser contraproducentes con el medioambiente. En esta misma línea debemos actuar en cuanto a los utensilios de cocina que podemos llevarnos para reponer fuerzas. A ello (tazas, platos…) debemos añadir una estufa de gas portátil, con la que cocinar. Recuerden que en el campo, playa o montaña no suelen haber enchufes. Lo mismo sucede con la luz, por lo que llevar una buena linterna, o una lámpara portátil, es fundamental para alumbrarnos. Si se nos olvida, siempre nos quedará la linterna del móvil, aunque también debemos prever que puede agotarse la batería de este, por lo que debemos llevarnos varias baterías externas. Asimismo, el contar un móvil es una medida de seguridad en caso de tener algún tipo de percance.

Ropa, salud e higiene

Un corte o una abrasión siempre puede suceder y ello no debería fastidiarnos nuestra aventura de estar de acampada. Para ello, recomendamos llevar un pequeño botiquín de primeros auxilios con algunas gasas, desinfectante y pastillas contra dolores. Y, en estos tiempos sociales, no debemos olvidar llevar unas cuantas mascarillas y geles hidroalcohólicos.

¿Y qué más utensilios debemos llevarnos en nuestra acampada? Ahora ya dependerá de la forma de ser de cada uno y de la zona a la que vayamos, pero quizá una pequeña nevera portátil donde conservar bebidas y alimentos; una bolsa de ropa de montaña; productos de higiene (peine, jabón, cepillo de dientes…); chubasquero; repelente contra los insectos; crema solar, entre todo aquello que consideremos como básico para disfrutar de unos buenos días de acampada en un camping.

--

¿Te ha gustado el artículo? Invítanos a un cafe. ☕ Tu contribución es esencial. Por qué apoyar a Travesía.

No Comments Yet

Comments are closed