Descubre la interesante historia del surf

Suscríbete a la newsletter, aires de altura en boletín semanal.

El surf es emoción, pasión y adrenalina; es lo que caracteriza al surf, donde saber aprovechar la fuerza del mar a tu favor y contar con la técnica apropiada, es la clave que te llevará a realizar impresionantes hazañas y sentir la emoción de este deporte.

Pero es curioso que uno de los deportes más populares del planeta, al mismo tiempo sea uno de los más antiguos. La historia del sur está cargada de acontecimientos que por un lado pudieron acabar con el deporte y por otro, una serie de hechos fortuitos que le dieron un impulso impresionante, hasta convertirse en lo que es actualmente.

La historia del surf

Historia del surf / Foto: Free-Photos (Pixabay)

La historia del surf se remonta al siglo XVIII, más concretamente al año 1778. En este año es la primera que vez se observó a otros practicar algo parecido a lo que hoy conocemos como el surf. Resaltamos esto último, por ser el primer registro donde se pudo ver a otros practicando el deporte en la modalidad que existía en aquel tiempo. Sin embargo, a ciencia cierta se desconoce en realidad cuando comenzó.

Para entender mejor lo anterior, debemos remontarnos a dicho año, cuando una expedición británica que estaba dirigida por el capitán James Cook y que tenía como destino viajar de Tahití a los Estados Unidos, por casualidad se encontró con una serie de islas que para aquel entonces eran desconocidas, y que hoy conocemos como las islas Hawái.

La expedición de James Cook, se detuvo en estas islas con el fin de trazarlas en el mapa y poder realizar anotaciones sobre sus características y la forma de vida de las personas que habitaban allí.

Pero, un hecho lamentable ocurrió durante la estancia en las islas, ya que se suscitó una acalorada discusión con los indígenas producto del robo de una barca. La discusión no quedó allí, y se convirtió en un acto violento donde pierde la vida el capitán Cook cuando una de las lanzas de los indígenas le alcanzó.

Por esta razón, el teniente James King toma el mando de la expedición, y es allí donde escribe el diario de abordo, evidentemente haciendo referencia a los hechos ocurridos, y además anotando la primera referencia escrita conocida sobre el surf.

El teniente explica en dicha nota algunos de los entretenimientos comunes de los indígenas en la isla. En el texto antiguo realizado por James, se deja ver un fragmento en donde explica que uno de los entretenimientos más comunes de los indígenas de las islas es llevado a cabo en el agua.

Según explica James King, el entretenimiento al que hace referencia, lo llevan a cabo los indígenas cuando el mar se encuentra crecido, y las olas rompen cerca de la orilla. Los habitantes de la isla, especialmente hombres entre los 20 y 30 años de edad, entran al mar y se acuestan en una plancha ovalada hecha de madera que tiene su misma altura y ancho, manteniendo las piernas unidas en lo alto usando sus brazos para poder guiar la tabla.

Una vez en el agua, esperan a que lleguen las olas más grandes, y en ese momento todos comienzan a remar con sus brazos para permanecer en la parte alta de la ola, la cual los impulsa a una velocidad vertiginosa. Este deporte practicado por los isleños busca guiar la plancha para que se mantenga en la dirección correcta en la parte alta de la ola conforme la misma varía de dirección.

Continúa James King en su nota manifestando que cuando la ola dirige a uno de ellos cerca de las rocas momentos antes de ser atrapado por el rompiente, todos los felicitan. Está claro, que el motivo de esta práctica es por mera diversión y entretenimiento, y no tiene que ver con pruebas de destreza, lo cual les causa a los isleños un gran placer al realizar este ejercicio.

Es llamativo que sea esta la primera referencia que se tiene sobre la práctica del surf, que como hemos visto, se descubrió producto de una serie de hechos casuales y otros desafortunados.

El surf casi desaparece a inicios del siglo XIX.

Historia del surf / Foto: mariamza (Pixabay)

Pasaron las décadas y llegaron a la isla misioneros de Escocia y Alemania en el año 1821, prohibiendo diversas tradiciones y prácticas como el surf, por considerarlo inmoral. A inicios del siglo XIX, la práctica del surf había desaparecido casi en su totalidad, siendo sólo un pequeño grupo de hawaianos que continuaron practicando el deporte y fabricando tablas.

Sin embargo, justamente cuando parecía que el deporte iba a desaparecer por completo, en el siguiente siglo, es decir, iniciado el siglo XX, un pequeño grupo de descendientes de antiguos reyes hawaianos decidieron retomar la práctica de utilizar planchas de madera para montar olas, iniciando en la playa de Waikiki. Uno de los mejores de aquel grupo, se llamaba Duke Kahanamoku.

El padre del surf moderno Duke Kahanamoku.

Estatua de Duke Kahanamoku / Foto: Andym5855 (Flickr)

Duke Kahanamoku, al día de hoy se le considera el padre del surf moderno. Evidentemente, no es porque haya inventado la práctica del surf, sino que se le considera el inventor del surf tal y como lo conocemos actualmente. Apodado como Gran Kahuna, reinventó un deporte en una época en la que casi había desaparecido, dándole importante renombre y popularidad a la práctica durante su vida.

Su palmarés deportivo fue impresionante, y aunque destacó en sus inicios con la natación, batiendo importantes récords, fue él quien popularizó el deporte del surf, al viajar a otros lugares del mundo como Australia, dando exhibiciones de surf que hasta el momento sólo era conocido en Hawai.

Una de sus más importantes demostraciones y que representó un antes y un después en la historia del surf, fue la que realizó en la playa Freshwater Beach’ de Sídney, donde dio un auténtico recital el día 23 de diciembre de 1914. Tanto impresionó dicha demostración, que es considerado como el día más importante para el surf en Australia. También es conocido que Duke promovió la expansión del deporte dentro de Hawai y más allá, teniendo fuerte presencia en Australia y Estados Unidos.

Al pasar los años, el desarrollo del deporte se asentó principalmente en Hawai, California, Australia y Perú donde había algunos practicantes del surf en estas áreas. Sin embargo, en el año 1959, se estrenó la película Gidget que dio al surf una popularidad muy grande convirtiéndolo en una moda a nivel nacional en Estados Unidos.

No se hicieron esperar las series de televisión, como Serie-B o los Beach Boys que convirtieron al surf en uno de los deportes más populares de California.

La historia del surf en España.

Historia del surf en España / Foto: Free-Photos (Pixabay)

Precisamente desde el año 1960 en adelante, cuando el surf estaba popularizado en Hawai, Australia y Estados Unidos, comenzó la tendencia del surf en España. Concretamente entre los años 1963 y 1965, surgió la práctica de este deporte de manera independiente en diversos puntos de la península.

La práctica del surf en España inició principalmente en Asturias, País Vasco, Cádiz y Cantabria, que fueron los focos donde se comenzó a practicar, y un poco más adelante se popularizó en las Islas Canarias.

Sin embargo, antes de 1963, ya hubo una persona que se atrevió surfear en nuestro país. Fue en el año 1957, cuando el estadounidense Peter Viertel, guionista de una película llamada “Fiesta”, que tuvo su producción en Pamplona, decidió traer alguna de sus tablas al país junto a su material cinematográfico. Esta fue la primera tabla de surf que se pudo ver en España, y es oficialmente la primera persona que practicó este deporte en el país.

Surfistas españoles que impulsaron el deporte.

Dos jóvenes de Gijón llamados Félix Cueto y Amador Rodríguez crearon una tabla labrada mano, ya que habían descubierto el surf gracias a una carátula de una de las series más populares como lo era Beach Boys. Esta carátula se mostraba a un surfista montando una gigantesca ola con increíble destreza, imagen que no pudieron quitarse de la cabeza.

TE PUEDE INTERESAR: Los mejores destinos para hacer surf en España

Los dos amigos intentaron construir su propia tabla, pero notaron que era muy pesada y que sólo podían transportarla entre los dos. Experimentaron en aquel verano sin mucho éxito. Pero el siguiente invierno, Félix construyó otra tabla bastante más ligera, en base a las indicaciones de una revista americana conocida en aquel entonces como Mecánica Popular.

Los esfuerzos tuvieron sus resultados, ya que en el verano siguiente, luego de muchos intentos y caerse innumerables veces, su compañero Amador Rodríguez consiguió surfear la primera ola mientras Félix desde la playa saltaba de alegría. Ese momento, fue el inicio del surf en España.

Historia del surf / Foto portada: KANENORY (Pixabay)

--

¿Te ha gustado el artículo? Invítanos a un cafe. ☕ Tu contribución es esencial. Por qué apoyar a Travesía.

No Comments Yet

Comments are closed