miércoles, noviembre 23, 2022
InicioDestinosOceaníaSendero Routeburn (Nueva Zelanda)

Sendero Routeburn (Nueva Zelanda)

La ruta Routeburn consiste en una travesía de 32 kilómetros a través de los Alpes del sur de Nueva Zelanda. Esta travesía uno Mount Aspiring y el Parque Nacional de Fiordland. Durante el recorrido se observar prados, valles esculpidos en el hielo, las orillas de los lagos alpinos y bosques. Todo ello con el telón de fondo los picos montañosos cubiertos de nieve. Se considera como una de las mejores rutas de senderismo del mundo.

Durante el recorrido el sentimiento de pertenencia a la naturaleza es inevitable. Ello se consigue a través de olor a selva tropical abundante en oxígeno, los cantos de las aves nativas, el sabor del agua glaciar fría y por la sensación de neblina que se crea en las cascadas.

El Routeburn Track es uno de los nueve grandes Great Walks caminatas del Departamento de Conservación de Nueva Zelanda. Estas pistas cuenta con más estándares de calidad que el resto de las pistas. Eso quiere decir que están bien formadas y son fácilmente segables.

Guía práctica para el senderista

El recorrido se puede iniciar en dos puntos diferentes: al comienzo y al final; lo que permite hacer el recorrido en dos direcciones. Uno de las entradas se sitúa en el Refugio Routeburn (Glenorchy). El otra entra en cambio está en The Divide (Milford Road).

Empezando el recorrido desde Routeburn el bosque comienza en ascenso hasta la cabaña del lago Howden. Tras unas horas caminando a 174 metros de altura se encuentra Earland Falls, una catarata que ofrece una impresionante vista y además ayuda a refrescarse a los senderistas.

Siguiendo el camino, andando llegamos hasta es lago Mackenzie. Estará será la parada del primer día. Tras 12 kilómetro y 5 horas caminando toca dormir en el camping que está a pocas metros de la orilla del agua.

El día dos hay un cambio entre la zona tropical y el ascenso a la zona alpina. Desde el mirador se puede observar la grandeza del lago que se formó mediante un glaciar tomando forma de U. Desde allí sigue la ruta hasta Harris Saddle. Durante este tramo es posible encontrarse con lluvias, densa niebla y fuertes rachas de viento. En el caso de que el viento sea muy brusco es complicado poder comunicarse con los compañeros. Tras una sendero bastante empinado se llega ala meta, el punto más alto de la pista con 1.225 metros.

La ruta continua, ahora en descenso hacia un valle. Todo el camino esta repleto de árboles llenos de musgo y liquen creando un paseo de color verde. Tras 13.6 km y 7 horas caminando se llega al campamento Routeburn Flats.

El tercer día es el último para terminar el recorrido. Este es el día más sencillo para caminar. El camino se realizar por un bosque que esta repleto de arroyos.

No hay servicios a lo largo del camino únicamente cabañas y campings.

Consejos para el senderista

Hay que tener en cuenta que la ruta se va a realizar andando. Aunque la ruta no tenga ningún tipo de complicación, aquellas personas que tengan problemas para poder subir y bajar cuestas debería de tener gran cuidado.

El recorrido está rodeado por montañas de gran altitud, es por ello que la nieve será compañera en gran parte del viajes. Sería conveniente hacer uso de prendas térmicas o aquellas que ayuden a no pasar frio durante el recorrido. Los zapatos deben ser impermeables, que ayude a mantener los pies calientes y sean capaces de resistir cualquier tipo de suelo. En el caso de que la ruta se realice en primavera o verano, la nieve no abunda de la misma forma pero las noches son igualmente frías. Durante estos meses se recomienda hacer uso de prendas más finas durante el día pero incluir ropas calientes para la noche. Nunca se debe olvidar una mochila que incluya todos los elementos que necesitemos durante el día y que incluya prendas para los cambios bruscos de clima que pueda haber.

Durante el recorrido, como ya se ha mencionado antes solo hay lugares para poder pasar la noche. Esto conlleva a que los senderistas deben llevar todos los alimentos y bebidas que requieran en sus mochilas. Es importante llevar abundante comida para cualquier tipo de emergencia.

En el caso de dormir, aunque haya algunos lugares para poder pasar la noche, en los meses de temporada alta (finales de diciembre) la ocupación suele ser completa y en algunos casos suele ser necesario acampar. Para que no haya ningún imprevisto se recomienda llevar una tienda de campaña y todos los elementos necesario para poder pasar la noche y cocinar encima. Aún así siempre será necesario llevar encima un saco para poder dormir.

Teniendo en cuenta todas las complicaciones que se pueden tener durante el camino, es recomendable realizar una planificación detallada. Es importante que la ruta incluya todos los detalles y que se siga lo establecido en ella. De esta forma en el caso de que se pierdan los de búsqueda y rescate podrían rescatarles con mayor facilidad. Además si algún familiar contase con una copia del planning sería aún mejor. También es recomendable, teniendo en cuenta que el clima puede ser de lo más variado ponerse en contacto con el Centro de Visitantes para conocer el tiempo que va a hacer. +

Teniendo en cuenta que es un sendero muy popular, son muchas las personas que quieren acudir a él. Por ello se recomienda hacer la reserva del viaje, del alojamiento, de transporte y de traslados de inicio y final de la pista con bastante antelación.

- Advertisment -

Más popular