El Valle de Tena es uno de los lugares más ricos y espectaculares de la zona pirenaica; ofrece una gran variedad de atractivos turísticos de diversos estilos, aquí hacemos un recuento con algunas alternativas ideales para disfrutar en un viaje de tres días.

Actividades de nieve

Teniendo la energía típica del primer día, te recomendamos alguna actividad de montaña que es una de las cualidades de la región; por ejemplo en el balneario de Panticosa, durante época invernal, es posible realizar actividades sobre nieve como el esquí de fondo, para lo cual se cuenta con tres diferentes pistas con igual número de niveles de dificultad.

Aunque si quieres subir más a la montaña, la gama de actividades se va ampliando, pues no sólo puedes practicar esquí alpino, sino también realizar excursiones en raqueta de nieve.

De igual forma los recorridos en motonieve o en trineo de perros por el Valle de La Partacua, son otra experiencia única, como también lo es construir tu propio iglú y pasar la noche al interior en las espectaculares zonas alpinas de Tena Park.

En las estaciones de esquí de Formigal y de Panticosa encontrarás las pistas que se adapten a tu nivel y te harán disfrutar de la nieve.  

Turismo de aventura

Si te gusta la adrenalina aquí encontrarás atractivos desafíos, siendo uno de los primeros que destaca la Tirolina Valle de Tena, que es ni más ni menos que la tirolina doble más larga de toda Europa.

A pesar de que puedes alcanzar velocidades de hasta 90 km/h, en realidad es también una de las más seguras y completas, siendo además la única que se encuentra adaptada para dar emociones a personas minusválidas.

El trayecto también es una buena opción para el primer día, pues recorre diversas zonas de gran belleza natural, como el Embalse de Búbal, ofreciendo una panorámica general de la región; aunque también existen recorridos especiales nocturnos, los cuales resultan aún más espectaculares bajo la luz de la luna.

El entorno pirenaico también resulta ideal para actividades aéreas como los vuelos en parapente, los cuales se realizan en aparatos biplaza conducidos por un profesional, por lo que resulta en una experiencia segura y trepidante, apta para personas mayores de 7 años de edad.

De igual forma te recomendamos considerar darte una vuelta por el Parque de Arratiecho, donde existen atractivos circuitos de entrenamiento, los cuales pondrán a prueba tus habilidades en las bellas zonas boscosas de la región de Biescas, donde se incluyen de igual forma algunas instalaciones especiales para menores de edad.

Ibones de Anayet / Foto: jolumurcia [CC-BY-2.0]
Ibones de Anayet / Foto: jolumurcia [CC-BY-2.0]

Senderismo

El Valle de Tena se ha convertido también en uno de los favoritos para los amantes del senderismo, pues sus hermosos paisajes naturales, verdes en verano y nevados en invierno, resultan altamente llamativos, por lo que caminar un poco sería una gran actividad para el segundo día, pues puedes acceder a una magnífica colección de postales que vale la pena disfrutar.

Desde luego que equiparte con una buena app de senderistas te ofrecerá una guía con el amplio catálogo de rutas en la región; son cientos las alternativas de trayectos existentes, y de acuerdo a tu energía, condición física y al tiempo que le quieras dedicar a esta actividad, puedes elegir entre trayectos cortos, medios o largos.

Entre los senderos que particularmente te sugerimos incluir en tu lista, están los aledaños al Embalse de Lanuza, donde puedes llegar también a hermosas cascadas como El Salto en la parte norte, o la de O Saldo en el oeste en dirección al Embalse de Escarra.

Si te gustan los senderos difíciles, la ruta del Balneario Panticosa a los Ibones Azules, representarán atractivos retos, pues con la suficiente condición física y el equipo de montaña apropiado, podrás disfrutar de rutas espectaculares para los amantes de la aventura.

Aunque una de las maravillas del Valle de Tena, es su amplia diversidad, por lo que si prefieres una ruta senderista en un entorno boscoso, el trayecto de El Betato a Ibón Piedrafita, representa uno de los recorridos más bellos de toda la zona norte de España.

Balnearios y spas

Para complementar esta segunda jornada de aventura, te puede venir bien un lugar para relajarte y consentir tus sentidos; el Valle de Tena también ofrece alternativas atractivas con aguas termales y diferentes tratamientos de spa y masajes.

En este sentido destacan lugares como el mismo Balneario de Panticosa o las Instalaciones deportivas La Paul en la misma zona, donde no sólo tienes disponible una gran variedad de tratamientos y terapias, sino que además se encuentran en una espléndida zona montañosa, que ofrece un ambiente único y espectacular para disfrutar a lo grande.

Otra alternativa de este tipo es el Spa Aguas Limpias de Sallent de Gállego, donde además de relajarte también tienes a tu disposición una extensa cantidad de agua para realizar diversas actividades deportivas.

Cosas que ver en Valle de Tena

Pero el Valle de Tena no sólo es naturaleza y aventura, también se trata de uno de los lugares más pintorescos e históricos de España, con una gran variedad de atractivos culturales que vale la pena visitar, y los cuales podrían ser una buena opción para un tercer día.

En rutas como la del Serrablo puedes conocer históricas edificaciones que datan de los siglos X y XI, además de que también existen varios museos, centros gastronómicos y lugares interesantes como el Centro de interpretación glaciares.

De igual manera te sugerimos darte una vuelta por el Tren Turístico Valle de Tena, pues además te acercará a varios destinos y pueblos de la región, que con sus casonas, pintorescas calles y atractiva arquitectura, de igual forma representan un deleite por conocer.

Panticosa, Lanuza, Escarrilla, Hoz de Jaca o Formigal son algunos de los hermosos pueblos ubicados en las zonas altas de los Pirineos, particularmente atractivos para actividades montaña, y donde también se tienen las vistas panorámicas más espectaculares.

También existen otros pueblos en zonas intermedias como Biescas, donde se encuentran múltiples excursiones y atractivos arquitectónicos, además de algunas de las fiestas populares más connotadas de la zona; o también resulta atractivo Gavín, un pueblo que llegó a ser destruido y que representa todo un viaje en el tiempo.

De igual forma hay atractivos pueblos en zonas más baja como lo es Senegüé, lugar de fértiles llanuras y una industria turística creciente, así como también Sabiñánigo, que viene siendo la capital de la comarca, con múltiples atractivos turísticos y eventos que ofrecer.

Asimismo el Parque la Lacuniacha,resulta otro de los puntos de interés para disfrutar de la floray la fauna de la región, y no te llevará más de 3 horas recorrer.

Lo mejor es que también existen diversas formas de recorrer y conocer los múltiples destinos turísticos de la zona, pues en bicicleta, en buggies, cuatrimotos o a pie, es posible descubrir las atractivas rutas y lugares que el Valle de Tena tiene por ofrecer, y que con un poco de planificación y voluntad, puedes conocer de forma muy accesible.

DESTACADO:

  • En Sallent de Gallego se encuentra el Hostal Centro, en pleno corazón del Valle de Tena, te sentirás como en casa.