El mejor esquí en Aramón Cerler

El mejor esquí en Aramón Cerler / Foto: total 13 (Flickr Telesilla) (vía Wikimedia Commons)

La más oriental de las estaciones de esquí del Pirineo Aragonés, Cerler, está ubicada en el valle de Benasque, a los pies del Aneto (el pico más alto del Pirineo, 3.404 m) y otro de los tresmiles pirenaicos (Posets, 3.371m). Cerler, englobada en el grupo Aramón, dispone de un área con 79 kilómetros esquiables, que permiten disfrutar de largos descensos, además de snowpark  y circuito de motos de nieve, entre otros atractivos.

Cerler,
a los pies del Aneto

La estación de esquí Aramón Cerler es conocida por ser la más alta de los Pirineos de Aragón, es un lugar que está muy cerca de Benasque.

Cerler, a parte de ser una estación de esquí, que es todo un reto para los esquiadores experimentados, es una zona que cuenta con lugares mágicos, hechos por la naturaleza, ya que se encuentra en un Bosque de Pinos, rodeada de más de 60 picos, algunos de más de 3000 metros. Una de las mejores atracciones de este lugar, son los desniveles que hay buenísimos para esquiar y que siempre te harán recordar su cordillera única.

Este es el lugar ideal para aquellas personas que les encanta esquiar y son ya experimentadas en este deporte, también es funcional para aquellos que son novatos y están aprendiendo. La estación de Aramón Cerler, es considerado por muchas personas como un lugar vanguardista, a la moda, ya que es relativamente nuevo para la práctica de este deporte, esta estación recibe muchos turistas del suroeste de España.

Cuenta con más de 76 kilómetros disponibles para esquiar, y además de eso cuenta con todos los servicios disponibles, como cintas transportadoras, cabinas telefónicas, y por supuesto todos los servicios que necesita una estación de esquí como el alquiler de material de esquí, una enfermería con personal altamente capacitado, instructores que trabajan en una escuela de esquí,  para enseñar a distintas edades, etc. Sin duda alguna, no te faltará nada en este lugar.

Si es la primera vez que visitas Cerler puedes dejarte guiar por uno de los embajadores de la estación. Se trata de un servicio gratuito de guías, que te mostrarán las pistas, los remontes, los picos que rodean la zona y los mejores rincones de Cerler. Se ofrece los lunes, sábados y domingos, a las 10.30 horas y no hace falta reserva previa.

Si quieres probar las raquetas de nieve, dispones de un circuito a los pies del Ampriu (el precio del alquiler de raquetas y bastones es de 9 euros). El circuito es apto para novatos y también para expertos, ya que hay zonas más escarpadas. Y, si quieres, puedes contratar los servicios de un monitor para hacer una excursión con raquetas.

Cerler está haciendo esfuerzos para situarse entre las mejores estación de esquí, no solo de España sino de Europa; y es que aparte de todo este mundo del esquí, Cerler cuenta con una gran ventaja, ya que en verano ofrece variadas atracciones, diversiones y servicios como lo son el descenso en bicicleta o el senderismo.

El descenso más largo de España

Cerler tiene el descenso más largo que puedes encontrar en España. Son nueve kilómetros, una distancia que pocos pueden recorrer sin hacer al menos una parada. Se llama así, Cerler 9 km, para que no haya dudas, y es un recorrido que puede hacer cualquier esquiador de nivel medio. Comienza en el techo de la estación, a 2.630 metros de altura, en el telesilla Gallinero. Desde la pista Perdiz Blanca hay que descender hasta la Colladeta y, desde allí, continuar por el Camino del Sarrau, una pista que serpentea hasta la Cota 2.000. Una vez allí, el descenso sigue por la pista Robellons, para atravesar después el bosque de camino a Les Pllanes, enlazar con la pista del mismo nombre y terminar el descenso frente a la cafetería Remáscaro, en la cota 1.500 m.

Uno de las más curiosos atractivos de Cerler está en el Sarrau Beach, en la cima del Sarrau, entre los telesillas Sarrau y Ampriu. Se trata de un local con una amplia terraza, con ambiente playero, con sus hamacas… y con una barra de hielo al aire libre. Además de descansar, podrás disfrutar de las espectaculares vistas a los principales tresmiles del Pirineo, como el Aneto y el Posets.

Y, al final de la jornada de esquí, cuando creas que tu forfait ya no sirve para nada, acércate a  la cafetería Remáscaro, donde te lo canjearán por una caña o refresco y una tapa para reponer fuerzas.


LEE TAMBIÉN:


No Comments Yet

Comments are closed