viernes, marzo 5, 2021
Inicio equipamiento senderismo botas Cómo elegir la talla de tu calzado de montaña

Cómo elegir la talla de tu calzado de montaña

Elegir bien la talla de tu calzado montaña, depende de varios detalles que debes considerar. Desde la elección y colocación de los calcetines, hasta el espacio del pie dentro de la bota, o la manera de atarlas. Estos son aspectos necesarios para caminar lo más cómodo posible y poder ir de trekking sin ningún inconveniente.

Continúa leyendo, a continuación te ofrecemos algunos consejos para encontrar un calzado de montaña de la talla perfecta.

¿Qué considerar al evaluar la talla de tu calzado de montaña?

1. Prueba las botas al final del día

Debes saber que… durante una caminata los pies se hincharán un poco, por lo que es necesario que las botas tengan una cierta holgura, para que no te quede muy ajustado y te produzcan ampollas por el roce.

El final de la tarde puede ser el mejor momento del día para probarte unas botas de montaña. Lo más normal es que tus pies estén ligeramente hinchados después de las actividades del día y se encuentren en su momento de mayor dilatación.

Ten en cuenta a la hora de probar la talla de tu calzado de montaña, de usar los mismos calcetines que usarías para una excursión. De esta forma, podrás testearlo en unas condiciones más parecidas a la realidad.

2. Verifica que sobra espacio en la punta del calzado

La forma más simple de comprobar que la talla del calzado de montaña es el correcto, es extraer la plantilla y colocar tu pie encima de ella. Comprueba que tu talón está bien colocado sobre la parte trasera de la plantilla y luego verifica que haya un espacio de un dedo (de la mano) entre la punta de tu pie y la punta de la plantilla, ni más ni menos.

3. Verifica que sobra espacio en la parte de atrás de la bota

Después de comprobar que sobra un espacio en la punta del dedo, es necesario verificar que el ajuste del calzado es apropiado. Para ello, afloja los cordones de la bota e introduce el pie, de modo que la punta del pie toque la punta de la bota. En esta posición, con la bota suelta, tu pie sobre el suelo y la pierna en perpendicular, introduce un dedo entre el talón de tu pie y el calzado. El dedo debería caber fácilmente, sin que sobre más espacio.

El calzado no debe quedar muy ajustado. Con la bota desabrochada, un dedo debe caber pefectamente.

4. Comprueba que el calzado no queda demasiado ajustado

Para probar el ajuste del calzado de montaña, echa el talón hacia atrás de forma que no haya espacio entre tu talón y la bota. Luego, coloca la lengüeta en la posición correcta y ajusta los cordones tirando de ellos, comenzando por la puntera y hasta arriba.

Evita ajustar los cordones en exceso. Las fijaciones por las que pasan los cordones no deben quedar muy juntas, sino en su posición natural. Ata los cordones hasta arriba, pues la idea es comprobar cómo te quedarán las botas en condiciones similares a las de uso.

5. Prueba las dos botas

Nuestro cuerpo no es simétrico y es normal tener un pie ligeramente mayor que el otro. También puede ocurrir que haya algún defecto de fabricación o que notemos diferente sensación en un pie y en otro. Por eso, siempre debes probar las dos botas.

6. Camina un poco con el calzado

Después de ajustar y colocarte las botas, como se ha explicado, ponte de pie y mantente atento a las sensaciones de tus pies. Desde el primer momento, debes sentir que el calzado se ajusta a la forma de tu pie y, sobre todo, mucha comodidad.

Un calzado de montaña debe ser cómodo desde el primer momento. Quizás hayas escuchado decir que los zapatos “hay que domarlos”. Si tu calzado de montaña no te parece cómodo desde el primer día, no lo compres, no te resultará cómodo cuando estés caminando. Obviamente, cuando lo hayas usado varios días, este perderá algo de rigidez y ganará algo de comodidad.

7. No te apresures

La sensación de confort que deben producir unas botas de montaña es personal. Unas botas que resulten confortables para alguien, no necesariamente te lo parecerán a ti y viceversa.

La talla de tu calzado de montaña es un factor fundamental para la elección de un calzado correcto. Tómate el tiempo que necesites para la compra de unas botas de montaña apropiadas para ti. 

Si compras el calzado de montaña de manera online, ¿sabes cómo medir la talla correcta de tu calzado de montaña?

Ahora bien, ¿qué pasa si decides adquirir un calzado de montaña a través de internet? ¿Cómo puedes medir su talla correctamente? El proceso es bastante simple y se basa en medir el tamaño del pie.

Coloca una hoja de papel en el suelo, junto a la pared. Coloca tu pie sobre ella de forma que tu talón y la hoja estén en contacto con la pared. Con un lápiz perpendicular al suelo, marca sobre la hoja hasta dónde llega el punto de mayor longitud del pie.

Ten en cuenta también, para asegurarte de que el calzado tendrá la talla apropiada, de usar calcetines gruesos en el momento de tomar la medida y de hacerlo al final del día, cuando los pies están más hinchados.

Repite este procedimiento con ambos pies y toma como referencia la medida más larga.

Mide el extremo de la hoja hasta la marca de lápiz. Esa medida será la talla de un calzado ajustado. A esa medida, suma la medida del ancho de 1 dedo (1,5-2 centímetros) para que el calzado te quede cómodo.

Una vez tengamos la medida de tu pie en centímetros, solo nos falta convertirla a una escala europea. Para ello, podemos consultar la tabla de equivalencias de la web del fabricante y escoger en este caso el formato español/europeo.

Artículo anteriorCómo esquiar en nieve virgen
Artículo siguienteFederarse en montaña
- Advertisment -

Más popular