Si eres de esas personas que aman llevar su bicicleta a todas partes, seguro sabes que cargarla en el coche, es un verdadero lujo, no por la elegancia y lo costoso, sino por lo complicado que puede llegar a ser. Para poder llevar la bici en el coche de la forma correcta, hay que tener en cuenta varios consejos. De esta manera no causarás daños al coche, o a la bici, y ésta llegará en óptimas condiciones al lugar hacia el que te diriges.

Aquí tienes algunos consejos para llevar tu bicicleta a donde quieras:

1-. Colócala en el maletero:

Es el método que se considera como el más sencillo, aunque tendrás la dificultad que supone el tener que desmontar la bicicleta; es decir, tienes que quitar y separar las ruedas para poder meterla en el coche. Lo mejor de esto es que viajarás de forma cómoda y nadie notará lo que llevas dentro del maletero de tu coche. Podrás evitar accidentes, y no gastarás nada de dinero en equipamiento.

2-. Coloca una baca en el techo del auto, y agarra bien tu bici:

Esta técnica es bastante popular, aunque tendrás que hacer una inversión en la “baca” para tu coche. Encuentra una de buena calidad y adaptada a tu modelo de coche. Encuentra una de buena calidad y adaptada a tu modelo de coche.

3-. Carga la bicicleta en la puerta trasera del auto:

Esta es una opción cómoda y segura, aunque tienes que invertir algo de dinero, poco, pero debes hacerlo. Después de instalar el accesorio, asegúrate de que la bicicleta queda bien amarrada, y no tapa las luces del coche —puedes ganarte una multa—. Lo malo de esta opción es que nunca debes dejar tu bicicleta sola en el coche, cuando te alejes de él, ya que podrían robártela.

4-. Compra un porta bicicletas profesional:

Si eres un deportista al que le apasiona la bicicleta, esta es la mejor opción para ti. Aunque éste es un accesorio costoso, te ofrecerá una estabilidad en la carretera. Para llegar a usar este accesorio, tienes que hacerle una instalación de luces y de una matrícula especial.

La opción que nunca debes considerar, es la de llevarla dentro del vehículo, ya que si frenas de forma repentina, la bicicleta se va a mover y puede ocasionar algún daño, tanto al coche —menos importante—, como a los que estén dentro de él.

Recuerda siempre apretar bien las tuercas y tornillos del equipo o accesorio que desees utilizar, asegúrate de que tu bicicleta esté bien puesta y sujeta, siempre lleva contigo las llevas de los portabicicletas, y ojo, recuerda no quitarle la vista de encima, o alejarte mucho de ella, porque te la podrían robar.

 

LEE TAMBIÉN: