La mayoría de nosotros nos hemos entrenado en una parte de nuestras vidas. Lo más probable es que si alguna vez te tomaste el entrenamiento en serio, hayas usado un diario de entrenamiento o un registro de entrenamiento.

La diferencia principal entre los diarios y registros de entrenamiento es lo que documentan después de cada entrenamiento o día. Los diarios de entrenamiento, son más un “diario” —valga la redundancia— que un registro. Normalmente incluirán cosas como aspectos mentales y emocionales, cómo te sentiste durante el día o tu entrenamiento.

En el caso de los registros del entrenamiento, serán en cierto modo información estadística, pero se guardará para tener un historial de tu plan de entrenamiento. Para empezar tu registro de entrenamiento generalmente puedes utilizar algún tipo de plantilla. Por ejemplo, todos los días completa un formulario que tenga los mismos campos. Cosas como el peso actual, el entrenamiento diario, la información de la dieta, son todos los aspectos que se pueden poner de una sesión de entrenamiento en el día a día.

El diario y el registro son importantes para mantener un historial de tu entrenamiento. He descubierto a través de la experiencia que es bueno llevar una combinación de ambos, ya que en el día a día de nuestra rutina de entrenamiento serán tan importantes los aspectos físicos como los emocionales.

Beneficios de registrar tu entrenamiento

En primer lugar, tendrás un historial detallado para recordar como llevaste tu plan de entrenamiento a lo largo del año. Esto puede ser muy útil en tiempos de planificación. Por ejemplo, para descubrir qué te ha funcionado y qué no. Es muy útil para descubrir las razones de las lesiones o los momentos de agotamiento.

¿Alguna vez te has sentado e intentado planificar el entrenamiento sin nada con lo que trabajar? Si tienes apuntado que has hecho durante las últimas semanas, es fácil planearlo con anticipación y aumentar efectivamente la intensidad de tu entrenamiento, etc., para mejorar en el futuro.

Por otro lado, es agradable llevar un diario detallado para uso más personal, y poder mirar hacia atrás en los últimos meses y años, y recordar.

 

LEE TAMBIÉN: