Si estás cansado de hacer senderismo por los mismos lugares o salir a dar un paseo o hacer un picnic en la misma zona, el Geocaching puede ser exactamente lo que estás buscando. Geocaching, es la versión tecnológica de la búsqueda del tesoro. Armado con nada más que una unidad de GPS de mano y sed de emoción, te vas a encontrar nuevas aventuras y la probabilidad de encontrar un escondite oculto.

Así es como funciona. Los geocachers buscan tesoros ocultos utilizando coordenadas de GPS publicadas en Internet por aquellos que ocultan el escondrijo. Entonces, para comenzar en el geocaching, necesitarás un receptor GPS de mano. GPS, que significa Sistema de Posicionamiento Global, es el único sistema hoy en día capaz de mostrarte tu posición exacta en la Tierra en cualquier momento, en cualquier clima y en cualquier lugar. Los satélites GPS orbitan a más de 11,000 millas sobre la Tierra. Los satélites transmiten señales que cualquier persona con un receptor de GPS puede detectar. Usando el receptor, puedes determinar tu ubicación con gran precisión. Pero igual de importante, también podrás encontrar otras cosas, como un geocache. Hay una variedad de modelos de receptores GPS para elegir desde aproximadamente 100 €.

Una vez que tengas una unidad de GPS, necesitarás saber dónde están escondidos los geocaches (pista: están en todas partes). Cuando se oculta un geocache, las coordenadas se envían a un sitio web para que todos las vean (www.geocaching.com). Ingresa las coordenadas en tu GPS y estás listo para continuar. ¿Mencioné que hay más de 100.000 geocaches en más de 200 países?

Geocache / Foto: Michalowic (Wikimedia commons)

Geocache / Foto: Michalowic (Wikimedia commons)

Suena fácil, ¿no? Armado con un GPS y las coordenadas, ¿qué difícil puede ser? En un área urbana, el acceso fácil será una premisa por norma general. ¿Pero que tal en una montaña? ¿Qué pasa si no hay caminos cerca? Es completamente posible estar a un metro de algo y no ser capaz de alcanzarlo (sumergido en un río o al borde de un acantilado, son buenos ejemplos). Después de intentar encontrar algunos geocaches, comprenderás varios de los matices del geocaching. Esa es la parte divertida. Una vez que encuentras el geocache, hay un par de reglas simples. Firma el libro de registro y si coges algo del geocache, asegúrate de dejar algo.

Pero, ¿y si escondes tu el geocaché? ¿si escondes tu tesoro? Eso es divertido también Solo asegúrete de seguir las reglas como se describe en www.geocaching.com. Una vez que seas un experto geocacher, probarás con los Travel Bug o bichos viajeros, el geo-teaming  y el benchmark hunting.

Si solo tiene un par de horas para buscar un geocache, intenta encontrar uno que esté cerca. Si tiene un par de días, haz un viaje familiar y comienza una aventura nocturna (esto lo hará más especial). Usando tu GPS junto con su sentido de la aventura, estás obligado a disfrutar de más tiempo al aire libre que las personas que te importan. ¿Que podría ser mejor?

Utiliza toda la información disponible en la página oficial de geocaching y disfruta de esta actividad. ¡Sal al aire libre!

 

LEE TAMBIÉN: