Si ha llegado un bebé a la casa de un aficionado a la montaña, no es el fin a las excursiones y salidas. Con una mochila portabebés adecuada, habrá muchos ratos de diversión para todos. Aquí te contamos cómo elegir la mejor.

Rebajas
Deuter Kid Comfort Air, Mochila Unisex, Multicolor (Graphite/Spring), 70 x 43 x 32 cm, 14 L
  • Silla para bebe ajustable en anchura. Arnés de sujeción de 5 puntos. Reposapiés regulable en altura. Respaldo con sistema Aircomfort Futura de máxima ventilación
  • Cinturón de ajuste lumbar y pectoral. Capacidad de 14 litros. Estructura de aluminio robusto con plataforma ancha para máxima estabilidad
  • Pata de apoyo con 'clic' de bloqueo. Tejidos de Deuter-Microrip-Nylon y Deuter-Super-Polytex

¿Cuándo está listo el bebé?

Cuando el bebé es muy pequeño, no estará listo aún para usar un portabebés grande. En este caso, para salir con él, se pueden usar portabebés del “tipo” que se colocan por delante. Este tipo de portabebés no tienen marco y son adecuados mientras el bebé no mantiene su cabeza erguida.

Una vez que esta etapa ya ha pasado, se podrá pasar al uso de portabebés con marco. Las piezas de este tipo mantienen al bebé en la espalda. Lo mejor que se puede hacer es consultar al pediatra sobre el momento adecuado para usar estos portabebés.

En general, a los seis meses los bebés suelen tener un buen control del cuello y los hombros y se pueden sentar erguidos. Sin embargo, se recomienda el consejo del pediatra, ya que no todos los bebés tienen el mismo grado de desarrollo.

Actividades en portabebés

Hay muchas actividades que se pueden hacer llevando a un bebé en un portabebés. Entre ellas están los viajes, excursionismo, senderismo, diferentes paseos, incluso por la ciudad o en áreas naturales.

Sin embargo, hay ciertas actividades que no se deben hacer llevando a un bebé en un portabebés. Estas serían a actividades que puedan hacer que se pierda el equilibrio por el peso adicional que representa cargar al bebé en la mochila portabebé.

Por ejemplo, las actividades que involucran velocidad como esquí, patinaje y ciclismo, senderismo en sitios escarpados y el alpinismo, no son recomendadas de realizar con una mochila portabebé.


Características de las mochilas portabebés

En general, las mochilas portabebés poseen correas ajustables para los hombros y la cintura, arnés ajustable para el bebé, soporte de pie y un marco fuerte pero liviano.

Además, el sistema de suspensión es muy importante, ya que permitirá mayor comodidad para los que lleven la mochila portabebé.

El marco debe ser fuerte y liviano a la vez. Esto porque debe estar diseñado para soportar el peso del bebé y además no debe ser tan pesado como para que la persona que lo carga pueda soportarlo junto con el peso del bebé.

Un buen diseño de la mochila portabebés permitirá que el peso del niño pueda transferirse a las caderas y no repose sólo sobre los hombros.  

Otra característica que puede resultar de utilidad son los accesorios que deba tener la mochila portabebés. Si se planea usarla para tiempos breves, no serán necesarias muchas cosas. Pero si se planea usarla para excursiones más largas, habrá algunos extras interesantes para considerar.

Por ejemplo, será bueno que tenga espacio para llevar implementos como pañales, depósito para hidratación, algunos bolsillos para colocar cosas como botellas de agua y capucha para la lluvia y el sol.

Cómo usar el portabebés

Lo primero es probar la mochila portabebés. Esto lo puedes hacer en casa, colocando diferentes pesos en vez del bebé. El sistema de suspensión debe ajustarse al torso: el cinturón de la cadera debe ajustarse sobre la cadera y no sobre la cintura y las hombreras sobre los hombros.

Antes de colocar al bebé, ajusta la altura y verifica que las correas estén sueltas. Coloca al niño en el portabebé y fíjate que las piernas se deslicen en las aberturas correctas. Una vez el bebé está en el cargador, ajusta todas las correas.

Verifica que la barbilla del bebé quede nivelada con la parte superior de la almohadilla de la barbilla. Asegúrate que las correas calcen perfectamente en el bebé y que esté cómodo.  

Para poner la mochila portabebés en tu espalda, deberás seguir los mismo pasos que haces para cargar una mochila pesada. Las primeras veces, puedes pedir ayuda de alguien.

Lo primero será levantar el portabebé por las asas superiores. Luego pon las correas de los hombros, y abrocha la correa de la cadera.

Para bajar la mochila portabebé, primero afloja las correas de los hombros y caderas. Agarra la manija detrás de tu cabeza y gira el portabebés hasta que llegue a tu frente. Después coloca el portabebés en el suelo.  

Consejos

Aunque parezca muy seguro, no es recomendable dejar desatendido al bebé mientras está en el portabebés. También es importante que revise cómo está el cuello de su bebé cada cierto tiempo, ya que puede quedarse dormido en una posición incómoda.

Recuerda que la mochila portabebés no es lo suficientemente estable como para ser usada de silla para su bebé. Tampoco conviene dejar el portabebé en una superficie alta como una mesa o un banco.

Es muy importante que antes de usar el portabebé revises que todas sus partes estén en buen estado: nunca uses una mochila portabebé que tenga el marco o los sujetadores en mal estado.

Las condiciones climáticas al aire libre pueden afectar la salud de tu bebé: asegúrate que el niño esté completamente protegido tanto de la lluvia como del sol. Tampoco puedes permitir que pase demasiado frío ni demasiado calor.

Para darle alimentos al bebé, espera a estar en un momento de descanso. Evita darle cualquier merienda mientras el niño vaya en la mochila portabebé, ya que podría existir peligro de asfixia.

Para mantener al bebé distraído en el camino, puedes probar a colocar algún juguete no particularmente valioso del portabebés. Esto lo mantendrá entretenido, pero debes asegurarte que ninguna de las partes a las que el bebé tiene acceso podrían ponerlo en peligro.

Por ejemplo, si el clip con el que sujetaste el juguete es muy pequeño y se desprende, el bebé podría tragarlo y asfixiarse. A la vez, si se llegase a desprender y caer, es preferible que el juguete no sea de los preferidos de tu bebé por si no es posible recuperarlo.

LEE TAMBIÉN:

  • 4 consejos para hacer senderismo con niños >>>