Las Peñas de Aia son desde el punto de vista geológico una montaña singular debido a su origen granítico, único en Euskal Herria. Su formación se debe a un empuje de magma soldificado antes de llegar a la superficie que hace 250 millones de años atravesó las rocas sedimentarias. La erosión hizo el resto hasta configurar el aspecto que hoy conocemos.

Desde el punto de vista montañero, se trata de una de las imprescindibles de la zona, el primer “grande” viniendo desde el Cantábrico con permiso del Larún, aunque a diferencia de este, su cima se halla a salvo de antenas y pistas. Recorrer la accidentada cresta, sin ser difícil, resulta espectacular, una de las mejores excursiones que pueden hacerse en esta parte del Pirineo, pero si además se combina con una pequeña escalada como la del Muganix, el cocktail es insuperable.

 

[osm_map_v3 map_center=”43.283,-1.785″ zoom=”14″ width=”100%” height=”450″  type=”cyclemap” control=”fullscreen,scaleline”
file_list=”../wp-content/uploads/tracks/aia.gpx” file_color_list=”#ab192d”]

 

Hacía tiempo que Edu y yo (Kike) no nos calzabamos unos gatos, toca desempolvar el material de escalada, hoy nos hemos propuesto subir el espolón oeste del Muganix por la vía Erlaitz, una vía totalmente equipada de 80m con una dificultad máxima de 4b, y después continuar por el cresterío ascendiendo Irumugarrieta (806m), Txurrumurru (823m) y Erroilbide (832m).

El día está muy frío, nos dirigimos en coche al puerto de Aritxulegi confiando que en lo que llegamos andando a Elurretxe, la temperatura haya subido algo. Aparcamos el coche junto al albergue Arritxulo, en el lado guipuzcoano del túnel, a la vuelta nos tomaremos algo para celebrar la escalada (pensamos). Rápidamente nos ponemos a organizar el material y después de algunas dudas de tipo metafísicas acabamos cargando de más -la vía está perfectamente equipada y con 7 cintas express y algunas bagas y mosquetones para las reuniones es suficiente-.

 

Recorrido:

Desde el albergue Arritxulo ascendemos a la carretera y tomamos la pista que asciende antes del túnel a mano derecha. Se sigue 350m hasta llegar al refugio libre de Arritxulo, con fuente. La pista se ramifica, aquí tomaremos un camino a la izquierda marcado en blanco y rojo (GR-121 – Vuelta a Guipuzcoa) coincidente con la Vuelta a Peñas de Aia (PR-GI-20) en blanco y amarillo. Hay abundante señalización. El camino transcurre junto a una alambrada en dirección a unas torretas de alta tensión, donde de nuevo se bifurca.

 

Aritxulegui

Caminando hacia las torres de alta tensión.

 

A la izquierda de la valla está la senda que seguiremos a Elurretxe, junto a la valla, pero al otro lado, la senda por la que bajaremos de Erroilbide, y del camino ancho que se pierde a la derecha, no haremos caso.

 

bifurcación

Abajo, la bifurcación indicada.

 

La senda asciende junto a la valla, pronto pasamos una zona equipada para escalada deportiva. Aunque encontramos un letrero que prohíbe escalar, únicamente parece afectar a este sector. Continuamos subiendo, enseguida llegamos a una especie de hombro del que parte una senda hacia las cimas, nosotros seguimos recto a través del bosque flanqueando las peñas.

 

Camino de Elurretxe

Camino de Elurretxe

 

Más adelante (1km) la senda desciende casi 200m, tocará recuperarlos. Vemos algún bunker por el camino y llegamos al puerto de Elurretxe, lugar muy frecuentado. Desde aquí parte la mayoría de excursionistas que asciende a las Peñas de Aia. Tomaremos el camino dirección SE indicado como “Bidasoa Ibaia (Behobia)”, sorprendentemente no vemos indicaciones hacia las cimas.

 

Señalización en el puerto de Elurretxe.

Señalización en el puerto de Elurretxe.

 

Pasamos junto a lo que parece un pozo de nieve y poco después giramos bruscamente a la derecha. La senda atraviesa un corto tramo de bosque antes de salir a un claro en el que hay otro bunker, en este punto abandonamos el camino y continuamos a media ladera, por trazas borrosas de senda en busca del espolón oeste del Muganix. Encontramos la vía a unos 400m de aquí rodeando totalmente el espolón, en una especie de corredor herboso.

 

Espolón Muganix.

Espolón Muganix. Primer largo.

 

Al ataque!! La vía son 3 largos: 4b, 4a y 3b con un trozito de andar en el último. La vía en realidad se divide en una segunda vía que vuelve a juntarse, la Erlaitz II, de la misma dificultad. Ya veremos por cual tiramos. La calidad de la roca es excelente. En el primer largo, el más vertical, necesitamos 7 express.

 

Iniciando la vía.

Iniciando la vía.

 

Después la vía va tumbando…

 

Segundo largo.

Segundo largo.

 

y el tercer largo lo pasamos tan rápido que nos quedamos con ganas de más.

 

Muganix

Edu con la vía en el bolsillo.

 

No importa, aún nos queda la cresta que aunque no necesita cuerda resulta super entretenida. El recorrido de la cresta presenta además de varios puntos en los que hay echar las manos, dos pequeñas dificultades, un destrepe de unos 4m bajando de Irumugarrieta, y el paso de la anilla, una argolla para hacer rapel. Este paso aunque habíamos leído que impresionaba no resulta tan fiero, el destrepe se hace hacia la cara Este, otra cosa hubiera sido tener que hacerlo hacia el abismo de la oeste!!.

Así pues, desde el Muganix (buzón), seguimos las marcas de puntos rojos para ir encadenando cada una de las cumbres. La primera, Irumugarrieta (806m).

 

Irumugarrieta

Cerca de Irumugarrieta.

 

Destrepe bajando Irumugarrieta.

Destrepe bajando Irumugarrieta.

La siguiente, el Txurrumurru (823m).

 

Txurrumurru

Txurrumurru

 

Ahora viene el paso de la anilla y la subida a Erroilbide (832m) y como casi siempre, la última es la más alta.

 

Paso de la Anilla. Se ven las marcas rojas de pintura.

Paso de la Anilla. Se ven las marcas rojas de pintura.

 

Erroilbide

Selfie victorioso en Erroilbide. Kike y Edu.

 

El espolón oeste del Muganix desde Erroilbide.

El espolón oeste del Muganix desde Erroilbide.

Contentos por haber terminado, descendemos por la senda de la cara oeste. Se pasa un tramo fuerte de bajada y se sigue a media ladera. Más adelante se introduce en un pinar y gira a la izquierda buscando una alambrada que seguimos hasta un collado a 670m.

 

Collado

Collado en el que tomamos la senda de bajada.

 

Cruzamos la alambrada y bajamos junto a una segunda alambrada hasta que la senda se separa para bajar en zigzag. Enseguida llegamos a la zona atravesada por la línea de alta tensión por la que ya pasamos al principio de la ruta. Desde aquí hasta el coche nos quedarán unos 10 minutos.

Opt In Image
Guía para hacer la Senda Pirenaica

¡Descárgate gratis! la guía rápida con todo lo que debes saber antes de acometer la Senda Pirenaica-GR11



No Hay Más Artículos