jueves, diciembre 2, 2021
InicioMaterialEscaladaCómo escoger unos pies de gato para escalada

Cómo escoger unos pies de gato para escalada

Si te estás preguntando ¿cómo elegir unos gatos de escalada?, la pregunta que primero deberías resolver es ¿para qué los quieres?, ¿qué tipo de escalada vas a realizar?

Son muy diferentes unos pies de gato para apretar en bloques, extraplomos y vías duras en deportiva, que pensar en unos gatos cómodos para escaladas en montaña o para iniciarse.

Resuelta esta cuestión, lo que todos andamos buscando son unos pies de gato «cómodos», precisos, con mucha sensibilidad y por que no, baratos. Características contrapuestas en las que al final, el secreto estará en buscar un equilibrio para nuestros pies.

Los pies de gato deben adaptarse a la morfología del pie y la única manera de acertar es probándolos. Calzarse unos pies de gato no es como ponerse unas zapatillas. Los dedos deben estar apretados pero sin estrujarse y provocar daño. De nada sirve buscar un pie de gato cómodo si luego compras un número que te queda demasiado pequeño. Y en este sentido, seguir la numeración que calzamos habitualmente para encontrar unos pies de gato de nuestra medida es bastante relativo. No hay nada peor que unos pies de gato que hagan daño para arruinar un bonito día de escalada.

Reconocer unos Pies de Gato.

De forma general, es bastante sencillo reconocer el tipo de escalada para el que diseñado un pie de gato fijándonos en la forma y en otros aspectos que veremos a continuación. En el mercado encontraremos, desde modelos que se parecen a unas zapatillas para iniciación y usos prolongodos, a modelos con formas estrambólicas, para competición o bloque. Entre medio, una amplia gama de diseños que se adaptan a cada actividad y de modelos especiales, como los dirigidos a la escalada invernal. Pero vayamos por partes.

Curvatura de la suela.

Esta es la carácterística más visible. Los modelos técnicos presentan formas muy agresivas con hormas concavas que ponen la comodidad en entredicho. Los talones suelen estar reforzados para usar apoyos invertidos y en el arco del pie incorporan refuerzos de goma que acoplan el pie a la posición en la que ejerce mayor fuerza.

Los modelos menos técnicos y más confortables tienen en cambio suelas prácticamente planas y tienen en cuenta aspectos como el que se pueda caminar bien, incorporando suelas de mayor espesor. Luego vemos más a fondo el tema de las suelas.

Modelo Joker de Boreal de suela plana.
Modelo Diabolo de Boreal con curvatura de suela intermedia.
Modelo Dharma de Boreal de suela concava.

Horma simétrica-asimétrica y forma de la punta.

En la actualidad se pueden encontrar hormas con cierto grado de asimetría para cualquier nivel de tecnicidad, incluso en los modelos para principiantes y escalada clásica. Si bien, en estas dos disciplinas en las que priman los modelos confortables, es donde podemos encontrar ejemplos de hormas más rectas.

Modelo Drifter de Mad Rock de horma recta y puntera semiasimétrica y modelo Shark de Mad Rock de horma asimétrica.

Las hormas rectas como ya se ha dicho anteriormente, son un indicativo de que nos encontramos ante un gato cómodo, y suelen ir acompañadas de punteras redondeadas. Estos son los ideales para inicarse o para llevarlos puestos mucho tiempo. En vías de dificultad moderada (quinto o sexto grado) y en vias clásicas, no va a ser tan necesario concentrar todo el peso en micro apoyos y puede ser más beneficioso buscar una cierta comodidad.

En cambio, en vías más duras, si será necesario buscar modelos con mayor grado de asimetría y punteras ganchudas y estrechas que concentren toda la fuerza en un punto, el dedo gordo.

Suela

Anteriormente ya hablamos algo de suelas, y decíamos que en los modelos de iniciación, intermedios o escalada clásica, se buscaban suelas gruesas y rígidas por encima de 4mm que permitiesen por ejemplo caminar. Este tipo de suelas gruesas y rígidas favorecen el apoyo en regletas, pero suelen perder en adherencia.

Cuando lo que se busca es adherencia y máxima sensibilidad, algunas marcas rebajan el grosor por debajo de 4mm llegando incluso a 3mm, y utilizan suelas más blandas. Este tipo de gatos están destinados a la escalada de dificultad, el boulder y las vías extraplomadas, donde el peso no recae tanto en los pies y se busca cualquier micro relieve de la roca. Tener en cuenta que las suelas blandas se desgastan antes.

En muchos modelos de exigencia alta, la puntera se refuerza por la parte superior para uso invertido, igual que los talones, y en el arco, se situan bandas de goma para colocar el pie de la forma en que la punta ejerce mayor fuerza.

Velcro, cordones y cierre elástico

En los últimos años el velcro ha ganado mucho terreno y la mayoría de pies de gato incorporan este tipo de cierre. Algunas marcas como Boreal combinan en algunos modelos de gama alta, como en el Satori, cordones y velcro. Los cordones proporcionan ajuste y precisión, mientras que el velcro aporta comodidad a la hora de ponerlos y quitarlos. Pero repetimos, en todas o casi todas las marcas, el velcro ha desplazado a los cordones incluso en los modelos más técnicos. Las bailarinas (cierre elástico) parece que también vivieron mejores épocas y desplazadas por el velcro, se suelen utilizar sobre todo en rocodromos por la facilidad de ponerlas y quitarlas.

Material

Se fabrican con piel natural o sintética. Los de piel natural son más transpirables, más agradables al tacto y ceden un poco con el uso. Los de piel sintética ceden menos, algo bueno si en el momento de la compra se ajustaban perfectamente y se secan antes en caso de que lleguen a mojarse.

Específicos para Hombre – Mujer

Aparte de las tallas más o menos grandes, el protótipo de gato para mujer es más estrecho, con un talón menos marcado, la planta algo más arqueada y una disposición más cuadrangular para las falanges. Esto no significa que un hombre no pueda encontrar un pie de gato que le vaya mejor entre los modelos de mujer y viceversa.

Escoger el pie de gato adecuado para cada actividad

Pues con lo que hemos visto ya podemos imaginar cual es el tipo de pie de gato que vamos a necesitar, pero vamos a verlo por el tipo de actividad.

Para iniciarse:

Para los escaladores que se estén iniciando, lo más recomendable es un modelo en el que prime la comodidad y que no apriete demasiado. El margen de mejora que podemos ganar con la técnica es demasiado grande como para destrozarnos los pies por unos gatos demasiado técnicos o demasiado pequeños. En este caso, los gatos con horma simétrica, suela plana y puntera algo redondeada, serán los preferidos.

Modelo Alpha de Boreal


Modelo Tarantula de La Sportiva

Pies de gato todoterreno: escalada clásica y vías deportivas de varios largos y de dificultad moderada.

Para este tipo de escalada seguiremos necsitando algo que nos siga resultando muy cómodo. Buscaremos hormas con cierta asímetría, suelas planas o con poca concavidad para aguantar más tiempo con el pie de gato puesto, cierre de velcro para descalzarse en las reuniones y suelas rígidas que nos ayuden a cantear.

Modelo Joker de Boreal


Modelo Kamae de Garra

Para seguir progresando en deportiva:

Buscaremos hormas asiméticas y con mayor grado de concavidad que en los modelos anteriores pero sin molestias innecesarias. Elegiremos suelas rígidas para cantear o suelas más blandas si en nuestra zona abunda la escalada de adherencia. Tener en cuenta que las suelas blandas se desgastan más rápido.

Modelo Diabolo de Boreal


Modelo Ra de Tenaya

Máxima dificultad: boulder, extraplomos, competición, rocódromos…

Para este tipo de escalada necesitaremos unos gatos de altas prestaciones. Este tipo de modelos tienen hormas asimétricas, curvatura acentuada de la planta, punteras afiladas, suelas blandas y sensibles y un amplio abanico de tecnologías diseñados por cada marca.

Modelo Dharma WMNS (mujer) de Boreal


Modelo Mundaka de Tenaya

Te puede interesar:

Equípo báscio de escalada: los imprescindibles >>

Cómo montar un rocodromo casero >>

- Advertisment -

Más popular