Senderismo en Dominica

Please select a featured image for your post

Suscríbete a la newsletter, aires de altura en boletín semanal.

Dominica, es una isla que forma parte de las Antillas Menores en el mar Caribe. Es una república de América tiene como capital a la ciudad de Roseau y su idioma oficial es el inglés; aunque también se hablan el criollo y el francés. Fue una colonia del Reino Unido hasta el año 1967. Tiene una superficie total de 751 km y una línea de costa de 148 km.

La isla no es muy turística y por lo tanto no está preparada para acoger personas que llegan de viaje. Esto hace que no haya infraestructuras ni ningún tipo de servicio para los senderistas. Es por ello que en la isla no se puede encontrar gran cantidad de información sobre las rutas ni materiales, como por ejemplo mapas, para la orientación.

Guía práctica para el senderista

Son muchas las rutas que se pueden encontrar dentro de la isla. El más conocido de todos es el Sendero Waitukubuli. Es una ruta que atraviesa la isla de norte a su, está dividida en 14 segmentos y se puede realizar en 11-14 días. A esta ruta se les une algunos otros senderos más cortos y más sencillos de recorren como puede ser el “Lago de ebullición”, “Titiu George” o “Middleham Falls”. Los senderistas pueden optar por recorrer la isla siguiendo la ruta más popular o hacer diferentes combinaciones e ir conociendo diferentes lugares y senderos.

Los ciudadanos de la isla son conscientes que cada vez más personas están interesadas en descubrir el paisaje de la zona y hacerlo practicando algún deporte. Por ello los caminos de la rutas, estaciones y lugares de interés está bien conservados, mantenidos y limpios.

La mayor ventaja que se puede tener en la isla es que durante todo el recorrido es posible no encontrarse con ninguna persona. Al no ser una isla muy popular no son muchas las personas que se acercan a realizar una ruta. La mayoría de los días es posible no encontrarse con nadie, lo que hará que el contacto con la naturaleza sea mayor. Además la zona es puro desierto y salvaje. La temperatura del agua por su parte es perfecta, por lo que el baño en los ríos, cascadas y playas nos obligatorios.

Consejos para el senderista

Al no haber ningún tipo de servicio durante la ruta será necesario que los senderistas lleven todo el equipo necesario. Esto incluye, por un lado todo lo necesario para poder acampar y cocinar. A la hora de comer será necesario llevar consigo todos los alimentos tanto para cocinarlos como para poder comerlos en cualquier momento. El agua o las bebidas serán otro elemento necesario. Serán necesario al menos 3 litros de agua para poder hacer frente a la ruta. No existe ninguna fuente ni ningún tipo de agua potable durante el recorrido por lo que es de extrema necesidad incluirlo en el equipaje.

En lo referido a la vestimenta, al ser una zona costera y en una zona tropical, las prendas holgadas serán las adecuadas. Es posible que haya una gran cantidad de insectos por lo que las prendas de manga larga ayudarán a esquivar las picaduras. También podría incluirse una mosquitera que ayude a descansar durante la noche y las primera y últimas horas del día. Las noches no suelen ser tan calidad y las tormentas suelen ser ocasionales, por lo que las prendas impermeables ayudarán a protegerse de los temporales.

Al ser un recorrido aislado de la civilización es importante llevar consigo un dispositivo para que en caso de que se pierda o tenga alguna lesión o daño pueda ser rescatado rápidamente. Los dispositivos GPS son la mejor opción para ello, ya que permiten que helicópteros o equipos de búsqueda accedan con gran rapidez a la zona en la que se encuentre.

Es importante preparar con antelación en viaje. Al ser una isla prácticamente desierta, será necesario tener preparado tanto los transportes para llegar a la isla, el alojamiento en ella y el traslado a la zona de la ruta.

Es una ruta bastante sencilla porque no tienen ningún tipo de cuesta y es bastante sencillo de seguirlo. Sin embargo, las condiciones para poder hacerlo dificultan el recorrido. La falta de alimento y bebida, alojamiento, las altas temperaturas y la cantidad de insectos que puede llegar a haber hacen que no cualquier persona puedan hacerle frente a la ruta.

Para poder realizar las rutas es necesario comprar un pase, estos pueden ser de distintos tipos: de un día, de 1 semana o de 2 semanas.

Para los senderistas más experimentados se recomienda realizar las rutas menos comunes, descubriendo lugares insólitos pero más complejos para llegar a ellos. Con una buena organización con rutas marcadas y planificación un experto no debería de tener ningún problema.

--

¿Te ha gustado el artículo? Invítanos a un cafe. ☕ Tu contribución es esencial. Por qué apoyar a Travesía.

No Comments Yet

Comments are closed