jueves, diciembre 2, 2021
InicioDestinosAmérica CentralTraces Des Caps - Martinica

Traces Des Caps – Martinica

El Trace des Caps es una ruta de senderismo que se sitúa en el extremo sur de las Antillas francesas. Tiene una longitud de 27km de largo, es la ruta más larga de la isla, y se puede realizar en 2 o 3 días.

Guía práctica para el senderista

El recorrido se puede realizar de diferentes formas, dependerá de las condiciones en las que se vaya a hacer. El recorrido se podría llegar a terminar en un día caminando durante la mañana y por la noche parando las horas más soleadas del medio día. O sino, se puede caminar unas 4 horas al día y disfrutar por la tarde de la playa, acampar y terminar en la mañana del día siguiente.

Es preferible realizar el recorrido en días laborables (durante la semana). De esta forma la experiencia es mejor porque hay menos personas durante el recorrido. Es más, hasta las playas más populares de la zona podrían estar vacías. En lo que se refiere a las playas, son de arena blanca y agua turquesa y a su alrededor estaba repleto de árboles cocoteros.

El idioma predominante de la isla es el francés, solo con conocimientos de inglés no sería suficiente para poder comunicarse con los isleños. Es necesario tener un conocimiento básico en inglés o llevar consigo alguna herramienta para poder comunicarse.

Se puede dividir en 6 fases diferentes: Petit Macobou – Cap Macré, Cap Macré -Cap Chevalier, Cap Chevalier – Bay of the English, Bay of the English – Anse Trabud, Anse Trabud – Salines, Salines –Anse Caritan.

Para poder llegar a Petit Macobou es necesario tener un vehículo y conducir por una pista unos 4 km al sur de Vauclin. Se puede aparcar en el parking que hay en la propia playa. En el caso de que se quiera realizar la ruta en diferentes fases, hay diferentes aparcamientos en distintas fases de la ruta.

La ruta termina en el pueblo de Saint Anne, que cuenta con 4 playas y la última de ellas es Anse Caritan.

La ruta no tiene ningún tipo de complicación durante todo el recorrido porque además está bien señalizado. La parte más complicada se sitúa en Anse Trabaud ya que hay que atravesar un humedal y puede ser algo complicado encontrar ahí el recorrido.

Consejos para el senderista

Al no haber ningún tipo de servicio durante la ruta será necesario que los senderistas lleven todo el equipo necesario. Esto incluye, por un lado todo lo necesario para poder acampar y cocinar. A la hora de comer será necesario llevar consigo todos los alimentos tanto para cocinarlos como para poder comerlos en cualquier momento. El agua o las bebidas serán otro elemento necesario. Serán necesario al menos 3 litros de agua para poder hacer frente a la ruta. No existe ninguna fuente ni ningún tipo de agua potable durante el recorrido por lo que es de extrema necesidad incluirlo en el equipaje.

En lo referido a la vestimenta, al ser una zona costera y en una zona tropical, las prendas holgadas serán las adecuadas. Es posible que haya una gran cantidad de insectos por lo que las prendas de manga larga ayudarán a esquivar las picaduras. También podría incluirse una mosquitera que ayude a descansar durante la noche y las primera y últimas horas del día. Las noches no suelen ser tan calidad y las tormentas suelen ser ocasionales, por lo que las prendas impermeables ayudarán a protegerse de los temporales.

Al ser un recorrido aislado de la civilización es importante llevar consigo un dispositivo para que en caso de que se pierda o tenga alguna lesión o daño pueda ser rescatado rápidamente. Los dispositivos GPS son la mejor opción para ello, ya que permiten que helicópteros o equipos de búsqueda accedan con gran rapidez a la zona en la que se encuentre.

Es importante preparar con antelación en viaje. Al ser una isla prácticamente desierta, será necesario tener preparado tanto los transportes para llegar a la isla, el alojamiento en ella y el traslado a la zona de la ruta.

Es una ruta bastante sencilla porque no tienen ningún tipo de cuesta y es bastante sencillo de seguirlo. Sin embargo, las condiciones para poder hacerlo dificultan el recorrido. La falta de alimento y bebida, alojamiento, las altas temperaturas y la cantidad de insectos que puede llegar a haber hacen que no cualquier persona puedan hacerle frente a la ruta.

Otra de las opciones que se podría considerar para hacer el recorrido algo más sencillo es descansar en la ciudad de Martinica. Se podría realizar la mitad del recorrido un día, volver a la ciudad y termina la ruta desde el punto en la que se termina el segundo día. Esto permite, no tener que cargar con tanto peso y poder descansar con mayor facilidad.

- Advertisment -

Más popular