sábado, julio 24, 2021
InicioLifestyleCulturaHistorias personales que hacen unos “Andes mágicos”

Historias personales que hacen unos “Andes mágicos”

La serie, dirigida por Luis Ara, recorre durante dos temporadas la belleza de la cordillera que atraviesa siete países de Suramérica

¿Cuál es la magia de los Andes? La serie documental Andes Mágicos parte de esa pregunta. Habitantes de la cordillera que parte desde Venezuela y Colombia hasta Chile y Argentina, responden lo que según su experiencia hace especial vivir entre altas montañas. Esta producción cuenta hasta la fecha con dos temporadas y está disponible en Netflix.

En sus capítulos se viaja por los diferentes países, ubicados en la zona occidental de América del Sur, que guardan entre sus fronteras una parte de los 8500 km que son los Andes. Cada ciudad muestra cómo es su relación con el paisaje y cómo hacen su vida. Entre los factores más importantes de la zona se encuentra la solidaridad, el que nace, se cría o vive en los Andes latinoamericanos suele ser colaborador y empático con lo que sucede en su entorno.

Esta serie se ha vuelto popular en la plataforma Netflix, apareciendo como recomendación en varios portales. Los aventureros y curiosos podrán encontrar en esta serie un último empujón para visitar los Andes o para conocer más en profundidad estas grandes montañas.

Luis Ara recorrió los glaciares Chile y Argentina para esta serie documental (Trailer Films)
Luis Ara recorrió los glaciares Chile y Argentina para esta serie documental (Trailer Films)

Historias reales que explican la magia

Para muchos de los que viven en alguno de los siete países unidos por la cordillera andina es más que conocido su poder, su belleza y tranquilidad, una sensación a la que quizás nunca se le ha buscado explicación, a niveles personales, pero ahora durante dos temporadas de 10 capítulos en total se busca hacerlo.

Cada capítulo de Andes Mágicos, docuserie dirigida por Luis Ara, está enfocado en uno o dos de los siete países, aunque en su primera temporada no fue incluida Venezuela en las grabaciones y presentó algunos errores en la presentación del mapa de la zona. Cada nación presenta desde el deporte, costumbres y modelos educativos alternativos cómo se hace vida en los Andes.

Los participantes de estos capítulos se han convertido en embajadores, incluso en sus mismos países se desconoce la labor que desempeñan ciertos grupos o cómo ese majestuoso paisaje ha modificado la vida de muchos.

Los deportes extremos, como la escalada, son uno de los más comunes. En su segunda temporada se muestra como una mujer al sur del continente americano recorre montañas llenas de nieve, estando embarazada, aunque muchos piensen lo contrarió ese sí es un oficio para mujeres, sea cual sea la condición y ella lo demuestra. También se habla en otra historia del paso de testigo y cómo subir el pico más alto de la cordillera en Venezuela, el Pico Bolívar, se convierte en un tema familiar, el padre que muestra al hijo, una tradición que no se rompe.

Además de esas dos se plantean otras historias mágicas que están acompañadas de grandes tomas del paisaje.

Alfredo Auterio sube desde hace años el Pico Bolívar, en Venzuela, tradición que ahora comparte con su hijo (Ymago Producciones)
Alfredo Auterio sube desde hace años el Pico Bolívar, en Venzuela, tradición que ahora comparte con su hijo (Ymago Producciones)

Recorrer siete países sin tomar un avión

Para la primera temporada, que estrenó en 2019, la producción pudo visitar la cordillera y vivir la experiencia en vivo. Para su continuación se esperaba que el proceso fuera el mismo; sin embargo la pandemia del covid-19 hizo que ese plan no se pudiera ejecutar.

No pararon. Decidieron continuar con la filmación de los cuatro capítulos nuevos desde la distancia, contactaron productoras en cada ciudad que pudieran llevar a cabo las grabaciones necesarias.

El director, Luis Ara, cuenta a través de Instagram: “El plan era filmarla durante el 2020. Por un momento parecía que todo se venía abajo, pero no nos rendimos y buscamos una vuelta para poder hacerla. Filmar en 7 países sin poder viajar, era un desafío enorme y casi imposible. Pero lo pudimos hacer”.

Ara atribuye el logro de recorrer la cordillera desde la distancia a su equipo de trabajo conformado por la productora Trailer Films y otros colaboradores. A esto se le suma el “sacrificio, convicción y mucho trabajo” puesto en el proyecto.

La segunda temporada fue filmada desde la distancia, en colaboración con productoras de cada país
La segunda temporada fue filmada desde la distancia, en colaboración con productoras de cada país

Luis Ara, el documentalista que busca la verdad

Andes Mágicos es una producción ideada y dirigida por el cineasta uruguayo Luis Ara junto a la productora Trailer Films, fundada por él mismo en 2005, en coproducción con DmFilm Alemania. Durante su carrera no se ha enfocado en una sola temática para sus largometrajes; sin embargo es común su búsqueda por retratar la verdad de historias de vida, la cultura, los deportes y los paisajes.

Antes de esta serie documental para Netflix, Ara había llevado a cabo el documental El poder de los centennials (2019) donde se reúnen seis jóvenes nacidos luego de 1993 y algunos CEOs de importantes empresas, Perú: tesoro escondido (2017) sobre la cultura peruana, Teros, sueño mundial (2015) narrando una campaña realizada por la selección de rugby uruguaya, 12 horas 2 minutos (2012) sobre la donación de órganos, entre otras.

12 horas 2 minutos, el primer documental de Ara está disponible en Netflix. El gigante de streaming se ha convertido en un gran aliado de la productora independiente Trailer Films, lo que convierte al documentalista en el uruguayo con mayor presencia en la plataforma.

Ara deja que la naturaleza lo sorprenda, para él es importante que al ponernos al lado de inmensos paisajes se sienta cómo, de verdad, somos diminutos.

“Conocer nuestro pasado seguramente nos ayude a conservarlo y cuidarlo para quienes vengan en el futuro”, asegura Ara.

- Advertisment -

Más popular