El bikepacking: mucho más que viajar en bicicleta

Bikepacking en el desierto / Foto: Patrick Hendry (unsplash)

Suscríbete a la newsletter, aires de altura en boletín semanal.



El bikepacking impone un estilo de vida, una forma de conocer y viajar mucho más sustentable y amigable con el medio ambiente, en la que solo hace falta una bicicleta, un poco de equipaje y las ganas de viajar. Es una manera de partir dejando de lado las comodidades, a favor de tener un poco más de libertad para conocer lugares fuera de los recorridos habituales, causando menos impacto al entorno.

Las razones por las cuales el bikepacking ha ido adquiriendo popularidad se pueden resumir en pocas palabras: aventura, libertad e independencia, y por supuesto, a la mayor toma de conciencia sobre la adquisición de un estilo de vida saludable y la protección de los espacios naturales.

¿Qué es el bikepacking ?

El bikepacking se puede definir como la unión perfecta entre lo que es el ciclismo de montaña y el camping más sencillo. Puede prestarse a confusiones con el cicloturismo o turismo en bicicleta, y si bien la esencia de los dos es el poder hacer viajes de más de un día en bicicleta, existe una diferencia fundamental entre ellos.

En el turismo en bicicleta lo común es que el viaje se realice a través de carreteras, por rutas ya establecidas, y que por lo general no suelen pasar de un día o dos. Mientras que en el bikepacking se transita por rutas más agrestes, muchos de ellos de tierra, y pueden durar varios días, acampando en los lugares que se visitan.

Equipo necesario para el bikepacking

El equipo necesario para comenzar a practicar el bikepacking es el siguiente:

Bicicleta

Por supuesto, es lo principal que se debe tener. En teoría puedes practicar bikepacking con cualquier tipo de bicicleta, ya sea de paseo o de montaña, el único requisito es que pueda recorrer sin problemas los caminos de grava y tierra. Entonces, lo recomendable es utilizar una bicicleta de montaña, o también una bicicleta de gravel. Las dos tienen sus pros y sus contras, pero la elección dependerá de los tipos de rutas que se deseen realizar.

Bolsas

Las bolsas para bikepacking deben tener tres características básicas: ser ligeras, duraderas y fáciles de usar. Otra característica importante es que sea impermeable. Se pueden encontrar bolsas de sillín, para el manillar y para el cuadro.

Equipo de acampada

La idea es que lleves el menor peso posible en las bolsas o mochilas, pero es imprescindible contar con una buena tienda de campaña, linterna, un buen saco de dormir, y en el caso de que el destino del viaje esté muy alejado es necesario pensar en transportar el equipamiento básico para cocinar.

Equipos de navegación

Para orientarte lo puedes hacer desde una app de mapas en el móvil, desde dispositivos que permitan ver la ruta, como los gps o de la forma tradicional a través de mapas. La opción más rápida es hacerlo con el móvil.

Planificar la ruta

Cuando ya tienes tu equipo para bikepacking listo, debes elegir la ruta que vas a realizar, siendo lo primero planificar el viaje para no dejar ningún detalle suelto:

El tiempo que tienes

Debes conocer cuánto tiempo tienes disponible para viajar. Esto incluye saber si todo el viaje es en bicicleta o si tienes que tomar un avión, un bus o un coche; y así poder establecer cuantos días se van a recorrer en bicicleta. Es preferible organizar viajes cortos de fines de semana o festivos que sean puente.

Definir el destino

El destino puede ser una playa, ir a la montaña, un desierto, el campo e incluso la misma ciudad. Pero siempre debes tomar en cuenta el lugar desde dónde vas a partir.

Logística

En este punto se tiene que definir cuál es la forma de llegar al destino, si será en bicicleta o si debes tomar un medio de transporte determinado:

  • Si vas a llegar en coche al inicio de la ruta, hay que tener presente que necesitarás un porta bicicletas y procurar que la ruta termine en el mismo lugar, para no tener que dejar el coche solo por varios días.
  • En el caso de que sea por tren, debes contar con bolsos para transportar la bici, que ocupen el menor espacio posible, para no molestar al resto de los pasajeros. Recuerda que esto se debe tomar como una norma.
  • Si es en bus o avión, vas a necesitar una caja de cartón para el transporte de la bicicleta. Incluso se puede utilizar un bolso, pero este no protege a la bicicleta del trato que se le da al ser almacenada con el equipaje.

Elegir la ruta para el bikepacking 

Cualquier ruta se puede realizar en bikepacking, siempre que estés dispuesto a renunciar a algunas comodidades. Puede ser desde transitar por caminos de tierra a rodar por la carretera. Por ser una práctica que cada vez gana más adeptos, no solo en el país, sino también en todo el mundo, cada vez es más fácil encontrar rutas que puedes seguir. En el país y en el resto de los países europeos también existen rutas creadas por apasionados de esta modalidad de viaje. Y siempre tienes la opción de crear una nueva ruta.

Se pueden encontrar sugerencias de rutas para bikepacking en páginas web como bikepacking.com, especializada en el tema, y que te permite conocer algunas rutas divididas por continentes. En España el Pirineo en un lugar privilegiado para la práctica de la aventura del bikepacking, en el siguiente artículo te presentamos algunas de las mejores rutas (pincha aquí).

Consejos para hacer bikepacking

Algunos consejos para que realices tus rutas de manera segura y puedas disfrutar al máximo la experiencia, son:

  • Procura llevar siempre pocas cosas, especialmente ropa.
  • Debes comprobar que las cubiertas estén en buen estado y que cuentas con cámaras de repuesto y un kit de parches.
  • Contar con un GPS, mapas y baterías que funcionan es fundamental para evitar perderse. Y si usas el móvil, ten presente tener una batería de respaldo y de que descargaste el mapa de la ruta.
  • Es fundamental tener una dry bags para mantener todo seco, como puede ser la ZEFAL Z Adventure de 10 L de volumen.
  • Debes calcular muy bien la provisión de agua, ya sea utilizando un sistema de filtración portátil o una mochila que tenga un sistema de hidratación. Tenlo también presente si vas a cocinar.

Muchas personas asocian al bikeparking con viajar como mochilero, y sí, la esencia es básicamente la misma, el poder conocer y viajar con lo mínimo, sacrificando comodidades, solo para descubrir parajes y lugares únicos.

Bikepacking en el desierto / Foto portada: Patrick Hendry (unsplash)

--

¿Te ha gustado el artículo? Invítanos a un cafe. ☕ Tu contribución es esencial. Por qué apoyar a Travesía.

No Comments Yet

Comments are closed