sábado, julio 24, 2021
InicioConsejosCómo elegir una botella / cantimplora de montaña

Cómo elegir una botella / cantimplora de montaña

Elegir una botella o cantimplora de montaña parece una tarea fácil y la verdad, es bastante sencillo, pero tampoco se trata de escoger la primera. A continuacíón vamos a ver los principales tipos que existen y algunos detalles a tener en cuenta.

¿Por qué usar una botella reutilizable en nuestras excursiones?

Como se puede intuir, uno de los motivos principales es evitar la producción de residuos, especialmente los envases de un solo uso y frenar el grave problema de los microplásticos que tan gravemente afecta al medio ambiente.

Desde un punto de vista de la salud, el problema de reutilizar una botella de plástico PET (Polietileno Tereftalato) de un solo uso, no es tanto que esta desprenda micropartículas de plastico sino que, con el paso del tiempo y en determinadas condiciones, podría acumular bacterias que sí podrían ser un riesgo para la salud (fuente: maldita.es). Es muy importante la manera de limpiar la botella.

Por otro lado, si se prefiere verlo desde un punto de vista económico, usar un envase reutilizable es rentable en un corto-medio plazo a poco que salgamos a la montaña.

Qué debemos tener en cuenta al escoger una cantimplora.

Tipo de material:

Esta es la caracterísitica principal. Habitualmente suelen ser de plastico (varios tipos), aluminio o acero. Dejaremos este apartado para el final.

Tapón:

Suele estar fábricado de plástico, independientemente de que el cuerpo del bidón sea de otro material. Un consejo es que elijáis una botella en la que al desenroscar el tapón, este quede unido al cuerpo de la cantimplora. No serías el primero al que se le escurre el tapón de las manos y acaba perdido en un agujero, entre grandes bloques de granito :).

Detalle de una botella con tapón antiperdida.

Boquilla:

Algunos modelos cuentan con apertura rápida al estilo bidón de ciclismo o similar. Muy práctico para beber sin falta de tener que detenerse a desenroscar el tapón, necesitando las dos manos.

Tapón con boquilla de apertura rápida de una sola mano.

Filtrante:

Algunos modelos son capaces de filtrar las aguas claras, eliminando el 99,9% de bacterias y protozoarios. Como el modelo forclaz de decathlon.

Modelo de botella filtrante.

Capacidad:

Los tamaños estandar van habitualmente de 0,5 litros a 1,5 litros.

Tipo de Material

Habíamos dejado este punto para el final por ser el más extenso de todos. Decíamos que habitualmente son de tres clases: plastico (varios tipos), aluminio o acero.

Plástico:

Aunque la solución al problema del plástico de un solo uso no es el plástico reutilizable, no podemos ignorar que se trata de un material fantástico: barato, ligero, transparente, seguro*, resistente, duro o muy flexible, reciclable*, reutilizable* y según que tipo, no altera el sabor ni el olor de los alimentos.

Según la clasificación de la Society for Plastic Industry que divide los plásticos en 7 categorías, los destinados a la fabricación de botellas de agua, cantimploras, envases alimentarios, etc., son principalmente de las clases 1, 2, 4, 5 y 7.

  • 1) Polietileno tereftalato (PET): el que encontramos en la mayoría de botellas de agua de un solo uso. Es muy transparente y es de los más fáciles de reciclar.
  • 2) Polietileno de alta densidad (PEAD): es el que encontramos en las botellas más duras, como las de leche o productos de limpieza.
  • 4) Polietileno de baja densidad (PEBD): lo encontramos en las botellas más blandas, bolsas, etc.
  • 5) Polipropileno (PP): el de los tapones.
  • 7) Otros: esta clase engloba a todos aquellos que no entran en las clases 1-6. Tienen el inconveniente de que entre tal variedad, raramente se reciclan al desconocerse su composición. No obstante, si ojeamos el mercado de las botellas de trekking, encontraremos muchas botellas reutilizables de Tritan (nombre comercial). Un tipo de plástico relativamente fácil de reciclar en la práctica (no sabemos si en la realidad) y menos contaminante que otros como el PVC.

Podemos conocer el tipo de plástico del que está hecho un envase por el conocido simbolo del triángulo de reciclaje con su número dentro.

Algunos ejemplos de botellas fabricadas en plastico son:

Win-Post

Botella reutilizable de tritan (clase 7), BPA free, con filtro en la parte superior.

Yanshon

Botella de agua blanda, plegable, BPA free.

Aluminio:

El aluminio es un material reutilizable, ligero y 100% reciclable si se hace adecuadamente. Esto no quiere decir que no tengan nigún impacto ambiental, el proceso de fabricación es más contaminante que el del plástico aunque si bien, a la larga compensa.

Al escoger una botella de aluminio deberemos tener en cuenta que el interior se encuentre protegido por un barniz con base de poliamida imida que la haga totalmente segura para el uso alimentario. Este barniz evitará la posible transmisión del aluminio al líquido.

Laken Futura:

Botella de aluminio de 1,5 litros con recubrimiento de poliamida imida.

Acero inoxidable:

Son más pesadas que las botellas de aluminio y también más caras, pero son de gran calidad. Son reutilizables y reciclables, no dejan sabor, se pueden lavar en el lavavajillas*, no sudan, admiten bebidas calientes, cítricas y son una opción saludable. Solemos encontrar este tipo de botellas en los termos.

Laken classic (térmica):

Botella térmica con doble pared de vacío. Apta para bebidas calientes y frías.

Bolsa Camelbak:

Una alternativa bien conocida a la cantimplora es la bolsa camelbak. La opción perfecta para estar hidratado en todo momento sin necesdidad de parar a quitarse la mochila para. Ideal para trail. Al ser una bolsa flexible se amolda perfectamente a la espalda, evitando el molesto bamboleo que tienen las botellas cuando corremos. Tiene el inconveniente de que al final el agua termina sabiendo a “plástico” y de no saber cuanta nos queda.

Modelo Camelbak de 2 litros

- Advertisment -

Más popular