Imagínate lo que se siente al subir una pendiente cubierta de piedras sueltas. Saber cómo caminar entre cascajeras es necesario para mantener tu seguridad.

Estos depósitos de roca suelta erosionada, normalmente de alrededor del tamaño de un puño, aunque pueden ser más grandes o más pequeñas, se desplazan y ruedan impredeciblemente debajo de ti o incluso pueden deslizarse en masa y peor aún, otros objetos que descansan en el pedregal (rocas más grandes, por ejemplo) también pueden deslizarse. Siendo ello un peligro para tí y para las personas que se sitúan detrás, pendiente abajo. 

Qué debes tener en cuenta

No podemos decirte de manera estricta qué pendientes pedregosas debes evitar, eso dependerá de tu capacidad personal, agilidad y nivel de comodidad, pero podemos recomendarte algunas preguntas que debes hacerte antes de cruzar cualquier campo pedregoso:

  • ¿Cómo de inestable es la pendiente?
  • ¿Hay algún signo de derrumbamiento o desprendimiento reciente?
  • ¿Hay acantilados u otras formas de relieve sobre el pedregal que podrían arrojar más roca suelta sobre mí?
  • ¿A qué grado de exposición me estoy sometiendo? O, para decirlo de otra manera, ¿Cuáles son las posibles consecuencias si te caes o te deslizas cascajera abajo?

Consejos para atravesar una cascajera

Por supuesto, no todas las laderas de piedras son “trampas mortales llenas de piedras afiladas, deslizantes y deformes”, pero existe un cierto grado de inestabilidad en todos los depósitos de piedras y es un crimen para los dedos de los pies. Si decides darle una oportunidad a la pendiente, estos son algunos consejos para hacerlo de manera segura:

Deja las sandalias en casa

Este es el momento de usar calzado resistente con protección sólida en el talón y los dedos, y un buen soporte para el tobillo. Si te encuentras con guijarros o arena en tu calzado o botas, la próxima vez usa polainas.

Ejerce presión sobre la puntera cuando vayas cuesta arriba

Al ir cuesta abajo, hinca los talones y usa objetos sólidos como árboles, manchas de suelo desnudo o rocas grandes como apoyo para avanzar. El truco está en asegurarse de que sean sólidos, incluso cuando es obvio, doble control; al caminar entre cascajeras los objetos que parecen estar firmemente asentados en un campo pedregoso aún se pueden deslizar.

Haz zancadas cuando puedas

Sigue el rastro a través del pedregal y atenerse a él a menos que veas alguna razón para no hacerlo, este suele ser el camino de menor resistencia.

Es recomendable —y de mucha ayuda— el uso de bastones de senderismo. Pero ten en cuenta que no tendrás las manos libres para apoyarte sobre rocas o árboles. 

Una palabra sobre “screeing”

Screeing es el término para deslizarse por una pendiente de piedras sobre tus pies, piensa en ello como esquiar sin los esquís (de ahí el nombre). Puede ser un deslizamiento o “trote” controlado cascajera abajo. Ten cuidado al realizarlo —es divertido, pero también es increíblemente peligroso y podrías terminar cayendo de cabeza cuesta abajo—. Dado que la totalidad de dicha pendiente es inestable, es posible que algunas rocas caigan a tu paso.


Puede ser muy peligroso y requiere mucho esfuerzo, pero cuando se controla esta técnica puedes sentirte como una cabra montesa salvaje que corretea entre las rocas.

Después de la práctica y revisando tu fuerza, equilibrio y habilidad, puedes “bailar” prácticamente en un campo de rocas, sabrás en dónde estás aterrizando y tendrás los próximos pasos ya planeados. Puedes saltar de un lado a otro al descender un campo más inclinado porque el cambio de dirección ayuda a frenar, es como ponerse los esquís para frenar.

Precauciones sobre rocas de todos los tamaños

  • No intentes deslizarte trotando pendiente abajo si está lloviendo, o si tus botas están mojadas, o si pudiera haber hielo. Una superficie resbaladiza puede ser peligrosa.
  • Reduce tus expectativas de distancia si parte de tu camino está en pedregales sueltos o talud.
  • Las posibilidades de resbalones en el descenso que en el ascenso. Ten en cuenta que estás golpeando con mucha más fuerza bajando cuesta abajo.
  • No subas una pendiente en un ángulo pronunciado, ve a través de un estilo de zigzag, esto le da a la roca una mejor oportunidad de aceptar tu peso extra y mantiene a la persona detrás de ti fuera del alcance de zona de peligro donde tirarás rocas sueltas.
  • Si sueltas algunas rocas, grita “¡Roca!“. Si escuchas a alguien encima de ti gritar “¡Roca!”, Agáchate y cúbrete la cabeza. 
  • Mantente completamente focalizado en dónde estás poniendo tus pies, ver el paisaje solo debe hacerse cuando te detengas para descansar.
  • Usa bastones de senderismo para obtener más apoyo en rocas sueltas.

LEE TAMBIÉN: