La Alta Ruta de los Perdidos es una atractiva ruta circular del Pirineo, que recorre el macizo calcáreo de mayor altura de Europa. Una bonita experiencia para todo amante de la aventura: libertad, retos y una naturaleza espectacular; aquí te traemos una guía rápida con las recomendaciones que debes tener en cuenta para disfrutar de este recorrido de trekking.

Qué es la Alta Ruta de los Perdidos

Se trata de una ruta de trekking circular alrededor de los macizos del Monte Perdido y el Vignemale, a través del Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, así como del francés Parque Nacional de los Pirineos, en la zona central pirenaica.

La ruta recorre 8 refugios y se puede hacer en varias etapas, 6 días es lo más normal para el recorrido más clásico, aunque de igual forma se pueden llegar a recorrer los 92-105 km con más de 6 mil metros de desnivel acumulado en un solo día —el récord es de poco menos de 14 horas—.

Qué necesito para la Alta Ruta de los Perdidos

Considera que se trata de una travesía exigente de alta montaña pirenaica, por lo que de entrada tener experiencia en este tipo de recorridos será importante; a continuación una serie de recomendaciones particularmente para verano, que es la temporada en la cual está disponible de forma oficial la ruta y es la época recomendada para su realización.

Una mochila ligera es de utilidad, considera que los desniveles son muy importantes y esto facilitará tu avance. Debes llevar elementos básicos como saco de dormir —opción de llevar saco sábana si vamos a dormir en los refugios, los cuales cuentan con mantas—, botella de agua, y suficientes provisiones de comida —podrás proveerte en algunos refugios, y en todos podrás quedarte a pasar la noche en régimen de media pensión—.

Por ser una ruta de montaña, donde la intensidad lumínica es muy importante, unas gafas de sol con protección 4 al menos resultan de gran utilidad, así como también protector solar y un gorro para protegerse de mejor forma.

Un par de bastones de trekking también son prácticamente esenciales. Dependiendo de la época, será imprescindible llevar también crampones, pues no es extraño que te puedas encontrar algunos pasos con nieve aún en verano, y desde luego unas botas trekking de alta gama que sean impermeables con suela fuerte y a las que tus pies se encuentren habituados, serán también importantes para cubrir la ruta. No obstante te recomendamos también unas chanclas de descanso para aquellos momentos en que puedas relajar tus pies después del pesado esfuerzo del día.

Te será de utilidad alguna fibra térmica para el frío, mientras que un buen impermeable además de protegerte en condiciones de lluvia, también resulta de utilidad para el viento.

Una capucha también te ayudará a protegerte del sol y el viento, aunque desde luego que un botiquín no te puede faltar, y si no estás federado también puedes contratar un seguro para el recorrido —realizarás la ruta con mayor tranquilidad—.

Las etapas de la Alta Ruta de los Perdidos

El recorrido principalmente se realiza en 5 días o 6 días, con dos ascensos opcionales a los grandes macizos de la zona. El recorrido generalmente se hace en sentido contrario a las manecillas del reloj, a continuación una propuesta de recorrido de 6 días (ruta clásica), partiendo del Refugio de Bujaruelo, que es el más al sur de toda la ruta.

Etapa 1 Bujaruelo – Góriz

Se trata en total de casi 18 km de un hermoso sendero entre cascadas y zonas boscosas de Ordesa. Empezaremos el día transitando en descenso hasta el Puente de los Navarros, para afrontar la subida a la Pradera de Ordesa y recorrer todo el Cañon de Ordesa. Tras salvar el circo de Soaso llegaremos a Góriz.

Cascada en el Cañón de Ordesa / Foto: Travesía Pirenaica

Cascada en el Cañón de Ordesa / Foto: Travesía Pirenaica

Senderistas en el Valle de Ordesa. Detrás el Monte Perdido y el Pico de Añisclo o Soum de Ramond / Foto: Travesía Pirenaica

Senderistas en el Valle de Ordesa. Detrás el Monte Perdido y el Pico de Añisclo o Soum de Ramond / Foto: Travesía Pirenaica

Etapa 2 Góriz – Pineta

Resulta altamente recomendable la ascensión opcional al Monte Perdido, donde se tendrá el primer gran desafío de alta montaña, hasta superar los 3,355 metros de altura, que es también el punto más alto de la ruta. Posteriormente por esta misma vía se regresa a Góriz. La ruta sigue al este. El paisaje de montaña no termina, pasamos por imponentes cañones, como el de Añisclo o ascensos y travesías como el Paso de las Olas —dos alternativas de la ruta—, donde también se pondrá a prueba tu resistencia al vértigo. Finalmente viene un largo descenso hasta llegar al Refugio de Pineta ubicado en el valle homónimo. Más de 1000 m de desnivel que pondrán a prueba tus rodillas.

Refugio de Góriz con el macizo del Monte Perdido detrás / Foto: Travesía Pirenaica

Refugio de Góriz con el macizo del Monte Perdido detrás / Foto: Travesía Pirenaica

Refugio de Góriz con el macizo del Monte Perdido detrás / Foto: Travesía Pirenaica

Refugio de Góriz con el macizo del Monte Perdido detrás / Foto: Travesía Pirenaica

Etapa 3 Pineta – Espuguettes

De estos 16,5 km, la primera mitad es un ascenso a la parte norte del majestuoso glaciar del Monte Perdido, pasando por espectaculares lagos como el Ibon de Marbore, con su viva tonalidad azul que contrasta con los rocosos picos pirenaicos. La segunda parte del recorrido es un descenso en dirección a Horquette d´Alans para llegar posteriormente al Refugio en Espuguettes. Quien prefiere realizar la etapa en 5 días, llega a omitir el descanso en este refugio.

Circo de Pineta / Foto: Travesía Pirenaica

Circo de Pineta / Foto: Travesía Pirenaica

Etapa 4 Espuguettes – Grange de Holle

Estamos en territorio de los pirineos franceses. Afrontamos la mayor parte en descenso, se trata de un pequeño recorrido de poco menos de 10 km. Entre los principales atractivos está el paso por la base del impactante Circo de Gavarnie. Y poco antes de llegar al refugio de Grange de Holle te puedes beber una merecida cerveza helada en el pintoresco pueblo de Gavarnie.

Circo de Gavarnie / Foto: Jean Christophe BENOIST (Wikimedia Commons)

Circo de Gavarnie / Foto: Jean Christophe BENOIST (Wikimedia Commons)

Etapa 5 Grange de Holle – Oulletes

Esta etapa comienza por una espléndida caminata por el bosque de Valle d´Ossue, para llegar luego al refugio intermedio de Bayssellance, el cual nos marca también el camino opcional del ascenso al espectacular Vignemale —un día adicional sin duda vale la pena si aún llevas energía suficiente—. Regresaríamos a Bayssellance para seguir la ruta rumbo a Oulletes, pasando por imponentes paisajes como el glaciar y valle D’Ossoue.

Imponente cara norte del Vignemale / Foto: Seb_cazu (Wikimedia Commons)

Imponente cara norte del Vignemale / Foto: Seb_cazu (Wikimedia Commons)

Etapa 6 Oulletes – Bujaruelo

Para culminar con broche de oro la Alta Ruta de los Perdidos tenemos esta etapa también de alta montaña, donde son comunes los paisajes nevados y rocosos apenas salimos de Oulletes, con dirección al Collado de los Mulos; aunque superado este último desafío después vienen unos 10 km de suave descenso, hasta regresar al Refugio de Bujaruelo, donde podremos celebrar la culminación de esta ruta imprescindible para los amantes del senderismo pirenaico.

Valle río Ara / Foto: Travesía Pirenaica

Valle río Ara / Foto: Travesía Pirenaica

 

LEE TAMBIÉN: