miércoles, mayo 18, 2022
InicioPirineosDescubre las rutas circulares de senderismo más emblemáticas de los Pirineos

Descubre las rutas circulares de senderismo más emblemáticas de los Pirineos

Travesías circulares entre refugios, desde trekkings clásicos como Carros de Foc, Cavalls del Vent o Porta del Cel en el Pirineo Oriental, hasta senderos por la montaña más desconocida occidental con la Ruta de los Contrabandistas, la Senda Camille o la ruta de las Golondrínas, sin olvidarnos de joyas del Pirineo Central como la Ruta de los Tres Refugios o el trekking por el macizo de Monte Perdido con la Alta Ruta de los Perdidos.

Al abrigo de los refugios han ido surgiendo rutas o itinerarios que gracias al cobijo que ofrecen permiten disfrutar de la naturaleza agreste del Pirineo. Realizar un trekking de los que aquí os propongo es mucho más que una actividad física más o menos exigente: son momentos compartidos en torno a una mesa cenando en un refugio, cuando suelen salir a la palestra mil y una vivencias e historias; es la emoción de llegar a un collado y ver abrirse ante tus ojos un nuevo valle. Es la quietud y reflexión de horas de caminata con tus pensamientos. Es el retorno a un origen en el que se puede prescindir de lo mucho material que nos acompaña en nuestras estresantes vidas. Es mucho, mucho: es cambio, puede ser reencuentro, retorno, disfrute.

La serie de rutas que os propongo tienen como punto en común que son circulares. Las hes dividido en (os pongo aquí un par de atajos):

Te puede interesar: Tresmiles “fáciles” de los Pirineos: rutas y consejos»


Rutas circulares por los Pirineos de más de 4 días

Separación natural entre Francia y España, los Pirineos han sido siempre, paradójicamente, un lugar de paso. Un sitio de encuentro y un enclave donde el ser humano se ha ido abriendo paso al tiempo que se asentaba a uno y otro lado de la frontera. Rematado por agrestes e impresionantes picos, los Pirineos también cuentan con valles, con pasos estrechos, con caminos de todo tipo y, como no, con todo tipo de sendas que son ideales para los amantes de la naturaleza, del deporte, del senderismo y de un modo de vida auténtico y rural.

Si las rutas circulares de tres días que os proponemos más adelantes son interesantes y una buena forma de tomar contacto con montañas como los Pirineos, ahora te vamos a indicar otras algo más exigentes y completas que duran, al menos, cuatro días, y en las que tendrás un contacto todavía mayor con estas milenarias montañas.

Ruta de las golondrinas»

Ruta de las golondrinas. Txamantxoia al fondo
Ruta de las golondrinas. Txamantxoia al fondo

Si buscas una ruta circular por los Pirineos de 4 dias podemos decirte, sin temor a equivocarnos, que la ruta de las Golondrinas cumplirá con todas tus expectativas. Situada entre el Pirineo aragonés y el Pirineo navarro, y adentrándose también en el francés, esta ruta lo tiene todo y te brindará grandes momentos. Existen alternativas de 3,4 y 5 días.

En total afrontarás un desnivel de unos 5.000 metros, en etapas de diversa dificultad, con una media de duración de 6 horas. Una ruta para aficionados al trekking que cuenten con un estado medio de forma. Y así podrás divisar lugares tan emblemáticos como Txamantxoia, Petrechema, o las Mesa de los Tres Reyes. Eso sí, debes saber que la ruta no está señalizada, con lo cual habrá que saber orientarse o, también, dejarse acompañar por algún guía local que sepa bien el camino y os pueda orientar en todo el recorrido, además de informaros sobre los lugares más emblemáticos por los que pasáis.

Senda Camille» 

Ibón de Estanés, Senda Camille
Ibón de Estanés, Senda Camille

Una de las rutas por los Pirineos más curiosas y especiales es la Senda Camille. Debes saber que recibe su nombre de un oso autóctono, uno de los últimos de esta cordillera, que la usaba en sus desplazamientos habituales y que luego ha sido utilizada por todo tipo de montañeros y senderistas como homenaje a él.

Discurrirás por los más bellos parajes del Parque Natural de los Valles Occidentales y el Parc National del Pyrénées. En ella divisarás lugares tan bellos como el bosque de las Hayas, la Garganta del Aspe o el imponente circo de Lescún. Además, tendrás la oportunidad de ascender a lo más alto de picos tan importantes como Petrachema, Agujas d’Ansabere, Castillo d’Acher, Agüerri, Bisaurín o Acué. La Senda Camille se puede realizar en 6 o 7 días. Existe una variante del refugio de Linza al de Gabardito que nos permite acortar un día, eso sí, nos perderemos el paso por la Selva de Oza.

Senda Camille. . Senderismo Pirineos: las mejores rutas circulares por las montañas
El macizo de los Alanos nos acompañará durante una de las etapas de la Senda de Camille.

La alta ruta de los perdidos»

Senderistas en el Valle de Ordesa. Detrás el Monte Perdido y el Pico de Añisclo o Soum de Ramond / Foto: Travesía Pirenaica
Senderistas en el Valle de Ordesa. Detrás el Monte Perdido y el Pico de Añisclo o Soum de Ramond / Foto: Travesía Pirenaica

La Alta Ruta de los Perdidos es una atractiva ruta circular del Pirineo, que recorre el macizo calcáreo de mayor altura de Europa. Aquí, de nuevo transcurrirás entre España y Francia y entre parajes tan increíbles como el Monte Perdido y el circo de Gavarnie. Una ruta de trekking circular alrededor de los macizos del Monte Perdido y el Vignemale, a través del Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, así como del francés Parque Nacional de los Pirineos, en la zona central pirenaica.

La ruta recorre 8 refugios y se puede hacer en varias etapas, 6 días es lo más normal para el recorrido más clásico, aunque de igual forma se pueden llegar a recorrer los 92-105 km con más de 6 mil metros de desnivel acumulado en un solo día —el récord es de poco menos de 14 horas—.

Senderismo Pirineos: las mejores rutas circulares por las montañas
Refugio de la Brecha de Rolando o de Serradets en La Ruta de los Perdidos

En esta ruta saldrás y llegarás a Bujaruelo, pero antes de tu regreso habrás visto todo tipo de paisajes y habrás vivido momentos que jamás olvidarás. Entre ellos destacan lugares como el Collado de Añisclo, el glaciar del Monte Perdido, el circo de Gavarnie, el pico de Vignemale o el valle del Ara.

Pass Arán»

Pass Arán, coll d'Araing / Foto: AlbertRA (Wikimedia Commons)
Pass Arán, coll d’Araing / Foto: AlbertRA (Wikimedia Commons)

Entre el Pirineo catalán y el francés se encuentra otra ruta de larga distancia que hará las delicias de los amantes de la naturaleza. En este caso hablamos del Pass Aran, un paso natural entre ambos países que podrás afrontar sin estar en una forma física excepcional, aunque sí cumpliendo ciertos requisitos y precauciones.

Se trata de una ruta de dificultad media, por lo que no es accesible para cualquier persona, pues se requiere buena condición física y también se recomienda experiencia; y a pesar de que el trayecto básico no implica demasiadas dificultades técnicas, también se tienen disponibles de forma opcional ascensiones alternativas, algunas de los cuales requieren mayores habilidades y equipo de montaña. Son alrededor de 72 km —un poco más si optas por añadir alguna de las ascensiones y tramos opcionales— con más de 11 mil metros de desnivel acumulado. A pesar de que existen opciones deportivas para recorrerlo en poco tiempo, la ruta senderista recomendada es para un recorrido de 5 días. La ruta circular se localiza entre el Val d’Aran y la comarca francesa de Ariège. Puedes comenzar la ruta en el Refugio Amics de Montgarri (Val d’Aran ) o en alguno de los refugios franceses, con excepción del de Estagnous.

Esta ruta tiene la peculiaridad de que se puede llevar a cabo desde cuatro salidas diferentes. Una en España, la del Refugio Amics de Montgarri. Y otras tres desde el lado francés. En este caso vamos a decantarnos por la que sale de la vertiente española e iremos adentrándonos en Francia para regresar luego al punto de partida. En total hay que tener en cuenta que se superan hasta 5 puertos de montaña que están por encima de los 2.400 m de altitud. Entre los lugares más impactantes que descubrirás a tu paso se encuentran el Macizo del Valier, el lago Milouga o el Pico de Crabère.

Eth Setau Sagèth»

Eth Setau Sagèth: una manera tranquila de recorrer Val d'Aran . Subiendo al Port de Rius / Foto: Travesía Pirenaica
Eth Setau Sagèth: una manera tranquila de recorrer Val d’Aran . Subiendo al Port de Rius / Foto: Travesía Pirenaica

Un recorrido de dificultad media ideal para disfrutar con amigos o colegas; la ruta clásica es de 5 etapas y se lleva a cabo en dirección a las manecillas del reloj. La travesía cuenta con un sendero señalizado y de fácil acceso para que ningún senderista tenga dificultad alguna y disfrute en todo momento de la ruta.

Estos senderos están bien indicados y señalizados desde que se llevara a cabo esta labor en 1998 y transcurren, en gran medida, por el paso fronterizo del puerto de Vielha, que siempre fue un paso habitual entre Francia y España. Esta travesía, con 103 Kilómetros de recorrido y 9.100 mts de desnivel acumulado, arranca y finaliza, precisamente, en Vielha. Pasaremos por tres collados de montaña, el coll de guerra y el valle de Torán, considerado un paraíso, con bosques y valles colgados.

Conocerás la importancia que siempre tuvo aquí la minería, descubrirás los secretos de la trashumancia o te embelesarás con paisajes como los que forman los lagos de Mar y Tort de Rius, así como el Parque Nacional de Aigüestortes en su conjunto.

En la zona también se encuentran los lagos de Liat y por supuesto las antiguas y emblemáticas minas de la región. El recorrido culmina en el Port de Vielha que cuenta con 2,470 metros de altura. El valle fue utilizado por los habitantes para transportar mercancía, y cuenta con interesantes historias acerca de la forma de vida y tradiciones que llevaban los habitantes de la zona.

Carros de Foc»

Carros de foc: un trekking de altura por el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici / Cotarelo75 [CC-BY-SA] Wikimedia Commons
Carros de foc: un trekking de altura por el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici / Cotarelo75 [CC-BY-SA] Wikimedia Commons

Siguiendo descubriendo el Parque Nacional d’Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici te recomendamos una ruta a la que no le falta de nada como es la de Carros de Foc. Un recorrido circular a través de los refugios en el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, al noroeste de Catalunya en el Pirineo de Lleida

Esta ruta consta de 55 kilómetros y se suele llevar a cabo en etapas de entre 5 y siete días, dependiendo del estado de forma, de la velocidad a la que se quiera hacer e incluso de la climatología. Hay que tener en cuenta que en ella se alcanza un desnivel acumulado de 9.200 metros, así como una altura media de unos 2.400 metros. Por tanto, es para gente ya algo experimentada en la montaña, que quiera conocer lugares nuevos, pero que sepa lo que hace.

GRP: vuelta a Andorra»

Señalización en el Vall del Madriu Perafita-Claror / Foto: Ferran Llorens (Flickr)
Señalización en el Vall del Madriu Perafita-Claror / Foto: Ferran Llorens (Flickr)

Uno de los lugares más especiales de los Pirineos es Andorra. Este pequeño país ha sabido hacerse un hueco en el corazón de los amantes de la montaña y la naturaleza. En esta línea, y con gran acierto, se creó el GRP vuelta a Andorra. Una ruta circular que atraviesa gran parte del territorio andorrano y que permite apreciar sus maravillas naturales.

El GRP es un sendero circular de Gran Recorrido alrededor de Andorra totalmente balizado (rojo y amarillo). Tiene una longitud aproximada de 115 kilómetros y casi 9.000 metros de desnivel que habitualmente se dividen en 7 etapas. Al ser circular, la ruta se puede empezar desde diferentes puntos y hacerla en un sentido u otro, si bien, desde la web de turismo del Principado de Andorra, el punto de partida «oficial» es Aixovall y el sentido de la marcha antihorario. Eso sí, no es una ruta de senderismo por los Pirineos apta para principiantes, sino más bien para gente ya con experiencia y resistencia.

A lo largo del recorrido de esta vuelta a Andorra pasarás por algunos de sus picos más impresionantes como el Pico Negre (2.644 m.), el Collado de la Maiana (2.426 m.) o el Collado dels Pessons (2.810 m.). Así como lugares inolvidables como el lago de la Nou, el Valle del Madriu (Declarado Patrimonio de la Humanidad), el Lago del Juclà, el mayor de Andorra, o el Circ de Pessons.

Cavalls del Vent»

Cavalls del Vent. Refugi Prat Aguiló / Foto: Solde [CC-BY-SA-3.0]
Cavalls del Vent. Refugi Prat Aguiló / Foto: Solde [CC-BY-SA-3.0]

El Pirineo catalán es una caja de sorpresas continua. De este modo, otra ruta circular por los Pirineos de cuatro días o más es la llamada Cavalls del Vent. En ella completarás más de 85 kilómetros y afrontarás un desnivel de 5.600 metros. En este caso, vas a transcurrir de forma prácticamente íntegra por el Parque Natural Cadí-Moixeró. Y en él encontrarás la fauna más diversa, la flora más auténtica, así como todo tipo de refugios, ocho en total, para descansar y reponer fuerzas ante las siguientes etapas del camino.

Esta ruta tiene la peculiaridad de que la puedes empezar en cualquiera de los refugios, volviendo siempre al punto de partida y maravillándote a tu paso con todo lo que contemplarán tus ojos y sentirán tus sentidos. Destacan lugares y rincones como el Alt Berguedà, el Coll de Jou, el niu de l’Àliga o el Serrat de les Esposes.

Porta del Cel»

Pica d'Estats / Foto: Bocian & Tusia (Wikimedia Commons)
Pica d’Estats / Foto: Bocian & Tusia (Wikimedia Commons)

Una de las rutas por los Pirineos catalanes más célebres que te puedes encontrar es esta de la Porta del Cel (la puerta del cielo). El nombre no es algo elegido, ni mucho menos al azar, sino que se refiere a dos lugares emblemáticos por los que pasarás en esta impresionante ruta como son la cima más alta de toda Cataluña: la Pica d’Estats (3.146m). Así como el lago glacial más grande de esta comunidad autónoma, como es l’estany de Certascan. Caminar con el reflejo del lago y ver los picos nevados a tu alrededor hará que pienses que estás ascendiendo al mismísimo cielo.

El parque Natural del Alto Pirineo alberga gran parte de esta ruta que, como tantas otras que te hemos expuesto aquí, transcurre de forma natural y libre entre Francia y España. Es una ruta para gente con cierta experiencia porque en sus 65 kilómetros afronta un desnivel de 11.000 metros, con lo cual habrá que ir siempre también muy bien equipados.

Alta Ruta de los Cátaros o Camí dels Bons Homes»

Bellver de Cerdanya / Foto: MARIA ROSA FERRE [CC-BY-SA-2.0]
Bellver de Cerdanya / Foto: MARIA ROSA FERRE [CC-BY-SA-2.0]

En esta ocasión vamos a combinar a la perfección el senderismo por los Pirineos, con el turismo y con la cultura para afrontar el ya célebre camí dels Bons Homes o Ruta de los Cátaros. El nombre, ya de por sí, nos remite a tradiciones antiguas, a otras formas de cultura y pensamiento que, de algún modo, siguen vigentes en nuestros días, aunque a veces nos son desconocidas.

Esta es una de las mayores rutas de las que hemos planteado en este artículo y se afronta en no menos de cinco días y un máximo de siete u ocho jornadas. No en vano, consta de 200 kilómetros, aunque se puede afrontar en distintos tramos y con diferentes itinerarios. Esta ruta, además, se puede hacer tanto a pie, como en bicicleta o incluso a caballo. Las alternativas, por tanto, son diversas y dependerán de tus gustos o preferencias.


Rutas circulares de 3 días

En primer lugar, te vamos a acercar a cuatro célebres rutas que se suelen completar en tres días y que, como no, son circulares. En ellas te adentrarás en estas montañas y vivirás experiencias realmente únicas. Así, verás lugares como los tres refugios, el circo de Gavarnie o el Vignemale. Parajes realmente únicos en los que sentirás la necesidad de sacar tu cámara para inmortalizar tan bellos momentos.

La vuelta al Aneto

Aneto, Tempestades, Margalida y Russel desde la Pleta de Llosás.

La vuelta completa al monarca de los Pirineos, el Aneto, es una de las mejores rutas de tres días que podemos realizar en los Pirineos.

Se trata de una ruta de alta montaña, con pasos que superan los 2.800 metros de altura, terreno abrupto, nieve en cualquier época del año y un importante desnivel. Una travesía reservada a montañeros bien equipados y en buena forma física.

La Vuelta al Aneto se encuentra señalizada aprovechando el marcaje del sendero de Gran Recorrido GR11 o Senda Pirenaica. En realidad, aprovecha la senda principal del GR11 (al sur) y su variante GR11.5 (al norte), para completar un itinerario que circunvala todo el macizo.

Vuelta al Balaitous

Más hacia el oeste, pero también en el Pirineo aragonés, tienes la posibilidad de completar una interesante ruta: la Vuelta a Balaitous. Este es otro de los picos más importantes de los Pirineos.

El punto de inicio es el embalse de la Sarra. Y luego podrás albergarte en refugios como los de Respumoso y Larribet. Además, en el camino tendrás acceso a vistas tan espectaculares como los glaciares de Neus, brecha Latour o la Gran diagonal. Sin olvidar otros puntos de gran belleza como son Frondiellas, el propio pico Balaitus, o las Crestas del Diablo. En esta ruta estarás continuamente a caballo entre Francia y España y sentirás la libertad de andar entre ambos países y hacerlo rodeado de todo tipo de fauna y flora.

La vuelta a Monte Perdido

Refugio de Góriz con el macizo del Monte Perdido detrás / Foto: Travesía Pirenaica
Refugio de Góriz con el macizo del Monte Perdido detrás / Foto: Travesía Pirenaica

Itinerario de alta montaña que da la vuelta al macizo de Monte Perdido y que nos permitirá contemplar varios de los atractivos más espectaculares de este macizo calcáreo, como son el Circo de Gavarnie, la Brecha Roland o vislumbrar la cara norte de Monte Perdido desde el lago de Marboré.

Cada uno de los días de rutas tendrá su atractivo. Saliendo del refugio de Pineta, el primer día pasaremos por el Balcón del mismo nombre y la brecha de Tucarroya, y cuenta con el atractivo de acercarnos a contemplar la cara norte de Monte Perdido. En el segundo día será el Circo de Gavarnie quien eclipse el paisaje hasta el final del día, en que nos encontraremos de frente con la Brecha de Roland. Y ya para cerrar el elixir de sensaciones el tercer día iremos del Refugio de Serradets al Refugio de Pineta, pasando por la faja de las Olas y el collado de Añisclo.

Vuelta al Vignemale

Imponente cara norte del Vignemale / Foto: Seb_cazu (Wikimedia Commons)
Imponente cara norte del Vignemale / Foto: Seb_cazu (Wikimedia Commons)

Con sus 3.298 metros, el pico Vignemale es uno de los puntos de referencia de los Pirineos. Desde siempre ha representado un reto para todo tipo de pirineistas y también en un lugar idóneo para hacer rutas en los Pirineos en sus alrededores. En esta línea, la vuelta al Vignemale es una oportunidad excepcional de adentrarse en estos bellos parajes.

El primer día saldrás de Bujaruelo en dirección al valle del Ara para guardar reposo, tras unas ocho horas de ruta aproximadamente, en el refugio des Oulettes. Será en la segunda jornada cuando emprendas la ascensión al pico de Vignemale, subiendo por el impresionante glaciar de Ossoue y descansar en el refugio Baisellance. Desde él emprenderás el retorno hacia el punto de origen el tercer día pasando por los atractivos valles de Ossoue y La Canau. Esta es una ruta con una dificultad media-alta, pues hay que tener en cuenta que se alcanzan desniveles de hasta 1.200 metros.

Ruta de los tres refugios»

Ruta tres refugios posets / Foto: Travesía Pirenaica
Ruta tres refugios posets / Foto: Travesía Pirenaica

La ruta de los tres refugios transcurre muy cerca de una de las montañas más importantes de toda esta cadena, el Posets. De hecho, sus 3.369 metros la convierten en la segunda más alta de toda la cordillera.

Para llevarla a cabo deberás dirigirte hacia el valle de Estós y luego pasarás por los refugios de Estós, Biadós y Angel Orús. Esta ruta discurre siempre por encima de los 1.000 metros de altitud, destacando puntos más elevados como el Collado de Eriste, con 2.964 metros o la Collada Plana, con 2.702 metros. El punto de partida está situado muy cerca de la localidad de Benasque, que será algo así como tu punto de referencia y al que volverás una vez finalices toda la ruta tras tres días que nunca olvidarás. Podemos garantizarte que las vistas con las que te encontrarás son únicas y que te llevarás contigo todo tipo de recuerdos.

Hacer senderismo en los Pirineos, como ya has podido ver, supone un sinfín de opciones y de aventuras posibles. Aquí te hemos propuesto algunas de las mejores rutas circulares para hacer frente a estos retos de una forma dinámica y divertida, pero también hay otras. Eso sí, en todo caso te garantizamos que vas a disfrutar de la naturaleza más pura y auténtica.


2 COMENTARIOS

  1. El mes que viene queremos hacer una travesía por el Pirineo, lo que aún no tenemos claro que ruta concreta hacer. Vamos con un niño de 5 años que está acostumbrado al monte. Cual nos recomendaríais para ser la primera? Los perros no son bienvenidos en los refugios de montaña verdad?

    • Hola!
      Os recomendaría la Senda de Camille, que es más asequible que por ejemplo los Carros de Foc, y el paisaje es espectacular. La ibais a disfrutar mucho, sin duda.
      Como comentas, en los refugios no podríais entrar con perros. En el caso de Francia también estaría prohibido simplemente el paso…

Los comentarios están cerrados.

- Advertisment -

Más popular