La Porta del Cel, una ruta que te llevará a la cima más alta de Cataluña

Pica d'Estats / Foto: Bocian & Tusia (Wikimedia Commons)

Realizar la ruta de trekking La Porta del Cel es equivalente a subir a la más alta cima de Cataluña, la Pica d’Estats. Esta montaña de 3.143 metros de altura, ubicada en la frontera de España y Francia, es también una de las más altas de los Pirineos. Y no sólo eso, ya que el recorrido de La Porta del Cel  también incluye al pico de Certascan, de 2853 metros y la Roca Cigalera, de 2668 metros, lo que hace que los parajes sean realmente impresionantes.

El circuito completo de La Porta del Cel une en su recorrido a los refugios de Certascan, Pinet, Vallferrera y el poblado de Tavascan. La ruta transcurre entre el Pirineo catalán y el Pirineo francés y se adentra en el  Parque Natural del Alto Pirineo.

Te puede interesar: Descubre las rutas circulares de senderismo más emblemáticas de los Pirineos>>>

La Porta del Cel

La ruta de La Porta de Cel es un clásico recorrido de los Pirineos. La propuesta es hacerla a lo largo de cinco etapas, a través de las cuales no sólo se ascenderá a las cimas de la Pica d’Estats, Certascan y la Roca Cigalera, sino que también a lo largo de su recorrido se visitarán un buen número de lagos de origen glacial.

Entre estos lagos, destaca el Estany de Certascan. Este impresionante reservorio de agua, igualmente de origen glacial y coronado por el pico de Certascan, tiene una profundidad de casi cien metros. Es el lago más grande de los Pirineos catalanes y en sus cercanías se encuentra el refugio de Certascan.

Lo que se recomienda a los que deseen realizar esta exigente ruta es que deben tener una buena condición física y estar habituados a realizar caminatas de varios días. La longitud total de la ruta se estima en unos 64 kilómetros, con un desnivel acumulado de 5.500 metros, en un terreno de montaña bastante abrupto. Eso sí, la belleza de los parajes harán que el esfuerzo valga la pena.

La ruta de la Porta del Cel

La propuesta es realizar cinco etapas, cubriendo una media diaria de trece kilómetros, con un desnivel cada día que en promedio alcanza poco más de mil cien metros. La época más recomendable para realizar este trayecto de trekking es entre los meses de julio a octubre.

La ruta de La Porta de Cel dura en total cinco días y cuatro noches. Una de las noches se hará en camping, mientras que las restantes tres se pasarán en refugios de alta montaña, ubicados  dos de ellos en la vertiente catalana del Pirineo y el tercero en la vertiente francesa.

Día 1

El primer día será relativamente “suave”. El punto de partida de la ruta de la Porta del Cel será Tavascan, a 1.116 metros, hasta el camping de Graus, a 1.360 metros.  La distancia a salvar este primer día será de 4,2 kilómetros, con un desnivel de unos 290 metros y un tiempo estimado de unas tres horas.

La ruta de este día atraviesa Tavascan, un lindo pueblo con casas de piedra con los típicos tejados de pizarra. Al salir del poblado, se sigue un viejo camino que bordea el río de Tavascan, atravesando una zona de prados hasta llegar al camping de Graus.

Día 2

Desde el camping de Graus, la meta es llegar al pico de Certascan, ubicado a 2.240 metros de altura. Aquí ya la distancia a salvar es de unos 12,5 kilómetros, mientras que el desnivel llegará a unos mil quinientos metros subiendo y 620 metros de bajada.  Se estima que el tiempo de actividad será de unas diez horas. La pernocta se realizará en el refugio Certascan, ubicado a 2.240 metros de altura.

Este será el día indicado para disfrutar de las imponentes vistas del lago de Certascan. Aunque en el recorrido se ven otros bellísimos lagos, este impacta particularmente por su gran tamaño.

Al salir del camping, nos encontraremos con un bosque caducifolio hasta llegar al Noarre. Una vez en el Noarre, se seguirá la subida, pasando por el agujero de Guerossos, en un duro camino que sube hasta la Pleta de Guerossos.

Una vez allí, se seguirá con el río a la derecha, pasando muy cerca del estanque Azul del Medio. La ruta continúa separándose de los lagos para llegar a la cresta y al pico de Certascan. Una opción, si hay mucho cansancio, sería ir directo hasta el refugio y saltarse la subida al pico. Para llegar hasta el refugio de Certascan se flanquea el lago de Certascan.

Día 3

Para este tercer día de trekking, partiendo del refugio de Certascan, está previsto llegar al refugio de Pinet, a 2.240 metros de altura y situado en la vertiente francesa del Pirineo.  La distancia a recorrer será de 13,3 kilómetros y el desnivel se estima en unos 1.350 metros de subida y los mismos 1.350 metros de bajada. La actividad total del día podrá ser de unas once horas.

Este día será caracterizado por el desplazamiento por terrenos de alta montaña con pendientes fuertes. En muchos tramos los caminos son casi inexistentes.

Saliendo del refugio, se bajará al lago pequeño en un recorrido en zigzag, hasta llegar al cuello de Llurri. Luego se pasarán los estanques de Romedo y se sigue el camino del río, hasta encontrar una subida que conduce hasta el Puerto de la Artiga.

Luego de allí, se pasará por un valle de grandes bloques graníticos, hasta llegar a los humedales.  Una vez que se cruzan estos últimos, se sube a la izquierda por un barranco, luego se cruza al oeste para buscar la cresta de Recós.

Finalmente, se deberá bajar por una fuerte pendiente hasta salir en el cuello del Pico Estela. Aunque no hay un camino, se deberá bajar para pasar bajo el espolón. Luego la ruta asciende hacia una especie de collado. Desde este punto se podrá atravesar el río, tomados de las manos.  Luego de ese cruce, se llegará al refugio de Pinet.

Día 4

Ya se ha llegado al cuarto día de la travesía. Este es el día en el que se llegará a la imponente cima de la Pica d´Estats, a los nada despreciables 3.143 metros de altura. Este día se deberán recorrer unos 13,3 kilómetros, salvando un desnivel de 1.100 metros en la subida y 1.400 metros bajando. El tiempo total de la actividad para este día será de unas 10 horas y la noche se pasará en el refugio de Vallferrera, otra vez en terreno catalán.

El itinerario que se seguirá es por alta montaña, poco frecuentado por los excursionistas catalanes y con un paisaje marcadamente salvaje, pasando por un pequeño glaciar. La ruta implica el paso por la Pica d´Estats, pero si se cuenta con suficiente tiempo se podrá hacer el Montcalm, la punta Verdaguer o el Sotllo.

Al salir del refugio de Pinet se remonta el río, ascendiendo por pendientes continuas hasta llegar al cuello Riufred. Desde allí, nos encontraremos con un bien trazado camino hasta la Pica d’Estats. La ruta hasta el refugio de Vallferrera variará, dependiendo del itinerario escogido.

Día 5

Para el quinto y último día de la travesía, se prevee partir del refugio de Vallferrera hasta llegar al punto de partida en Tavascan. La distancia que habrá que recorrer este día será de 20,3 kilómetros, que se estima resultarán en unas doce horas totales de actividad. El desnivel en esta última etapa será de 1.315 metros de subida, mientras que para la bajada serán 2.100 metros.

La ruta pasará por los lagos de Baborte, asciende hasta la Roca Cigalera y sigue la cresta para pasar por los flancos de las montañas de Boldís hasta finalmente llegar a Tavascan. Es posible acortar la ruta, bajando a los Planes de Boavi a través del valle de Sellente y bajar por la pista hasta Tavascan, en unas ocho horas.

Otra posibilidad es que luego de las montañas de Boldís se siga hasta el pueblo de Àreu, hasta llegar finalmente a Tavascan.

No Comments Yet

Comments are closed