La Senda de Camille es una original y circular ruta senderista en el corazón de los Pirineos, la cual emula los pasos de quien fuera el oso pardo pirenaico “Camille” que vivió en esta zona de la coordillera de singular belleza; a continuación te explicamos como se hace, así como algunas recomendaciones para vivir de mejor forma la experiencia.

Los dominios de Camille

Esta “región” ubicada entre el Pirineo aragonés y el Pirineo francés, fue la última donde habitó Camille, quien fuera el último oso pardo pirenaico (ursus arctos pyrenaicus) —en 2010 fue la última vez que se le vio— que vivió en estado salvaje en esta, su región de origen.

Lo que debes saber de la Senda de Camille

A continuación algunas recomendaciones y características de este trazado senderista.

Cómo hacer la Senda de Camille

Para realizar esta ruta circular, puedes iniciar el recorrido en cualquiera de los 7 refugios que componen esta ruta, siendo el de Somport el más cercano si vienes de Cataluña, los de Lizara o Gabardito llegando desde el sur, o el de Linza para quienes llegan desde Navarra. El de más difícil acceso es el Refugio de Arlet, pues en este caso está enclavado en un parque nacional y alejado de los accesos en carretera.

La ruta se puede realizar por tu cuenta y reservando uno a uno en los refugios de tu ruta, o bien te pueden gestionar la reserva conjunta de los refugios a través de la página de la ruta. De forma adicional también puedes realizar el trayecto con el apoyo de un guía.

Duración de la Senda de Camille

El recorrido completo está recomendado para hacerse en 6 o 7 etapas, las cuales tienen un rango de entre 4 y 10 horas de caminata.

De forma opcional, adyacentes a la ruta se encuentran también varios picos pirenaicos, los cuales incrementan el nivel de desafío y aventura.

También se tiene disponible un modo veloz “CorreCamille”, el cual está diseñado para hacer el trazado a velocidad, en una ruta de 2 a 3 etapas.

Qué tan difícil es la Senda de Camille

Se trata de una ruta senderista que aunque pueden disfrutar los expertos debido a su singular belleza y desafíos complementarios, también resulta recomendable para principiantes, pues en realidad el sendero básico no implica grandes dificultades técnicas, siendo más sencillo que otras clásicas pirenaicas como Los Carros de Foc.

Esto tampoco quiere decir que será fácil, puesto que son más de 100 km de distancia con 8.000 m de desnivel acumulado, condiciones climáticas cambiantes, senderos rocosos, representa también algunas complicaciones.

Cuándo hacer la Senda de Camille

Esta ruta se puede realizar únicamente entre los meses de junio y septiembre.

Qué equipo llevar:

Necesitarás en primer lugar unas buenas botas de trekking para amortiguar y proteger los pasos ante las constantes bajadas y subidas; de igual forma se recomienda impermeable, ropa de montaña, gafas y protector solar, guantes y bastones de senderista. En caso de buscar alcanzar las cimas de mayor altura será importante también las herramientas básicas de alpinista. En los refugios hay mantas por lo que puedes omitir tener que cargar con el saco de dormir y llevar tan solo un saco sábana.

Qué marcas hay

Será importante que lleves mapa y sepas usar también la brújula, o bien llevar un GPS, no solo porque puede haber zonas sin marcas, sino porque también te puedes enfrentar a condiciones de niebla que pueden desorientar fácilmente. Converge con algunas otras rutas como la GR-11 o la HRP, y también se pueden observar señales verdes en la zona del Parque Natural de Los Valles Occidentales y amarillas en el caso del Parque Nacional francés.

Observaciones de seguridad

En caso de no estar federado, la empresa que gestiona los refugios también ofrece un seguro que tiene un costo de 17€ por persona.

También se aclara que no está permitido ir acompañado de perros, ni siquiera si los llevas amarrados.

Una de las mayores intrigas es respecto a los osos, aunque en realidad estos temen a los humanos y se mantienen en lugares escondidos lejos de la ruta, por lo que es poco probable divisarlos. Si fuera el caso, simplemente hay que alejarse lentamente, y sin obstruir su ruta, ni —desde luego— tampoco tratar de acercarse a las crías ni hacer mayores aspavientos.

Ibón de Estanés

Ibón de Estanés

Etapas de la Senda de Camille

A continuación la descripción de una ruta de 6 etapas partiendo del Refugio de Aysa (Puerto de Somport).

Aysa – Arlet

Tras recorrer los hermosos valles de Aspe y Espelunguera, nos enclavamos en el Parque Nacional Francés de los Pirineos; una etapa de subida que atraviesa densos bosques hasta llegar a Arlet, donde se tienen impresionantes vistas del Midi d’Ossau, y desde el refugio incluso hasta la frontera. De forma complementaria tienes atractivas cimas como el Pico de Arlet (2208 m).

Arlet – Lauzart

Esta ruta de casi 20 km es una de la más tranquilas, además también se afrontan la mayor proporción de descensos. Transcurre en gran parte entre dos vertientes pirenaicas que históricamente han tenido gran importancia geográfica como ruta de escape durante la guerra. Está dominada por verdes prados que evocan la pirenaica vida bucólica.

Lauzart – Linza

Lo que inicia como un camino pavimentado gradualmente se va convirtiendo en un terreno cada vez más agreste. Los casi 1300 m de subida de Lauzar al Colláu de Petrachema representan el ascenso más pronunciado, más aún si alcanzas la cima; aunque también se tienen otras moles imponentes como Les Billaires o la Mesa de los Tres Reyes. Unas 7 horas para 16,6 km.

Linza – Gabardito

Para muchos se trata de la etapa reina, no solo por las 10 horas que implica el largo trayecto de casi 23 km, sino también por la imponente belleza del Parque Natural Valles Occidentales. Recorrerás aisladas faldas montañosas con abundante vida salvaje, además de adentrarte en densos y espectaculares bosques. También tiene dos ascensos de consideración: el de Anchar d’Alano (con refugio cerca para dividir la etapa) y el de Colláu de Lenito Baxo.

Gabardito – Lizara

Si para este punto llegas ya cansado, puedes hacer de esta una etapa corta de unas 3 horas y media y 9,5 km de distancia; aunque si llevas vigor suficiente es altamente recomendable optar por el también el opcional ascenso al Bisaurín (2667 m), una de las cumbres más espectaculares de esta zona pirenaica.

Refugio de Lizara

Refugio de Lizara

Ibón de Estanés / Foto: Javier García

Ibón de Estanés / Foto: Javier García

Lizara – Aysa

Y para cerrar tenemos esta magnífica etapa que cruza la Sierra de Aísa; atraviesa también el majestuoso Valle de los Sarrios y el ibón de Estanés, así como algunos de los lagos más bellos del trayecto; hermosas caminatas delineando entre cordilleras y frondosos bosques como el de las Hayas. Te llevará poco más de 6 horas y 17,4 km, es una estupenda forma de poner broche de oro a esta aventura senderista imprescindible de los Pirineos.

LEE TAMBIÉN: