domingo, julio 24, 2022
InicioMaterialMontañaMaterial de reparación en montaña

Material de reparación en montaña

Además del material imprescindible para realizar actividades de montaña, existen unos accesorios que no deben faltar en cualquier salida. Debes saber que estos accesorios además de su utilidad tienen en conjunto un peso bastante ligero. Por ello, no será problema incluirlos dentro del material de reparación en montaña.

Material de reparación en montaña

Algunos de los materiales que se deben considerar dentro de este grupo destinado a hacer reparaciones de emergencia en las actividades de montaña, son los siguientes:

  • Una navaja multiuso o una herramienta multiuso, la cual debe incluir un punzón.
  • Unas bridas de tamaños diferentes.
  • Unos imperdibles también de tamaños distintos.
  • Pegamento de secado rápido y que funcione para cualquier tipo de material.
  • La cinta americana.
  • Un cordino de 2 milímetros y de aproximadamente 2 o 3 metros de largo.

Reparaciones de emergencia frecuentes en la montaña

Las reparaciones de emergencia en la montaña que con mayor frecuencia se deben hacer durante el desarrollo de las actividades son:

Rotura de cremalleras o cintas de la mochila

Puede que se rompa una de las tantas cremalleras que actualmente traen las mochilas y esto puede ocasionar que todo lo que llevas dentro se pueda salir. También las mochilas tienen incorporadas múltiples cintas que son importantes y que se tienen que reparar rápidamente si llegan a romperse.

En estos casos se utiliza la herramienta multiuso, que debe tener incluido un punzón, y con él se abre un pequeño agujero que permita pasar por él las bridas más finas. De este modo, por medio de un simple orificio en cada lado se logra cerrar la brida.

Así, se puede conseguir que la mochila se mantenga cerrada. También puedes utilizar un imperdibles sin necesidad de utilizar el punzón. El imperdible te va a ayudar a cerrar, aunque con una resistencia menor que la de la brida, pero es una opción rápida.

Rotura de asas de la mochila

De igual manera, también se puede romper la hebilla de un asa de la mochila. Estos accesorios generalmente van cerrados con cosidos. Para repararla podemos hacer un nudo, el cual se une luego por medio de una brida grande. De esta forma, se puede obtener la distancia más conveniente para poder mantener el equilibrio en la mochila.

Para resolver este tipo de situaciones, también es de mucha utilidad llevar siempre unos 2 o 3 metros de cordino de 2 milímetros. Este material se usa cuando los lugares de la rotura están muy separados entre sí. Por lo tanto, es recomendable emplear el cordino con el fin de acortar esas longitudes y siempre será mejor usar solamente dos bridas que hacer una cadena de cinco o seis bridas. Es decir, a través del empleo del cordino y manejando muy bien los nudos, es posible el ahorro de una cantidad considerable de material.

Suela del calzado desprendida

El calzado de montaña debe ser revisado antes de salir, sin embargo, en caso de un desprendimiento o rotura grande de la suela se emplea como solución la cinta americana, ya que por el tamaño de la superficie es imposible poder hacer un buen pegado.

En este caso la cinta americana pasa a funcionar como una cinta tipo aislante, pero con mucha mayor resistencia porque gracias a su configuración no se va a desgarrar y con el pie dentro se envuelve hasta que se obtenga una suela realmente muy lisa.

Hay que tener en cuenta que esta solución no va a reparar nada, pero podrás llegar a tu casa sin haberte causado un daño considerable en el pie.

Laterales del calzado abiertos

Otra situación que se puede presentar es que el calzado de montaña comience a abrirse por los laterales. Este problema se debe generalmente a que el calzado se moja y luego se seca con cierta frecuencia. Este caso es un síntoma de que la suela se va a caer. Si nos encontramos en un lugar no accesible y queremos resolver este problema podremos usar el pegamento de secado rápido.

El pegamento se va colocando en aquellas zonas donde el calzado ha comenzado a abrirse y se debe mantener apretado unos cuantos segundos hasta que seque. Lógicamente, un zapato reparado no se puede utilizar más para salir a la montaña, pero si nos permitirá llegar de manera más o menos cómoda al final de la excursión.

Otros usos de la cinta americana

La cinta americana es un material de reparación que siempre debes llevar a tus actividades de montaña, puesto que tiene múltiples usos. Es de mucha utilidad en la reparación y conservación de las características en las prendas impermeables.

Puede ser empleada para reparar un pantalón impermeable utilizando un trozo de cinta americana en un área que se ha enganchado y roto. También es útil en las tiendas de campaña, en esterillas, en la propia mochila o en una chaqueta.

Además de lo anterior la cinta americana es de gran ayuda para arreglar o para reparar las herramientas duras como pueden ser los bastones, los piolets o los crampones.

Conclusión

Ahora ya sabes que existe un material de reparación de montaña, útil para esas situaciones de emergencia que se presentan, con la mochila, el calzado o el equipo básico necesario para realizar la actividad. El mismo debe ser siempre considerado indispensable para el desarrollo de las actividades en la montaña.

FUENTES: Seguridad Y Rescate / Made in Mountain

- Advertisment -

Más popular