¿Has notado que con el paso del tiempo y lavada tras lavada tus prendas de outdoor van perdiendo sus cualidades? Te das cuenta, por ejemplo, de que tu ropa impermeable ya no lo es, y piensas que ya es hora de tirarla a la basura, lo que hace que cada año te gastes buenos dineros. Pero, si sigues algunos consejos prácticos y dedicas un poco de tiempo en el cuidado de la ropa y equipo de montaña, te darás cuenta de que estos artículos no solo pueden durar mucho tiempo, sino que, además, puedes ahorrar mucho dinero.

La ropa y equipo de montaña han sido concebidos, originalmente, para soportar climas extremos y tratos fuertes, sin embargo, el cuidado incorrecto te hará pensar que en realidad no están cumpliendo la función para la cual fueron diseñadas. 

¿En el cuidado de la ropa y equipo de montaña, puedo lavar de manera normal?

Aunque no lo creas, sin duda alguna, algunas de las preguntas que más se hacen los deportistas como tú a la hora de comprar este tipo de prendas y artículos, es: ¿Puedo lavar esto como lo hago con toda mi ropa? ¿Con qué producto? ¿Cómo lo hago? Sin embargo, las respuestas a estos interrogantes las tienes frente a ti, sólo que no te has tomado el tiempo de leer la etiqueta que trae cada producto.

Si alguna prenda o equipo no trae la etiqueta, por regla general, lo más recomendable siempre será lavar a mano o en ciclo delicado, detergente suave y no retorcer, eso sí, algunos equipos ni necesitarás lavarlos, con una pequeña limpieza superficial bastará.

Cuidado de la ropa y equipo de montaña a la hora de lavar

Ropa de montaña 

Chaquetas de pluma y fibra: Usa un ciclo de lavado para ropa delicada, con detergente suave. Además, para este tipo de chaquetas que tienden a perder volumen, el truco es que cuando las laves, lo hagas junto a un par de pelotas de tenis, esto hará que no se compacten las fibras o plumas.

Chaqueta impermeable- transpirable: Idealmente, puedes hacer una limpieza parcial de las zonas sucias que generalmente son el cuello y puños, ya que si la lavas con regularidad puede perder el repelente exterior que la hace impermeable. No te preocupes, si está tan sucia que tienes que lavarla completamente, hazlo con la regla general (lavar a mano con detergente suave) y aplica un aerosol impermeabilizante, así quedará como nueva y cumplirá la función para la cual fue elaborada. Recuerda siempre extender la capucha y evitar a toda costa la calefacción o sol directo en el secado.

Forros polares: Estos pueden lavarse continuamente en lavadora, en ciclo para tejidos sintéticos y que no superen los 30ºc. con un detergente poco agresivo pero eficaz como los tradicionales.

Pantalones: Hazlo igual que los forros polares, excepto si son de algodón como los modelos de escalada o para caminar, en los cuales es preferible usar el programa de lavado de algodón o a mano.

Calzado: Las botas son sometidas a mucha abrasión y desgaste, pero para cuidarlas asegúrate de cepillar la suciedad, y deja que se sequen completamente. Asegúrate de guardarlas siempre muy limpias, pues el barro puede descomponer los materiales de las botas, permitiendo el ingreso del agua. Seca las plantillas al aire y aplica impermeabilizante en aerosol para protejerlas contra el agua. Para botas de cuero puedes valorar aplicar cera, pero ten en cuenta que en dicho caso perderán la cualidad de transpirables. 

Equipo de montaña 

Sacos de dormir: en el cuidado de los sacos, ten en cuenta que los de plumón conviene llevarlos a la tintorería, otra opción es lavado a mano en la bañera, por ejemplo, lo tiendes de forma horizontal, así la grasa del plumón no migrará de los pies a la cabeza. Debes disponer de tres a cuatro días en los cuales irás ahuecando las bolas que se formen con las plumas y así redistribuirlas. Trata de no lavarlos más de una vez al año. Si el plumón es sintético puedes lavarlo en lavadora. Cualquier opción para lavar tu saco de dormir es válida, tu decides si escoger el camino largo o el corto.

Tienda de campaña: No es buena idea lavarlas ni a máquina ni a mano, de estar excesivamente sucia, límpiala con una esponja grande y deja secar completamente. Te dejamos aquí un artículo en el que te ampliamos conceptos para cuidar tu tienda de campaña

Mochilas: Evita lavarlas, pero si necesitas hacerlo a toda costa por malos olores o líquidos derramados al interior, puedes sumergirla en una bañera con agua fría y dejar secar al aire.

Cuidado de la ropa y equipo de montaña cuando no se usa

Si ya le dedicaste el tiempo necesario al lavado, verás que el cuidado de la ropa y equipo de montaña es muy fácil y efectivo si sigues las instrucciones. Sin embargo, un adecuado almacenamiento, permitirá no solo que todos tus artículos de montaña perduren en el tiempo, sino que cuando te resulte un viaje y tengas que salir rápidamente de casa, puedas hacerlo con la tranquilidad de que todo estará en perfectas condiciones.

Almacena tu ropa y equipo de montaña en un lugar fresco, libre de humedad, sin exposición a la luz directa y sin comprimir, idealmente.

Las prendas impermeables- transpirables y las de fibra y pluma, mejor guárdalas en sacos de almacenamiento más voluminosos, así las prendas reciben mayor ventilación.

Guardar la ropa limpia y seca.

• No pliegues siempre por los mismos lugares, ya que, si lo haces así, el deterioro prematuro en estas zonas será inevitable.

Por último, nunca está demás recordarte tener especial cuidado en todo momento de cerrar bien las cremalleras, no sobrecargar las mochilas y tener cuidado con objetos afilados que puedan rasgar las telas.